Las 10 Mejores Películas de Philip Seymour Hoffman

Hoy cumpliría 53 años uno de los mejores actores de las últimas 3 décadas, acaecido trágica y accidentalmente en 2014 tras sufrir una debacle y posterior sobredosis en su adicción a las drogas.

Nacido en Nueva York en 196, Philip Seymour Hoffman comenzaría su prolífica carrera en 1989 en la pantalla chica, dando el salto al cine en 1992, año de ensueño para el joven histrión al aparecer en 4 producciones, una de ellas “Perfume de Mujer”, misma que le daría los reflectores necesarios para así comenzar la leyenda de uno de los mejores “secundarios” durante 30 años de historia fílmica. Hoffman pasaría rápidamente a formar parte de las opciones óptimas de reparto para directores como los Coen, Minghella y sobre todo del célebre Paul Thomas Anderson, al que acompañaría como su actor fetiche en casi todas las cintas del director (hasta el momento de su súbita muerte).

No habría personaje o género que se le negara, pues Hoffman era versado tanto en la comedia como en el drama, thriller y hasta como actor de voz; un día podía entregar  una poderosísima y catártica actuación dramática, para el otro sorprenderemos a todos de villano de acción o como compinche en una burda comedia; pero quizá el papel que mejor se le prestaba era aquel personaje misterioso, de doble vida, quizá con algunas perversiones, sexualidad no afrontada o de métodos e ideologías cuestionables, una actitud que al parecer trágicamente también llevó a su vida diaria, con una personalidad que se dividía en aquel ser afable, talentoso y humanitario, y aquel ente adicto y depresivo que vería su impactante fin muy, muy pronto.

Los papeles protagónicos se le negarían durante un largo período de tiempo, pero la persverancia confirmaría que de reparto o principal, Hoffman estaba destinado a convertirse en uno de los actores más importantes de la última era, ganando un poco más de 90 premios, entre ellos el Oscar, el Globo de Oro, el BAFTA y la Copa Volpi del Festival de Venecia.

Recordemos al poderoso actor con sus 10 mejores películas y/o actuaciones.

 

10 – Mission: Impossible III (Abrams, 2006) Por El Fett

Quizá en su etapa de villano hubiera sido más lógico en términos de calidad fílmica destacar su participación en Punch Drunk Love, pero dado que su carrera a lado de PTA será muy repasada en este ranking, me pareció prudente hacerle un espacio al que quizá sea el mejor villano de esta atropellada saga (¿o ya será Henry Cavill?), uno que de manera siniestra pone a parir chayotes tanto a “Hunt” como a Tom Cruise en el apartado de credibilidad dramática, incluso haciendo que este último tenga que incrementar su nivel dentro de lo que supone ser solo un relato de pura acción. Aún así, Seymour Hoffman no se toma ningún personaje a la ligera, surtiendo una verdadera y sombría amenaza y de paso, siendo por mucho lo más destacable del film.

 

9 – Scent of a Woman (Brest, 1992) Por Clementine

Esta película fue la responsable de #UnOscarParaAl ya que finalmente Pacino se hacía con la estatuilla por su interpretación de un coronel invidente, retirado y que sirve de guía en Nueva York para Charlie Simms (Chris O’Donell), al que quiere mostrar como funciona el mundo. Un joven Hoffman, interpreta aquí a George Willis Jr un privilegiado y antipático amigo de Charlie, que sin embargo se aprovecha de su ingenuidad y vulnerabilidad ya que no cuenta con los mismos privilegios que él y justo esto hace que su personaje sea odioso sin restarle esa profundidad emotiva característica de Hoffman; y esto es quizá lo que más resalte de nuestro actor, aún a los pequeños papeles de personajes que parecían poco atractivos, él los volvía memorables.

 

8 – Boogie Nights (Anderson, 1997) Por Clementine

En un relato largo y con una compleja narrativa que no decae en ningún momento, PTA nos muestra la historia del asenso y caída de un actor porno con todo lo que hay alrededor de él en ese ambiente y narrada con toda la habilidad y sutileza que caracterizan a Paul. Cuenta con un reparto variado, y aquí nuestro actor incluso con el pequeño papel de Scotty nos demostraría ya el dominio total de las escenas en las que aparecía. La escena destacada es aquella en la que intenta besar al protagonista, ya que pasa por un cúmulo de emociones primero quiere mostrarse divertido con Dirk (Mark Wahlberg), luego es perturbador, se muestra enfadado, y al final es desgarrador; toda una variedad y en tan poco tiempo, pero que Phillip ejecuta excelentemente.

 

7 – Almost Famous (Crowe, 2000) Por IvanO

La película más personal y autobiográfica de Cameron Crowe nos presenta a William Miller (Patrick Fugit), un adolescente que hace todo lo posible para adentrarse en el mundo del rock en 1973, laborando como periodista para revistas de rock. Y desde los primerod minutos de metraje es que entra en escena el personaje de Philip Seymour Hoffman interpretando a Lester Bangs, que en la vida real y en la película se convierte en la guía y en quien le enseñó a Crowe cómo se comportaba todo el mundillo del rock tras bambalinas; Hoffman se vale de la misma personalidad de Lester Bangs para dotar al personaje con un humor y carisma único sin caer en la parodia.

