Top 10 Las mejores películas de Tin Tan (1/2)

Mis queridos lectores permítanme decirles que conformar un Top con las diez mejores películas de Germán Valdés Tin Tan no fue una tarea fácil, dado que el pachuco de oro goza de una filmografía extensa que abarca poco más de tres décadas, siendo los años cincuenta bajo la dirección de Gilberto Martínez Solares, el periodo más exitoso.

Cierto es que, la sobreexplotación del actor lo obligó a filmar un sin fin de títulos indignos de su categoría, co-protagonizando con nombres que no estaban a su altura y en el peor de los casos en papeles de relleno; sin embargo, y pese a todo, ni siquiera las desventuras fílmicas realizadas en el ocaso de su carrera, consiguieron bajar a Tin Tan del pedestal en que los fanáticos incondicionales lo situaron, considerándolo el mejor cómico del cine nacional (con perdón para los amantes de Mario Moreno Cantinflas y de su “finísima” familia).

Elegir 10 películas siempre será motivo de controversia, rara vez se le da gusto a todo el mundo. Más en casos como éste al tratarse de una figura tan polifacética; habrá quien guste de sus ingeniosos gags, otros preferirán el humor físico, escucharlo cantar, verlo bailar, improvisar, parodiar  o todo al mismo tiempo, sirva éste último criterio para que su humilde servilleta rankeara las siguientes cintas entre las 10 mejores.

10. Músico, Poeta y Loco (1947)

La única película de éste conteo no dirigida por Gilberto Martínez Solares, sino por su homólogo Humberto Gómez Landero da cuenta de la quinta peripecia fílmica de Tin Tan en plan estelar.

Comedia de enredos en donde el pachuco secundado por su carnal Marcelo, se hace pasar por maestro de música de una escuela de señoritas ¡De muy buen ver!   

En Músico, Poeta y Loco, Gómez Landero por primera ocasión explota la versatilidad del único comediante capaz de sacar adelante una cinta de trama casi nula conformada por algunos sketches extraídos del centro nocturno y varios numeros musicales. Tin Tan habla spanglish, desconcierta al tiempo que, encanta deformando el idioma y con habilidad lanza un par de chistes picarescos cuyo doble sentido es claro, pero casi impercetible para el espectador no familiarizado con el lenguaje del albur.

Tin Tan canta en broma y en serio, imparte una clase suigeneris de ritmos musicales a un grupo de estudiantes a quienes, previamente cortó las faldas dejando al descubierto un piernon loco, gestándose así, el primer esbozo del erotismo y atrevimiento que prevalecería en las siguientes producciones protagonizadas por el actor. Lo acompañan la legendaria orquesta de Luis Arcaraz y un séquito de buenonas alumnas encabezadas por Meche Barba.

9. El bello durmiente (1952)

Mucho años antes de que el ex-beatle Ringo Starr sobreviviera a los peligros del mundo prehistórico en El cavernícola, Tin Tan en el papel de Triquitrán ya bailaba mambo con Lilia Del Valle, sabroso cavermango  a quien el trompudo cuando, ya se le cocían las habas, prometía caverna moderna con tocadiscos, radio y también televisión.

Alocada comedia situada en escenario selvático, cuya mayor gracia consiste en la proliferación de anacronismos, sello inconfundible del humor tintanesco y onamatopeyas. La ridículas caracterizaciones, vestuario, decorados y dinosaurios de goma embonan a la perfección para hacer de El bello durmiente un disparate de lo más entretenido. Pero sin duda, lo más destacado es el trabajo actoral de Tin Tan. El gag exagerado funciona gracias a una habilidad con la que muy pocos actores cuentan, me refiero al arte de la gesticulación en el que Tin Tan es maestro haciendo de los ojos, la nariz, la boca y cada músculo de la cara su principal herramienta.

Marcelo Chávez, René Ruiz Tun Tun, Wolf Rubinskis y  otros  ídolos de la lucha libre completan el reparto de ésta obra antediluviana no apta para feminazis “Mejor no buscarle ruido al chicharrón”.

8. El Vizconde de Montecristo (1954)

Alejandro Dumas nunca imaginó que la tragedia de Edmundo Dantés relatada en su obra El conde de Montecristo inspirara una de las películas más graciosas de nuestro pachucote. Verá usted querido lector, el marino francés es ahora Inocencio Dantés, un humilde empleado de banco quien, por andar de buen samaritano es enviado injustamente al fresco bote a petición expresa del banquero, padre a su vez de la joven que lo hace suspirar. Tras las rejas conoce a Don Facundo Farías, un viejo que lo ayuda a escapar y de paso le da la ubicación de un botín para hacerse rico y fraguar su venganza.

