Las 7 Películas del DCEU, de la peor a la mejor

El DCEU tiene muchos problemas ¡Muchos! Pese a su reciente llegada a los cines en el 2013, Warner y DC andan de capa caída con la tibia recepción de sus películas por parte de la crítica, la cual ya no digamos que palidece ante el entretenimiento un poco mejor planteado de Marvel, sino que comprueba el forzado tratamiento narrativo al que han sido sometidos estos “súper amigos”  que no terminan por cuajar a pesar de ya haber contado con uno de los artífices de su competencia o en su más reciente Aquaman, a un director fuera de su entorno para llevar a cabo una cinta absurda, incluyendo ciertos elementos para asemejarse a su MCU y al mismo tiempo alejándose de lo que en una primera instancia parecía ser una renovación más seria al topico con Snyder ¿Será que el fanático se encuentra molesto frente a esta obvia variante de tono?

Antes de que todos los fanáticos me salten encima, créanme que yo soy uno de ustedes, un cinéfilo ante todo (fanático especialmente de Superman) que se siente desmoralizado y engañado por este “Universo Extendido” que ha entregado más tropiezos que aciertos y que de cierta manera ha traicionado la memoria de lo que ya venían siendo de las mejores propuestas en cuanto a este subgénero cinematográfico se refiere (Superman, Batman, Batman Beggins, The Dark Knight) ¿Qué pasó? ¿Quiénes son los verdaderos villanos de este replanteamiento? ¿Los directores? ¿Los guionistas? ¿Los actores? ¿Todos?

Ahora con Shazam! y con 7 películas ya estrenadas, 2 en producción y otras 4 anunciadas entre el 2021 y 2022, revisemos cual ha sido el resultado del llamado DCEU; de la peor a la mejor ¡Allá vamos!

 

La Asquerosa: Suicide Squad (David Ayer, 2016)

 

Una calamidad. La tortuosa experiencia fílmica se origina del fallo total de sus tres engranes principales: Un guion obsceno, sin estructura, coherencia y pretenciosamente fijado en un solo acto, el cual es saturado de efímeros flashbacks y de pobres monólogos y diálogos; una dirección arrítmica, soportada en retazos y en efectos de photoshop que son una ofensa al intelecto y que desembocan en un clímax frustrante y un montaje final confuso; y finalmente un ensamble actoral horrendo, con interpretaciones patéticas, acartonadas o sobreactuadas sin ninguna química entre sus integrantes, todos ellos dispensables, ajenos a la empatía, emotividad o al anti heroísmo que sugiere el título y naturaleza de los mismos ¿Villanos bondadosos? ¿Amorosos?  ¿Buenos padres de familia? ¿Cholos aztecas que lloran a su familia indocumentada? ¿Cómicas insoportables pintadas de payaso? ¿Los antagónicos más vergonzosos que ha dado el subgénero? La combinación entre thriller carcelario, el retrato de un ciudad gansteril comandada por el peor Joker de la historia y la faramalla fantasiosa de su conclusión son solo la punta de este iceberg hecho de mierda.

 

La Malhecha: Justice League (Zack Snyder, Joss Whedon, 2017)

Siguiendo la misma línea precoz, sin ningún bagaje narrativo sobre 4 de los 6 personajes principales (incluyendo al villano), y con la menor duración del DCEU (para vender muchas copias del próximo Director’s Cut con 60 minutos más), Whedon llegaba a “resanar” el guion, a cortar escenas, a agregar chistes a destajo y a incluir metraje sobre la convivencia entre estos “súper amigos”, a pesar de que estos posiblemente sean los peores actores en la actualidad ¡Ahí tienen al verdadero Lex Luthor! Un villano directivo que también de manera accidental no reparó en que tenía a 2 escobas, un trapeador y a 2 personajes creados por CGI como actores. Y es que el problema quizá no sea lo que hizo o dejó de hacer el ex vengador, sino que DC no da cuenta que hizo un pésimo casting (nótese esto en todas las secuencias mayores a dos diálogos entre Affleck, Gadot y/o Momoa y alguien más), algo que debió (pero que no sucedió) encender las alarmas de los productores al darnos cuenta de manera abrumadora que no solo -Steppenwolf CGI- es el mejor interprete y poseedor de los mejores diálogos, sino también que ninguno de los inmiscuidos tienen los registros de Downey Jr., Cumberbacht, Johansson, Hiddleston o hasta Evans, sin que estos tampoco tengan que hacer mucho esfuerzo (lo sé, la verdad duele).

¿Lo salvable de Justice League? De nuevo el aporte visual y directivo de Snyder, que se resume en 3 buenas secuencias de acción, que como también ya es costumbre, no incluyen a su malogrado y excesivo clímax. Por cierto, alguien debería cancelar a ese “comiquísimo” Flash.

