Recomendaciones para escapar de la Cartelera: Películas con La Muerte

En una edición de las Recomendaciones para Escapar de la Cartelera, te traemos una exquisita selección de Películas protagonizadas por La Muerte, para celebrar una de las festividades más peculiares y con mayor folclor de Latinoamérica y en específico de México: El Día de Muertos

Les invitamos no solo a comentar su selección alrededor de este tema, sino a sugerir alguno para las siguientes entregas.

 

La muerte enamorada (Ernesto Cortazar, 1951)

Por Flaco Cachubi

La señorita Muerte (Miroslava Stern), como es llamada por el vendedor de seguros Rivas (Fernando Fernández), visita al susodicho una vez que éste ha cumplido el tiempo de vida que le correspondía, dándole un plazo de días para arreglar sus asuntos, tiempo en el cual ella permanecerá en el mundo hospedada con la familia del futuro difunto. Con algunas diferencias, sobre todo, relacionadas con el contexto geográfico y socio-cultural y la comicidad propia del cine nacional de la época, se trata de la misma premisa de Meet Joe Black. En la piel (blanca, muy blanca) de la actriz checoslovaca, se nos presenta a una muerte ataviada elegantemente con mascada, sombrero y vestido entallado. Sin realizar una actuación memorable, la apariencia fría  y el rostro inexpresivo de Miroslava favorece al personaje, aunado a una hermosura  indiscutible que convierte a la ojiverde en la encarnación más bella de la muerte en el cine aunque se enojen las fans de Brad Pitt.

 

The Seventh Seal (Ingmar Bergman, 1957)

Por El Cine Actuario

En el tema de “La Muerte” cada persona tiene una visión distinta, se habla mucho de prepararse para ella, pero de lo que se habla poco es que de la manera en como percibimos al “Fin de la Vida” es la forma en que planteamos, construimos y anhelamos El sentido de nuestra existencia y que de cierta manera  el significado que le damos a la Muerte define nuestra personalidad. Bergman desentraña este mensaje en una historia onírica y metafísica de una partida de ajedrez entre un caballero y la parca. Con una fotografía bella que combina la oscuridad con lo fantástico y la actuación destacable de Bengt Ekerot cómo “La Huesuda”; El Séptimo Sello es una obra maestra atemporal qué demuestra que al final no importa lo que hagas, lo que seas o lo qué pienses de la muerte, está aprovechará tu percepción y todos terminaremos bailando con la más fea y flaca de la fiesta llamada vida

 

Macario (Roberto Gavaldón, 1960)

Por El Fett

Nuestra celebración y veneración fílmica hacia la figura que nos define como cultura: la muerte. En la conversión surreal y espiritual de Macario convergen todas las creencias populares y simbologías de nuestra raza, dirigidas con soltura por un Gavaldón que sitúa al ángel de la muerte como un ser tan complejo para el adulto como simplista y didáctico para un niño. La fábula del Día de Muertos, festividad que antes lo ojos del mundo comunica nuestra esencia, es enriquecida por la obra visual más grande del otro héroe fílmico nacional, un Gabriel Figueroa inmerso en la metáfora de la muerte, nuestra eterna cómplice. La libre interpretación rodea a un relato que para algunos pudiera ser trágico, mientras que para otros simplemente representa la redención misma.

 

Meet Joe Black (Martin Brest, 1998)

Por El Cine Actuario

Aunque está cinta tiene el pecado de durar más de la cuenta y ser demasiado cursi al mostrar una Muerte versión enamorada, es la actuación de Brad Pitt lo que dota del carisma al personaje y nos entrega la versión de “La Parca” más amistosa, una cinta que como mensaje de amor paternal y filial funciona mejor que en su enfoque tipo “chick flick” que por momentos llega a tener. Aunque muy irregular, se ha sabido mantener en la mente de los millennials gracias a su “original” premisa sobre cómo la muerte toma prestado el cuerpo de este Pitt para ir tras el alma de un siempre correcto Anthony Hopkins. Así también destaca la presencia de Claire Forlani, uno de los crush noventeros por excelencia

 

Dogma (Kevin Smith, 1999)

Por El Fett

Damon – Affleck – Smith: los primeros dos verían su primer y principal trampolín en la actuación de parte de un cineasta – escritor caracterizado por la comedia juvenil y satírica sobre referencias espirituales, juveniles y culturales. Damon ya había participado antes de la fama bajo las órdenes de Smith en Chasing Amy, sin embargo fue hasta esta aventura espiritual en donde Matt y su amigo Ben se encuentran como peces en el agua, relajados, siendo ellos mismos e interpretando a dos ángeles expulsados del cielo que encuentran un hueco ideológico en un dogma de fe, mismo que les puede beneficiar para volver a donde pertenecen, asqueados ya de la mundana y simplona humanidad. Divertidísima, la vena cómica de Damon (aquí interpretando al ángel de la muerte) era nata y la escena del camión es hilarante.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 Comment

  • Chale, la verdad me decepcionó un poco la ausencia de Las tres luces de Fritz Lang, que de alguna u otra manera terminaría inspirando a The Seventh seal. Por cierto, está última y Macario eran forzosas en esta lista

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*