Las 5 Mejores Películas de Ed Harris

El 28 de noviembre de 1950 nace el actor estadounidense Edward Allen Harris, conocido simplemente como Ed Harris, uno de los actores de reparto más cotizados en los años 90 y que alcanzara un fastuoso clímax a finales de dicha década y principios del nuevo milenio.

A pesar de destacarse como un talentoso atleta en la Universidad, Harris encontró su verdadera vocación y pasión en la interpretación, por lo que estudió actuación en la facultad de artes dramáticas de la universidad de Oklahoma y en Instituto de Artes de California. el California.

Aunque comenzaría desde 1976 en la televisión,  el primer papel importante que Harris hizo en el cine fue en Borderline, con Charles Bronson en 1980.

Considerado al premio Oscar por su participación en las películas: “Apolo 13”, “The Truman Show”, “Polloc”k y “Las horas”, Harris ha recolectado 28 premios en su carrera, destacando su dos Globos de Oro. Otra de las películas en las que ha colaborado se encuentra “La Roca”, “Enemigo al acecho”, “En un lugar del corazón” y “Entre la vida y la muerte”.

Conmemoremos su natalicio, recordando cinco de sus mejores interpretaciones.

Introducción de Edgar del Valle

 

Bonus – Mother! (Darren Aronofsky, 2017)

Por El Fett

La controversial propuesta surrealista es una metáfora de registro espiritual y social, donde su lógica emana de la comprensión de dichos temas gracias a una simbología que progresivamente va creciendo y obviándose, dejando que el espectador resuelva sus dudas dependiendo de su nivel de raciocinio, apertura o negación. La ignorancia no es una opción, pues a pesar de su abstracción, en la fábula especulativa hay momentos reflexivos que otorgan la oportunidad de aceptar o rechazar el contenido “bíblico”. En este evangelio según Aronofsky, Harris interpreta la manifestación de “Adán”, el hombre, el trágico “y oprimido” fanático de “Dios”, frustrado por sus pecados y por el comportamiento de sus hijos. Un trabajo mayúsculo e infravalorado, tal y como esta joyita surreal

 

Bonus – A History of Violence (David Cronenberg, 2005)

Por El Fett

Una trama ágil que solo necesita plasmar en 90 minutos la transición de un frio asesino y demente ex gánster en un tierno, trabajador y comprensible padre de familia, no sin antes claramente convertirse de nuevo en ese “frio asesino y demente” Joey. Con el sello de la casa, Cronenberg logra una fastuosa dirección de actores y una atmósfera que sitúa a esta historia mafiosa en una especie de serie b, que tras un giro de tuerca cantado pero increíble, culmina en una carnicería dentro de una mansión que quizá merezcan reconocimiento como uno de los mejores siete minutos en la historia del cine de la pasada década (sin exageración). Harris por supuesto impecable, será el activador de aquel giro de tuerca interpretando a un matón gánster sin escrúpulos.

 

5 – The Rock (Michael Bay, 1996)

El Cine Actuario

En esta película Harris interpreta a Francis Hummel, quien prácticamente es el detonante de este enredo nuclear. No solamente se ve apoyado por la excelente escritura de su personaje que está lejos de ser el clásico villano “ñakañaka” que quiere dominar al mundo, sino que se denota a un individuo decepcionado de sus propias creencias en combinación con un registro actoral que manifiesta que este sujeto no está nada bien de la cabeza (lo cual lo hace sumamente peligroso). Un excelente papel y que no desentona con el elenco de la cinta, que van desde un Connery, hasta un Cage, incluso podemos decir que la película baja el nivel una vez que el personaje sale de cuadro.

 

4 – The Hours (Stephen Daldry, 2002)

Por El Fett

Una de esas fugaces pero penetrantes, crudas y emotivas actuaciones de reparto que dentro del excelente triple relato cronológico de Daldry, guarda un significado no solo impactante, sino también de cierta manera protagónica en lo que se revela como el “giro de tuerca” de este gran drama. Interpretando a un escritor que sufre ansiedad, depresión y VIH, Harris destaca incluso sobre Meryl Streep en su par de escenas juntos, sin embargo es la complejidad y sensibilidad con la que aborda su misterioso personaje el que da el significado final al destino de estas tres mujeres unidas por un mismo texto. Sin duda Harris nunca estuvo tan cerca de ganar un Oscar como en esta ocasión

 

3 – The Truman Show (Peter Weir, 1998)

El Cine Actuario

Harris interpreta a Cristoff, el creador del reality show, que a toda costa está intentando que Truman no descubra la farsa que le ha montado. Sus características de obsesivo compulsivo, controlador y metódico lo hacen odioso y en automático “el antagonista” de la cinta. La ejecución del papel no es fácil, pues sus actitudes son de vital importancia al ser la base de la “mentira” de la vida de Truman y “el stopper” del protagonista, por lo que son en parte la fórmula para generar empatía con Burbank. Una interpretación excelente, pues terminas reconociendo su nivel de ingenio y a al mismo tiempo queriéndole dar un puñetazo por “hijo de fruta”. Uno de los villanos más infravalorados pero que verdaderamente cumplió su propósito: hacernos querer más a Truman.

 

2 – Enemy at the Gates (Jean Jacques Annaud, 2001)

Por El Fett

Relato bélico y de índole fraternal que a pesar de romantizar con el soldado ruso y de cierta manera con el “sacrificio” del ejército rojo en la Segunda Guerra, encuentra en la pericia visual y en algunos excelentes momentos de tensión dramática la brújula ideal para convertirse con el paso del tiempo en un producto mejor valorado y lo bastante interesante para crecer en complejidad y suspenso conforme se acerca a su final. Annaud exagera de manera propositiva, por un lado pone de relieve un triángulo amoroso que desdibuja la realidad, pero por el otro el factor de la guerra entre “francotiradores” surte un efecto de suspenso elogiable, en mucha parte también gracias a su buen ensamble y química actoral, coronado por un excelente villano de Harris

 

1 – Pollock (Ed Harris, 2000)

Por El Fett

Un soberbio debut directivo por parte del propio Harris, que se aleja del estereotipo cansino de la biopic para encausar con gran emotividad la psique y los fantasmas del trágico genio Jackson Pollock. Lo que sorprende no solo es la naturalidad con la que Harris emprende esta búsqueda emocional, sino también las electrizantes actuaciones que él mismo protagoniza junto a una explosiva Marcia Gay Harden, que terminaría llevándose el Oscar como mejor actriz de reparto gracias a la dirección y química que logra bajo la batuta del novato cineasta pero experimentado actor. Harris emprendió la dirección en una segunda película (el muy mezquino western Appaloosa), pero sin llegar nunca a esta sorpresiva excelencia

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*