Spider-Man: De la Peor a la Mejor Película

Spider-Man es el superhéroe mas desaprovechado de la historia del cine. Es increíble como teniendo un personaje que tiende más a ser “underdog” por las condiciones adversas de su ambiente con las que tiene que lidiar, que con su historia más cercana a la cotidianidad (que a diferencia de un “Gary Stu” como Superman le permite empatizar con el público), que con una premisa tan fuerte como el sacrificio de los sueños por el deber de hacer lo correcto (un gran poder conllevar una gran responsabilidad), solo hayas podido sacar 3 películas buenas, lo cual te habla de una necesidad (y necedad) mercadológica de en un principio Sony y después Marvel, para sacar dinero del personaje simplemente por el mero factor nostálgico y cariño del público, sin ni siquiera conocer su esencia.

Añadan que los fans en lugar de pedir que exploten mejor una narrativa con demasiado potencial por los argumentos expuestos, piden que en una misma película salgan los tres Spideys que han existido en la historia del cine (del cual solo uno tiene ese nivel icónico y los otros dos son olvidables), quedando aun más desaprovechado lo que podría ser sin problemas una franquicia icónica del cine.

“Nuestro buen amigo y vecino” es un recuerdo de que muchas veces las mismas compañías que trabajan de una manera pseudo-corporativa pocas veces saben el potencial narrativo que tienen en un personaje, y que mientras la maquina de dinero siga girando, tendremos productos cada vez más mediocres, que solo serán impulsados por “fan service” (que podría ser el caso de Spiderman: No Way Home)

Aprovechando el momento recapitulamos las 10 películas del mundo arácnido de la peor a la mejor.

 

8 – The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro (Marc Webb, 2014)

Ya de por si la primera parte tenía un desorden en su dirección (Marc Webb demostraba que lo suyo eran las comedias románticas y no la acción), y añadan que a lo largo de la historia tenemos cuatro arcos mal desarrollados que terminan tropezándose uno sobre el otro (El origen de los Padres de Peter, Electro, el Duende Verde y el romance de telenovela entre Peter y Gwen) creando situaciones demasiado ridículas incluso para ser una cinta de superhéroes, junto con personajes mal elaborados. Lo más rescatable terminan siendo los actores (mas por su carisma), que terminan por hacer que el daño de esta película a la franquicia sea mucho menor (aunque de aquí ya no hubo otra para Garfield ¿hasta ahora?)

 

7 – The Amazing Spiderman (Marc Webb, 2012)

La historia tiene ideas interesantes que desarrolla a medias, pero con un resultado pasable; las motivaciones del villano están justificables, la dinámica de Gwen y Peter se siente más fresca (siendo la primera más activa en la historia y menos “damisela en peligro” como Mary Jane), pero el problema es que Webb termina por volver una historia pasable en algo completamente mediocre con un estilo visual y de ritmo torpe, siendo un producto más que olvidable.  La mayor ventaja es que no tiene tantos arcos como su secuela, por lo que los daños son menores, y que los actores terminan salvando un poco este auto en llamas. Como Spiderman, Garfield hace una actuación rescatable considerando lo mal escrito que esta esté Peter Parker.

 

6 – Spider-Man 3 (Sam Raimi, 2007)

El mayor problema de esta cinta fue querer meter tres villanos a la vez en una misma historia, terminando por crear una telaraña donde cada arco termina tropezándose. Añádanle que en escritura terminó por matar el desarrollo que habían alcanzado sus personajes y que abusó demasiado de la comedia y el absurdo haciendo shockeante e inconexo con el melodrama de las situaciones. Visualmente tampoco fue un gran logro, especialmente por la plasta de CGI esa que apodaron Venom. Irónicamente quien hizo icónico a Spider-Man en el mundo del cine terminó por cavar su misma tumba ¡Pero hey! Al menos nos regaló en este último capítulo un buen legado de memes.

 

5 – Spider-Man: Far From Home (Jon Watts, 2019)

El mayor problema de este Spiderman es la forma excesiva con la cual depende de otro personaje, queja completamente valida por parte de los fans y que termina por ahogar el desarrollo de Peter. Entendemos que en la parte uno era un chamaco, pero por lo menos se espera algo de crecimiento con la muerte del “Hombre de Hojalata”, la cual no existe. El factor que termina por rescatar a la cinta es el villano de Gyllenhall, que aunque al igual que el protagonista se cuelgue de los huevos de Iron Man, y sea menos desarrollado que el de la primera, el ingenio del personaje, así como la interpretación le termina alcanzado para ser más pasable. En la dirección Watts es mediocre, pero al menos entiende sus limitaciones y no entorpece la cinta como Webb.