Tin Tan canta Contigo a la distancia a la reina de belleza Ana Bertha Lepe. Musical más logrado – dicho sea con todo respeto- que esa rareza vista en La forma del agua. Pero lo mero bueno y la razón por la que inscribo ésta peli en el Top 10 es el duelo de actuaciones entre Tin Tan y el histrión Andrés Soler, una dupla fuera de serie. Aproximadamente 20 minutos compartiendo la pantalla son suficientes para que la disparidad de personalidades eleve la comicidad al punto más alto. Haga de cuenta querido lector que el pachuco y Don Andrés son como el Ying y el Yang de la comedia ¡Qué mené!

7. ¡Ay amor … Cómo me has puesto! (1950)

¡Ay amor cómo me has ponido! ¡Todo flaco y entelerido! Comedia de amores y desamores basada muy libremente en el cuento de la princesa que no sabía reír. Tin Tan es un panadero enamorado de la pechocha Rebeca Iturbide, una chavala enferma de aburrimiento quien solo recupera la alegría con las ocurrencias del trompudo. En su afán por quedar bien con el papá de la muchacha, Tin Tan se mete en toda clase de líos ganándose a pulso la antipatía del susodicho. Por si fuera poco, la sirvienta Vitola piensa que está enamorado de ella.

Tin Tan da risa incluso cuando está triste ¡Quítate Martha Higareda! ¡Estás si es una comedia romántica! Situada además en una Ciudad de México verdadera que, de verla remite a la nostalgia: las empleadas domésticas saliendo por el pan en la colonia Lindavista, los juegos de futbol llanero en el Deportivo Miguel Alemán, los paseos por el Lago de Chapultepec sin puestos alrededor, etc. Argumento que pese a su simpleza divierte por el espíritu relajiento, desenfadado y poco pretencioso. El elenco lo integran la mayoría de los actores que formarían parte del universo tintanesco: Famie Kauffman “Vitola”, Marcelo Chávez, Juan García (también guionista de sus mejores cintas), René Ruiz Tún Tún y Ramón Valdés.

6. Simbad el mareado (1950)

Hombre que asegure nunca ha fantaseado casarse con una mujer bella que además lo mantenga, es porque no le gustan las mujeres, nació millonario o simplemente está mintiendo. Usted querido lector debe pensar ahora que su servidor al afirmar semejante cosa es un cínico. Pero más desvergonzado y fresco es Simbad el mareado, personaje que ocupa el sexto lugar de éste top. A diferencia de Sinbad el marino, nuestro héroe o mejor dicho antihéroe, es un vivales que sueña con ligarse a las extranjeras ricas en el puerto de Acapulco.

Los enredos de Tin Tan cambian de escenario, el cómico cuelga el traje de pachuco para transformarse en un escualido marinero interesado y flojo a quien las coplas le brotan como agua del manantial. Gilberto Martínez Solares nos regala otra obra de humor blanco pero irreverente, Tin Tan es el sinvergüenza, procaz y descarado más simpático del celuloide. Mujeres hermosas desfilan por la pantalla destacando las Dolly Sisters, un par de rubias bailarinas que están bien suavena. Tún Tún bailando con desenfreno, Tin Tan volando por los aires después de una explosión y Vitola soportando los desaires del marinero metido a modelo a la fuerza, son solo algunos de los momentos más chuscos de la entretenida película.

Un indio chamula, un héroe de capa y espada, un falso empresario, un alborotador y un ratero ocupan los 5 primeros puestos de la lista. Este TOP continuará…

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


5 comentarios

  • Ay Amor Como Me Has Puesto es tambien la que nos proporciona uno de esos momentos que amamos u odiamos un monton los mexicanos, especialmente en Monterrey, donde los camiones que reparten pan en algunas colonias lo anuncian con la cancion de El Panadero con el Pan, si, los regios la odian, pero a mi me hace recordar Monterrey con mucho cariño, incluso una vez mi familia se me quedo viendo cuando de pronto empece a acompañar a Tin Tan cuando pasaron esa pelicula ya en Guadalajara

    Responder
  • He mirado el top ten completo y no podría estar más de acuerdo, Tres Mosqueteros y 1/2 es otra de mis favoritas, no sé si pudo ser la 11, el cameo que hace en la película de Pedro Infante (También de dolor se canta) interpretandose a si mismo, me parece genial¡

    También desde mi óptica el cómico más grande del cine nacional, muy a pesar de los Cantinflasliebers…

    Abrazo y gracias por este Top Ten…

    Responder
    • Así es Alex, esa película que menciona titulada También de dolor se canta en donde Tin Tan llama a Pedro Infante “Ojitos de pescadito en vitrina” por aquello de los anteojos, es memorable. Al igual que la pequeña intervención que el cómico tuvo en la cinta Reportaje. Me voy a permitir si no le molesta, tomar prestado en lo sucesivo, el acertado adjetivo de los Cantinflasliebers, jaja. Saludos.

      Responder
  • El bello durmiente es una de las películas fetiches de mi niñez… la vi por primera vez en los años 70 cuando era una niña, y la disfruté enormemente. Ahora siendo una adulta de 55 años la sigo disfrutando como entonces e incluso más

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*