Momentos Favoritos del Cine: La familia reunida para celebrar a “El Padrino”

Una cinta perfecta en todo el sentido cinematográfico, Ford Coppola repite la maestría de solo un par de años atrás para traernos el alcance a la cúspide de Michael Corleone, el accidentado heredero e hijo más fiel a las ideologías del padre, las cuales distorsionará en esa odisea hasta terminar traicionando con sangre al propio legado de su familia y al del mismo padre.

pdvd_273

The Godfather Part 2 es una pieza monstruosamente cruda, digna de estudio en cuanto a la crueldad humana y a las situaciones extremas con las que esta se forja. La transformación del personaje de Michael (Un inmenso e inmejorable Al Pacino) es una catedra de narrativa por parte de la adaptación del mismo Puzo y la dirección de Coppola, que embona en cada capítulo, frase y elemento que conllevan esta especie de arribo de poder y caída emocional – espiritual del más grande capo de la mafia del cine ¿Pero todo es maldad y crueldad? ¿La frialdad de los actos de Michael son justificados frente a una guerra declarada dentro de estas redes criminales? ¿O estamos hablando de uno de los villanos más antológicos del séptimo arte con una calidad humana deplorable? Las respuestas se dan de la manera más magnífica posible, al comulgar el presente y el pasado, las acciones del hijo junto a los orígenes y enseñanzas del padre en dos planos temporales que incluso podrían funcionar como dos cintas independientes, pero que la magia de Coppola los convierte en un pedazo de obra maestra.

Al final, la decisión y juicio serán de cada espectador.

godfather-2

Seguimos celebrando el mes del padre en Cinescopia, así que su servidor ha decidido tomar la que consideró la secuencia más compleja y completa dentro de este término paternal que la trilogía de El Padrino arrojó. No es ninguna de las variadas escenas padre – hijo del primer capítulo (Brando y Pacino en su mejor momento), tampoco aquellos en los que un joven Vito contempla el nace y crecer de sus hijos (Un Robert DeNiro igual de majestuoso en el papel), sino una cena de cumpleaños familiar donde toda la descendencia se encuentra esperando al padre, al capo, al padrino, el cual su suficiente “nombre” es capaz, para los fines de la escena, de proyectar una figura poderosa donde el cuadro dramático se forja y la situación conversacional da a lugar: el hijo menor, el heredero accidental, el “buen” e “inocente” Mike, enfrenta las ideologías de su familia para unirse al ejército y apoyar a su país, suceso que incomoda durante  una plática de mesa a sus hermanos previa a la llegada de la cabeza de familia, y que crea una de las mejores escenas que ha dado el cine, con actuaciones tan poderosas como naturales que son un común denominador en todo el film (James Caan, Robert Duvall, John Cazale, Talia Shire incluidos), el futuro de Mike es incierto y “The Godfather” es recibido por un pastel sorpresa ¡Maravilloso!

El montaje termina con el último recuerdo en el film de hijo sobre el amor de su padre. La expiación ya no parece suficiente para lo hecho por Michael Corleone. No hay redención que le espere, él ha traicionado a su familia, él ha traicionado a su sangre, él ha traicionado a su padre, un soberbio final para una de las más grandes, brutales y perfectas piezas del cine

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*