 

La ahogada: Aquaman (James Wan, 2018)

Comprendo la exaltación de sus fanáticos al ver esta reinvención “badass” de un superhéroe que se había convertido en la mofa de los súper amigos a través de los años, pero por favor, hay que tener cierta decencia incluso en el encause de una aventura de un total tono infantil. En lo que es un obvio recipiente de referencias independientemente de la cronología de los eventos que comprenden su argumento (Karate Kid, Moana, Thor, Black Panther, Hamlet, etc), Wan falla en rendir cualquier esbozo de oscuridad para someter a su relato a una serie de sketches caricaturizados que conforme van avanzando resultan más bobos e insufriblemente sobreactuados. A pesar de que el guion mantiene su simple lógica y existen un par de secuencias de acción que hacen olvidar totalmente a aquel Aquaman en mallas volando sobre dos pescados voladores, Wan no da cuenta del paupérrimo registro histriónico con el que cuenta exhibiendo a su protagonista de forma patética empeorando en cada una se sus escenas, empeorando esto con las fallidas contrapartes femeninas con todo y que una de ellas lleve el título de Nicole Kidman. El mayor agravante ya es el común denominador de este atropellado universo de aventuras, y es que el clímax es exagerado, con un CGI de cagada, fugaz y sin ninguna impresión de emotividad o sensación de peligro.

Si algo podemos salvar además del re posicionamiento del héroe al menos en su imagen, es el nacimiento de su archienemigo Black Manta, un peligro que en el libreto luce mucho más amenazante que el villano principal del film, pero aún así palideciendo nuevamente de una labor de casting alarmante (Michael Kenneth Williams hubiera sido una excelente elección)

 

La Ridícula: Batman v Superman: Dawn of Justice (Zack Snyder, 2016)

Esto es un problema de planteamiento. Nótese la diferencia entre la primera aparición del DCEU y sus más próximas secuelas ¡3 años! ¿Qué carajos hicieron? Uno pensaría que ejecutar un libreto con los suficientes sustentos narrativos para soportar lo que parecía una prematura unión heroica entre las dos figuras icónicas de la casa productora, pero nada más alejado de este ideal. Aunque ciertamente el truco comercial del “Director’s Cut” es más eficiente al poder resanar ciertos huecos argumentales, este simplón anecdotario se basó en la genialidad visual de ciertas secuencias de acción para intentar amedrentar el doble golpe final de un ridículo doble clímax: el primero, sentenciado a la eterna burla por el elemento “Martha”, recurso argumental que desdibuja y humilla la personificación “estratégica” y “astuta” del Batman; el segundo, el abuso desmedido de los efectos frente a un villano final sacado de la manga, que reduce la espectacularidad física de los protagonistas.

En un análisis más justo, podemos eximir a Snyder de la culpa, pues a pesar de la sarta de incoherencias de los guionistas Chris Terrio y David S. Goyer, y del inoperante accionar de Ben Affleck, el director es capaz de encausar ciertas secuencias que incluso podríamos catalogar como de “lo mejor” dentro del subgénero, por mencionar alguna, aquella en que Batman va a salvar a la Martha de su nuevo amigo ¿Lo notan? Genialidad directiva incrustada en una bobalicona trama.

 

La Suertuda: Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017)

No es que sea buena, es que fue suertuda por ser la primogénita. La primera cinta en solitario sobre una heroína dentro de los dos universos cinemáticos del subgénero en la actualidad en una época donde la tendencia feminista va en ascenso ¡Pero por supuesto que La Mujer Maravilla estaba destinada a la sobrevaloración! Con esto no niego que estamos ante un decente entretenimiento, de pasajes emotivos y de una genial producción y ambientación ¿La verdadera Mujer Maravilla? En definitiva Patty Jenkins, un acierto directivo que no solo es capaz de encausar un par de buenas secuencias de acción, sino también de hacer posible lo imposible: sacarle un poquito de actuación al menos modesta a la incipiente pero hermosa Gal Gadot, a la cual el amor parece sentarle bien, siendo Chris Pine el otro héroe, perfecto complemento masculino que incluso fue capaz de proveer una química creíble entre el soldado y la amazona ¿El villano? El de siempre, un antagónico forzado y un clímax que no deja muy en claro los estatutos de la heroína al grado de hacerla ver incapaz sin el amor del emotivo “macho alfa opresor” ¡Pero tranquilas! Que al final el patriarcado muere y Wonder Woman parecía dar una segunda oportunidad a este novato universo.

