10 Datos curiosos sobre Malcolm McDowell, el pequeño Alex

Hoy es un día especial para recordar a Malcolm John Taylor, mejor conocido como Malcolm McDowell, por dos razones: la primera, el reestreno en cines de la apoteósica y atemporal A Clockwork Orange; y la segunda, solo para hacer encabritar de nuevo a la memoria de Gene Kelly, nacido un día como hoy (ya verán el porqué).

De una mirada penetrante, juguetona y hasta cierto punto escalofriante, el actor británico originado del teatro siempre mantuvo dentro y fuera de cámaras una personalidad extrovertida, que junto a sus eternas facciones adolescentes lo ayudaron a labrarse un nombre bajo la personificación de algunos de los más tétricos y polémicos personajes en el cine, criaturas diabólicas pero entrañables ajenas al pudor y la vergüenza que gracias a su habilidad interpretativa se posicionaron en la memoria y en la cultura pop incluso como carismáticos antihéroes. Por desgracia también no solo su físico le restó varias oportunidades, sino también su encasillamiento como aquel inigualable “líder drogo”, siendo quizá uno de los histriones más considerados pero también más relegados para papeles de cierta importancia tanto en su país como en la industria hollywoodense.

A pesar de la ironía, Malcolm cuenta con más de 200 créditos entre el cine y la televisión (y sin contar el teatro), manteniéndose activo desde la década de los 60’s. Considerarlo un “One Hit Wonder” sería irresponsable, pues el actor es recordado sobre todo en su natal Inglaterra por varias obras en las que trabajo incluso antes de ponerse al servicio de Kubrick.

Lamentablemente McDowell ha tenido que sobrevivir dentro del cine de acción y de otros dramas y thrillers del formato serie b o bien que pasan directo al video, con muy pocas o relevantes oportunidades en las últimas décadas (Destacando una pequeña participación en The Artist o su trabajo como voz de series animadas como Phineas y Ferb o su actuación en el serial Mozart in the Jungle). Actualmente se encuentra filmando alrededor de una decena de proyectos de este tipo, sin encontrar aún un papel, director o historia que lo rescate de su anonimato y le dé el reconocimiento merecido.

Recordamos 10 datos curiosos sobre su carrera que quizá no conocías

 

Debut con mentor

Aunque ya venía trabajando en la televisión desde 1964 y tuvo su primer trabajo en cine en Poor Cow de Ken Loach en 1967 (en el montaje final sus escenas quedaron eliminadas), McDowell tuvo su debut oficial en 1968 con If… de su mentor y amigo Lindsay Anderson, película de corte independiente y nominada al Globo de Oro que no solo se volvería de culto, sino que llamaría la atención de Stanley Kubrick para que Malcolm se quedara en definitiva con el papel de Alex. Con su mentor rodaría una película más, la igual loable y ahora considerada a la Palma de Oro en Cannes, O Lucky Man! De 1973.

La Naranja Mecánica

Apenas el cuarto papel en su carrera y Malcolm quedaría impreso eternamente como el perfecto Alex Delarge (Según la viuda de Kubrick, el director nunca tuvo dudas de su elección tras ver If…). En varios documentales y simposios, el actor siempre refiere la complicada promoción y el ataque social que sufrió tanto el film como sus inmiscuidos, incluido él. Un dato curioso es que el actor escondió su fama como Alex a sus hijos, los cuales a la postre se dieron cuenta de la existencia de dicha película y de la actuación de su padre, quedando sorprendidos. Ya dentro de la cinta cabe destacar que mal la pasó McDowell con la secuencia del cine y del tratamiento Ludovico (y con el carácter obsesivo de Kubrick), pues aunque el actor de lado fue en realidad un doctor que supervisó la escena y mantuvo sus ojos hidratados, las pinzas si llegaron a causar daños en sus ojos complicándole la vista por momentos y causándole ceguera temporal.

Relación con Stanley Kubrick

McDowell de inmediato creó una química extraordinaria tanto dentro como fuera de cámaras con Kubrick, este último incluso jugándole pesadas bromas como la inclusión sorpresiva Basil en el guion al enterarse de que Malcolm le tenía pavor a las serpientes. Una triste historia fue lo que pasó después de terminado el rodaje, pues McDowell pensó que había entablado una relación perdurable con el director, el cual nunca más volvió a considerarlo o incluso responder sus llamadas. Malcolm quedó deshecho, pues refiere que en su momento veía a Stanley más que como un tutor, guía y/o director, sino como un amigo.

Para su consuelo, se dice que el actor fue el principal considerado para interpretar a Napoleon, el proyecto que Kubrick nunca llegó a concretar.