 

4 – Spiderman: Homecoming (Jon Watts, 2017)

Tiene varias ideas frescas: el no mostrar por enésima vez la muerte del Tío Ben ayuda mucho, así como el tono absurdo de Marvel que encaja con un Parker inmaduro y por supuesto con las características físicas de esta versión. Quizás lo mejor y que le añade un plus a la cinta de ser una mediocridad es el villano “Vulture” con un excelente contexto, bien escrito y sobre todo con la excelsa interpretación de Michael Keaton (me atrevería a decir que es uno de los mejores del UCM), junto con ese “plot twist” inesperado que hacen que la película sea pasable. Eso sí, los nuevos personajes como MJ, Liz y Ned junto con la dirección tibia de Watts ayudan muy poco. La interpretación de Holland está bien, un poco limitado por la estupidez de su personaje.

 

3 – Spider-Man (Sam Raimi, 2002)

Las primeras Spiderman son geniales principalmente por que entendieron la esencia del superhéroe el cual por sus condiciones adversas tenía una calidad más de “underdog” que de “Gary Stu”, lo cual le ayudaba a empatizar más con el público. Combinando esto con una película más cerca de un “coming age” se logró algo sumamente redondo. El estilo de Raimi (en lo visual) aportó uno de los traslados más eficientes del comic al cine. El cast también ayudó, teniendo como figura a un actor de elevada categoría como Dafoe, quien dio a uno de los villanos más icónicos del género de acción. Y por supuesto el “Tio Ben” en esta versión fue el personaje secundario más importante y pilar para el desarrollo del personaje. Tobey sin lugar a duda es el mejor Spiderman y Parker, especialmente porque tiene una buena escritura.

 

2 – Spiderman: Into the Spider-Verse (Bob Persichetti, Peter Ramsey, Rodney Rothman, 2018)

Una película sumamente redonda que aprovechó perfectamente el concepto del multiverso convirtiéndola en parte de la narrativa y no en una excusa para hacer un “reset” cada vez que algo no funcionaba. Cada personaje quedó bien desarrollado a pesar de ser una versión derivativa del otro, y tuvo quizás a uno de los mejores Fisk, apoyado principalmente el estilo de animación multifacético que contribuye a la narrativa visual.  Mención aparte es que los directores plasman de una manera audaz los tópicos clásicos de los personajes, especialmente con la perdida de los seres queridos, vital para la madurez de los Parkers. Into the Spider-Verse sin ambicionar tanto quizás se volvió la pieza más esencial de este subgénero gastado.

 

1 – Spider-Man 2 (Sam Raimi, 2004)

No solamente es la mejor película del arácnido, sino una de las mejores del subgénero principalmente porque volvió a ejecutar lo mismo que la primera pero de una mejor manera, dándole más contexto y madurez a los personajes y sus relaciones. Aprovechando la fusión con el “coming age”, Spidey es un héroe más cercano al pueblo, con una premisa excelente acerca de la responsabilidad y del sacrificio de los sueños. Por otro lado estamos ante uno de los mejores villanos de la franquicia y del cine, el Dr. Octopus, quien a diferencia del “Duende” se hizo de un contexto “más natural y menos cliché”, mucho más centrado en la obsesión de sus metas que en una locura psicológica, acompañado de una excelente interpretación de Molina.

Raimi llegó a la cúspide de su carrera y fundó lo que fue las primeras piedras de un subgénero (incluso a nivel visual con esa adaptación hábil del lenguaje del comic al cinematográfico) que se cansó de repetirse a la enésima utilizando las mismas herramientas que Spider-Man 2 , pero con resultados completamente alejados de lo que consiguió el arácnido. Las telarañas aquí eran naturales y no venían de unos cartuchos plásticos, quizás esa era la diferencia

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Cine Actuario   @maxpower_ar?s=09   facebook.com/dvclocblog

Actuario/Economista, Amante del Cine, Devoto de Dios, Intuitivo, Curioso, Rockero de corazón, Fanático de los Libros y del deporte de las tacleadas, quesero, colchonero, diablo rojo. "Las estadísticas son la forma en que las matemáticas cuentan las historias" "El arte es una ciencia y el trabajo del critico al igual que el del investigador es exponer sus axiomas y teoremas al mundo" "Estar de acuerdo, en no estar en desacuerdo es saludable"


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*