 

La infantil: Shazam! (David F. Sandberg, 2019)

Un cambio demasiado drástico en cuanto a su registro originó que este universo creara “por arte de magia” quizá a la primera película sobre superhéroes dirigida 100% a los niños, con un mensaje moralino y aleccionador lo suficientemente entretenido (prácticamente es imposible dejar de reír durante la primer ahora de su metraje) para evitar a toda costa y en primera instancia la pretensión “oscura” de sus cintas, y en segunda, ese desequilibrio cómico – dramático que hizo por ejemplo de Aquaman una absurda abominación. Con un carisma desbordante de Zachary Levi en la piel de un niño de 14 años que no sabe lidiar con sus traumas, pubertad y ahora poderes, Shazam! recuerda más a aquellos momentos del cine de humor de principios de los 90’s protagonizados por niños y por un patiño y/o apoyo adulto, que a la fórmula de este subgénero, incluso alejándose del cansado molde de Marvel (irónicamente al acercarse al toque infantil de las películas meramente de Disney). Entre esta y el primer lugar (la mejor) de este ranking aún existe una considerable diferencia, pero la cinta de Sandberg funciona como una desfachatada y honesta comedia infantil con decenas de referencias y un mensaje de superación e inclusión infantil que desborda tanto ternura en su parte buena, como una explosión de excesos innecesaria en su parte mala, incluidas en un final y clímax aletargado y francamente bochornoso. Aún así ¡Shazam! ¡Vaya sorpresa!

 

La de acero: Man of Steel (Zack Snyder, 2013)

Estamos ante un film del subgénero fuera del arquetipo de las caricaturas Marvel; arriesgada desde la omisión de sus créditos iniciales (por cierto, Hans Zimmer logra hacernos olvidar por un poco más de dos horas la partitura de Williams) y su brillante introducción (el conflicto de Krypton como nunca antes visto), Snyder logra imprimir un ritmo substancial a un libreto propositivamente polémico ¿Lo mejor? Esos cimientos narrativos en sus flashbacks y la estructuración de sus personajes ¿Lo que mancha su imagen? Una fugaz transición emocional dentro del conflicto junto a la mediana interpretación de Cavill.

Infravalorada por las acusaciones “religiosas” en el obvio simbolismo que posiciona al hijo de Krypton como la versión más fantasiosa, actual e ideal de Jesús, el testamento ya estaba escrito desde la fuente original y el estatuto setentero de Donner ¿Por qué entonces no tener conciencia de dicho elemento? Si bien Snyder explota dicha metáfora espiritual, es mérito de su desarrollo fundamentar y estructurar al héroe para su consecuente “humanización”, concepto por el cual el hombre de acero se convierte en la insignia de la liga, la justicia y de DC.

A pesar de sus ligeros fallos de interpretación y tratamiento, Man of Steel parecía un prometedor (y polémico) inicio de este nuevo universo, uno arriesgado, oscuro, con un Superman más humano, pero lo más importante, diferenciador dentro de toda la caricaturización actual a la que somete el subgénero. El cuestionamiento perdura ¿Qué pasó aquí?  Seguramente usted ya habrá sacado sus propias respuestas y conclusiones

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


8 comentarios

  • Estoy de acuerdo en que, lejos, “Man of Steel” es el mejor ejercicio hasta la fecha. Un desarrollo coherente, que avanza sobre la formación -y aceptación- del héroe y su carga. Un villano redondo y Kevin Costner brillante. Sin embargo, yo no pude ser tan duro con La liga ¿será que mi expectativa era -10? quizás. Lo cierto es que esperé salir listo para acusar… y no. Desde el principio, la indroducción de tono “grave” con “everybody knows” (cover, pues la original es del grandioso Leonard Cohen) me pareció un buen puntapié, me predispuso a prestar atención. Que es oscilante, si, que el desarrollo de los personajes (especialmente Aquaman) es pobre y el villano particularmente plano, lo admito, que gran parte del CGI es netamente malo (nota especial para el bigote “borrado” de Superman), claro, ¿Flash es insoportable? concedido. Peeeero… no sé, esta vez el contraste entre Batman y Superman se sintió más verosímil, más “argumentado” que las Marthas (je). Retomar las notas de Danny Elfman para matizar las escenas en las que Batman entra en acción (mismo que hicieron con Superman) también se sintió agradable, pues lograron anclar interpretaciones nuevas con su tradición (por llamarlo de alguna forma). En fin… no es brillante, de hecho, tendría que verla una segunda vez para juiciar mejor… pero al menos el primer impacto funcionó conmigo.