 

6 – Magnolia (Anderson, 1999) Por El Fett

En el ensamble actoral perfecto de PTA, Seymour Hoffman ya se encontraba establecido como el gran fetiche del director (tres participaciones al hilo), y aunque por desgracia no cuenta con la tridimensionalidad de otros de los personajes (como por ejemplo, los otros 3 principales con los que le toca interactuar), su rol se convierte en un eslabón testigo dentro de 2 de los más complejos ejes de conflicto, denotando su capacidad actoral en la catarsis clímax de los mismos junto a Julianne Moore y consecuentemente detrás del de Tom Cruise. Así como el espectador no puede evitar que la lágrima recorra la mejilla en aquella secuencia, Hoffman es también alcanzado por la emotividad de aquel momento en uno de sus roles más bondadosos de su carrera

 

5 – Happiness (Solondz, 1998) Por El Fett

Apenas un año antes de Magnolia, Hoffman sería parte de otro maravilloso casting de historias cruzadas, pero en esta ocasión dentro del resquebrajamiento del ideal americano en lo que es una de las mejores comedias negras de los años 90, precursora un poco más extravagante, punzante y arriesgada que por ejemplo American Beauty del 99. Dentro de esta telaraña familiar de secretos y perversiones, Hoffman sin duda es uno de los personajes que más destaca gracias a la dualidad sombría de su interpretación, quizá siendo también el símbolo y un protagonista “falso” de la propia y propositiva contrariedad ácida del film. Puede sonar extraño, pero tal vez su propia personalidad puede haber ayudado a compenetrarse de tal forma con este personaje

 

4 – Before the Devil Knows You’re Dead (Lumet, 2007) Por IvanO

A sus 83 años, Sidney Lumet dirigía lo que era su última gran película, toda una puesta en escena donde daba una gran lección de cómo hacer cine; una tragedia familiar donde dos hermanos (Hoffman y Ethan Hawke) unidos por la falta de dinero, arman un plan sencillo para robar la joyería que manejan sus padres; este robo a la joyería es el punto donde cohesionan todos los personajes mientras con flashbacks, Lumet nos cuenta las diferentes perspectivas de la familia frente al robo del negocio familiar. Hoffman hace una interpretación bestial de un ejecutivo fracasado, ahogado en deudas y adicto a la heroína, que a pesar de que es el villano, tú como espectador quieres que le salgan bien sus planes.

 

3 – Doubt (Patrick Shanley, 2008) Por El Fett

El foco de “La Duda”, la selección de este tipo de personajes, propositivamente sin un trasfondo sólido y vinculados con el leitmotiv del film, hicieron que el talento de Seymour Hoffman trascendiera incluso más allá que las propias cintas, y tanto esta como el primer lugar pueden ser los casos más relevantes de dicho método y/o atribución de sus interpretaciones. La química con Meryl Streep es sencillamente fastuosa girando alrededor de la estruendosa “duda” (el mismo Hoffmany el comportamiento de su sacerdote), la cual quedará como un misterio abierto para variadas interpretaciones, en mucha parte gracias al extraordinario abordaje del histrión que para esas fechas ya estaba totalmente consumado.

 

2 – The Master (Anderson, 2012) Por El Fett

Acreedor de la Copa Volpi por su papel de Lancaster Dodd, Hoffman hace una monstruosa y libre interpretación del líder espiritual e ideológico de la cienciología, en lo que a lo largo del sensorial desarrollo visual y auditivo de PTA, se convertirá también en uno de los mejores duelos actorales de la pasada década junto a Joaquin Phoenix (y por supuesto sin olvidar también a una avasallante Amy Adams). En espera del crecimiento del personaje de Phoenix, la primera parte del relato es completamente en torno a su “guía” como un emocional y ensayista “Maestro”, construyendo nuevamente un personaje que denota un halo de misterio y que parte de un marco más bien ideológico, por lo que es notable su abordaje metodista del mismo a lo largo de todo el film

 

1 – Capote (Miller, 2005) Por El Fett

El protagónico que consolidó su leyenda y le otorgó más de 70 premios alrededor del orbe, Hoffman hace una impresionante recreación de Truman Capote, no solo en posesión, sino también en el nutrimiento del carismático pero también complejo personaje a partir de variados momentos que denotan un perfecto equilibrio dramático – cómico. Es esencial redondear lo que he venido mencionando dentro de mis participaciones en este top, y es que es de aplaudirse que Hoffman sea el responsable de dar y nutrir de trasfondo a su personaje frente a una situación en concreto, dejando que el “biopic” prescinda de un prólogo para centrarse libremente en dicho conflicto. Una masterclass interpretativa.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*