Tin Tan: Una Entrevista Imaginaria

Queridos lectores de Cinescopia, con motivo del 44 aniversario luctuoso de Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo, mejor conocido como Tin Tan, les presentamos una entrevista imaginaria con quien, para muchos es el mejor cómico mexicano de todos los tiempos, nuestro querido pachuco de oro.

Para hacer posible este fantasioso ejercicio, los invito a que den rienda suelta a su imaginación. El escenario es el desaparecido centro nocturno conocido desde los años treinta como “El Patio” en el que tantas noches Tin Tan y su carnal Marcelo triunfaron arrancando las carcajadas del público.

Tin Tan ya nos espera sentado en la mesa más cercana a la pista. Llama con un silbido a la mesera. Le pide que se acerque para decirle algo al oído y con la picardía que lo caracteriza le roba un beso. Ella sonrojada le pide que cierre los ojos, él gustoso acepta y… ¡Zaz! Recibe una tremenda bofetada que le voltea los ojos al revés.

TIN TAN: ¡Así me gustan! Ha de hacer el amor como las mulas ¡A patadas!

FLACO CACHUBI: Eso le pasa por andar de besucón. No por nada es el actor que ha besado a más actrices en el cine mexicano.

TT: ¡No soy besucón carnalito! Lo que pasa es que estoy trompudo y se me desparrama el hocico. Yo qué culpa tengo de que se me atraviese tanta chamaca de esas que están como Querétaro las pirinolas. Nomás hay que tener cuidado, porque mira valedor, el amor de las mujeres es como el del alacrán, cuando ven un hombre pobre… ¡Paran la cola y se van!

FC: ¿Usted siempre ha sido tan ocurrente?

TT: Pues dicen mis nueve brothers que silabario. Que de mi mamá heredé lo chistoso y simpaticón.

FC: Durante su carrera ha trabajado en cabaret, radio, cine y televisión ¿Qué es lo que más disfruta hacer?

TT: All my dear friend. De tocho morocho pero que haga reír y deje marmaja, dinero, morralla, money ¿You know? Me gusta la buena vida, los cadillacs último modelo, las pulseras de orégano, de oro puro pues. Y cuando no estoy filmando una película, disfruto irme con mi familia al majestuoso puerto de Acapulco a navegar en mi yate Tintavento.

FC: De no ser actor ¿Qué otra profesión le hubiera gustado tener?

TT: Pues seguro seguiría siendo locutor de radio y me la pasaría imitando a Jorge Negrete y al flaco entelerido Agustín Lara. Viera el exitazo que tenía mi programa. Un titipuchal de gente me esperaba todos los días afuera de la estación XEW para saludarme. Eso carnalito, eso es felicidad. Y a pesar de tener los patines chuecos me hubiera gustado ser futbolista.

FC: ¿Cree qué hubiera podido ser profesional?

TT: Me canso ganso dijo un zancudo cuando volar no pudo, ya me vi como lateral izquierdo del Necaxa y…-  el actor interrumpe la frase y mira alocado a la fotógrafa de Cinescopia – ¡Oh la lá! ¿Pero cómo no había visto a ésta reina? ¡Que re chulos ojos tiene! ¡Y además son dos! Permítame ponerme a sus pies y darle un beso. Es una vieja costumbre francesa, je, je.

FC: ¿Pero no es usted mexicano?

TT: ¡Simón! Clarín de órdenes. Soy de la capital, aunque luego digan que soy de Chihuahua. Por allá andaba en los años veinte, cuando a mi papá que trabajaba en aduanas lo mandaron a Ciudad Juárez, la meritita frontera con los United States. Ahí aprendí a parlar inglés y me hice amigo de unos carnavales muy chéveres, los pachucos. De ellos imité años después, la forma de vestir para mis presentaciones. Me ponía un tacuche de solapas anchas, pantalones con valenciana entubada, zapatos bicolores y sombrero con pluma de pavo real. Ni sombra me hacía el tal Robert Mitchum.

FC: ¿Alguna vez consideró aprovechar su fama para entrar a la política?

TT: ¡Naranjas agrias! ¡Never de limón! Nunca de los nuncas. Yo a los políticos les embadurno con miel la panza y luego les aviento un oso para que los lamba. Además acuérdese que en El rey del barrio, era yo un ratero tan malo que no era capaz de robarme ni un pañuelo.

FC: En las películas siempre lo vemos muy alegre ¿Qué entristece a Tin Tan?

TT: Me ponen triste las injusticias. Pero lo que más me revienta el buche son las guerras. No me gusta el despaparramiento de sangre. Yo solo he ido a la guerra de Corea.

FC: ¿No que está en contra de las guerras?

TT: ¡Por eso carnalito! “La guerra de Corea”, es el nombre de un bar en donde se la pasa uno bien suavena. Sirven unas cerbatanas bien helodias. Pero yo no sé para qué tanto pleito. Si el mundo está muy ancho, está muy amplio, cabemos todos. No es como en la luna que cuando está en cuarto menguante están todos apretados.

Los acordes de un swing interpretados por la orquesta de Luis Arcaraz interrumpen la entrevista y, Tin Tan como si tuviera un resorte en los pies salta hasta el escenario. El genial cómico se luce con sus mejores pasos y canta con estilo inigualable. Al terminar, la gente se levanta de su asiento y le dedica una carretada de aplausos. Tin Tan regresa a la mesa, pide una copa de champagne y brinda con nosotros.

TT: ¡Ah qué fino mezcalito! Hasta tiene burbujitas. Ha de ser de Tepatitlán – levantando su copa hace un brindis- Vino puro mata un burro, Tábaro Lázaro Reyes ¡El agua para los bueyes que tienen el cuero duro! ¡Salustianita!

FC: Hablando de su forma de cantar y bailar. Varias bandas coinciden en decir que es usted un pionero del rock mexicano ¿Qué opina al respecto?

TT: Bueno, los muchachos me dicen Tin Tan porque en mí todo es música. Y no sé si sea el inventor de algo, yo nomás sé que me gustan el swing, el mambo, el cha cha chá y los boleros románticos con los que conquisto a mis trompudas. Además me encantan el Tiru lirulín y el tralalalalá.

FC: ¿Qué mensaje le envía a los fanáticos que tanto disfrutan sus películas?

TT: Que sigan riéndose mucho. La risa es la alegría de la vida. Busquen nomás lo más vital, nomás lo que han de precisar. Nunca del trabajo hay que abusar.

FC: Don Germán, gracias por concedernos la entrevista.

TT: ¿Tons qué? Vamos a comer pancita con Los Agachados ¿No?

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


1 comentario

  • Yo no me rindo a la fama de Tintan.
    La verdad creo que hay un “feeling” romántico con ciertas figuras pasadas.

    No me mal intérpretes: era un gran actor y figura.

    Excelente entrevista.
    Hasta me hubiera gustado se prolongara un poco más…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*