Singin in the Rain

Malcolm puede considerarse afortunado al ser uno de los pocos actores a los que Kubrick dio libertad interpretativa. El director llevaba 4 días dándole vueltas creativas a la secuencia de la violación hasta que resolvió decirle al actor que bailara, pero Malcolm no solo hizo eso, sino que en la primera rodada de este nuevo experimento cantó “Singin in the Rain”. Kubrick quedó tan maravillado que inmediatamente compró los derechos de la canción por diez mil dólares.

Gene Kelly

Años más tarde McDowell se encontraría con Gene Kelly en una fiesta. Al acercarse a saludarlo, Kelly le dio la espalda y se retiró, disgustado públicamente por el uso que le habían dado a su interpretación.

Papeles más recordados

Además de su etapa con su tutor ya mencionada donde sus dos cintas son consideradas de culto en Inglaterra, McDowell es recordado por su actuación en la más polémica y muy cuestionable Calígula, donde interpretó nada más y nada menos que al enfermo emperador romano. Así mismo en 1971 también regaló un muy buen desempeño en el drama The Raging Moon. De ahí en más solo destacar como curiosidad su trabajo como voz muy relacionada a las animaciones de DC y Warner, tales como Batman, Spider-Man y Superman de los 90’s, en esta última ligado en varias ocasiones y otras películas para televisión al personaje de Metallo.

Considerado pero no aprobado

Algunos papeles para los que fue considerado pero al final rechazado son los siguientes: Perseo en Clash of the Titans (1981), Billy the Kid en Pat Garrett & Billy the Kid (1973), Amsterdam en Gangs of New York (En el proyecto original de 1978 con Robert DeNiro como Bill the Butcher), Scar en The Lion King (1994), Juan Sánchez Villalobos Ramírez, el maestro en Highlander (1996) y finalmente Saruman en la trilogía de The Lord of the Rings.

Él mató al Capitán Kirk

Otro de los factores populares que marcó su carrera fue su participación como el villano de Star Trek: Generations (1994). Sin ser fanático de la serie y casi a punto de rechazar el papel, Malcolm fue convencido cuando la producción le preguntó: “¿Y cómo te gustaría matar al Capitán Kirk?”. El resto fue historia.

Nominaciones y premios

McDowell ha recibido 10 menciones en su carrera pero ningún premio gordo, siendo incluso más relevante su nominación al Globo de Oro como mejor actor por A Clockwork Orange. Se corre el rumor que muchos de los círculos de crítica huyeron a la posibilidad de incluirlo como merecido nominado y así ser considerado al Oscar, sin embargo la presión de la sociedad y la prensa eran demasiados para arriesgarse a dar mayor notoriedad al film. Sobra decir que aquel año el Oscar cometió un robo al de nuevo no darle la estatuilla al film de Kubrick, nominado en la quinteta principal (Al menos eso hicieron).

Amores y desamores

McDowell ha estado casado en tres ocasiones. La primera con Margot Bennett, actriz de solo dos títulos a la que conoció durante el rodaje de O Lucky Man; la segunda con la conocida Mary Steenburgen, actriz secundaria relevante en la escena recordada mayormente por interpretar a la pareja amorosa del “Doc” en Back to the Future III; y final y actualmente con Kelley Kuhr, al a cual le lleva 24 años de diferencia ¡Pillín el Alex!

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


6 comentarios

  • Si yo hiciera un remake de Naranja Mecanica, Malcolm McDowell parece mas que apuntado para hacer el papel del escritor anarquista, solo espero que el gesto de dolor le quede mejor… aunque Naranja Mecanica no merece un remake, no lo necesita, punto.

    Responder
  • Gracias, compadrito. El mismo empeño que con el Connery ¡Bien por hablar de portentos como estos! La importancia negada en esta revista a Jeanne Moreau está remerecida,¿no?.

    Responder
  • Saludos, amigo Fett. Gracias por responderme y espero no interpretes mi cuestionamiento como simple quisquillosidad.
    Es solo una justa extrañeza ante las cataratas verbales otorgadas a esas otras figuras del cine muertas recientemente.
    Y volviendo a la actriz francesa, de cuya revista parece no quiere acordarse, bueno, siendo la cosa así hubiesen guardado el obituario-homenaje a Shepard para noviembre del otro año. Digo, ¿para entonces no sería el natalicio número 75 de este güey?

    Responder
    • Mi estimado se me había pasado su comentario. Claro que no es tomado a mal mi estimado, solo que los tiempos no se acomodaron y para mi desgracia me enteré sobre el fallecimiento de la actriz francesa después del de Shepard

      Le mando un cordial saludo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*