    Responder
    • Al final mi estimado el mejor crítico es usted mismo. Yo la disfruté también por momentos, sobre todo la primera mitad del film y el villano no me desagradó, sin embargo en términos generales fue otra decepción al universo superheroico que al menos su servidor mas aprecia, debido a esas inconsistencias estructurales, huecos en el guion y fugacidad directiva. En fin, creo que es un mal arranque pero que si se podría mejorar

      Saludos y gracias por comentar

      Responder
  • Concuerdo en opinion con Suicide Squad, pero lo demas no. Se nota que sos fan de Snyder, por lo cual tu juicio se nubla dando por resultado un mal critico. Si no sos neutral es poco creible tu critica. Segui aprendiendo flaco, por ej el comentario de Alejandro lopez es neutral.

    Responder
    • Lo que usted llama fan estimado yo lo refiero como el único valor estético dentro de una película llena de inconsistencias narrativas y malas actuaciones. El problema de Snyder es no cuidar también esos huecos en su dirección. Concordamos en algo, y es que el buen amigo y cinescopiante Alejandro es el único neutral aquí jajaja

      Saludos!

      Responder
  • Completamente de acuerdo con todo, hubieran adaptado “Batman:assault on Arkham” en lugar de esa cochinada de suicide Squad.

    Con Man of steel muchos lloraron por la cantidad de destruccion al final, pero yo creo que asi es como una pelicula de Superman debio ser.

    Responder
  • bueno antes de comenzar un poco de contexto:yo desde escuincle era fan de dc mas que de marvel,esto ultimo puesto que ellos tenían al spidey,creo que creci mas con la liga de la justicia y lo que hizo bruce tim ha sus héroes insignia y por ultimo usted sabe que tan cinefilo soy por lo cual los puntos que expondré serán en estas dos perspectivas tan discordantes pero no imposibles:
    1.- eh de decir que comprendo de sobremanera su afición por snyder,pero e de decir que en lo personal yo si que tengo un serio problema con el puesto que tiene cierto defecto que siento que afecto de sobremanera a este universo cinematográfico: su ego.ojo,con esto no digo que sea un mal director,pero es el punto;es bueno pero no excepcional,hay una gran diferencia al respecto,pero ciento que mucha gente no percibe la diferencia y le terminan dandole la razon a el,lo cual me parece nocivo.
    2.- algo que me eh percatado es que a pesar de no haber visto la liga de la justicia, puedo notar la incomodidad de los involucrados en hacer un film que no llena sus exigencias de lo que ellos tiene por película.
    3.-una de las chorrocientas causas de el fracaso de ”suicide squad” es su total mal manejo de la teoría del color,pues los personajes usan colores muy típicos del comic de la edad de oro ,pero en un ambiente con paletas tipo christopher nolan es nocivo para la psique del espectador, (dato aparte:la prueba de lo contagiosa que fue la egolatría de snyder fue con el Ayer ese,con lo que dijo ante las criticas.)
    4.- admito que la de wonder woman fue mas que decente,pero al igual que con man of steel,no parece entender el concepto de divinidad que el personaje representa (por eso suelo decir que prefiero a batichica) bueno usted mismo lo dijo:es suertuda,mas no una ”birth of a nation”,lo que me hace preguntarme ¿cuanto durara este desmadre feminista?
    5.- antes de acabar me gustaria opinar mas detenidamente sobre man of steel,si buen reconozco merito de dirección,admito que soy un poseso de aquella norma que decía el amo hitchcook ”para hacer una grand película necesitas tres cosas.el guion,el guion y el guion”,dicho esto,reafirmo lo que dijo sobre el guion polémico,pero eso no sirve de mucho si estas mas pensando en el efecto barato de que es polémico por lo cual es bueno y no porque tenga algo nuevo o interesante que contar,y para rematarla con lo del snyder,eh de decir que lo que hace no es nada comparado con carlos saura,eliseo subiela y en un caso mas mainstream…terry gilliam.
    6.-por ultimo una anécdota hilarante:estaba con unos amigos hablando sobre cine cuando le pregunte a una chica que estaba junto a nosotros cual era su película favorita,a lo que respondió ”suicide squad”,al principio contuve mi indignación preguntándole ”¿que prefieres.la verdad o la mentira?”ella escogió verdad y respondí que tenia un mal gusto a lo que un colega que estaba a lado dijo ”passolini también muy mal gusto” (el man sabia de mi gusto por el susodicho,el cual consideraba un morboso) y siguió defendiendo a la chica diciendo que su película estaba bien,pues tenia fin de ”ser entretenida” ,a lo que yo argumente ”saben que también es entretenido:picar cadáveres.”
    muchas gracias.

    Responder
    • Al parecer concordamos en los puntos estimado. Fíjese que con Snyder quizá se malentienda un poco el concepto “fan2 en su servidor. Zack es un cineasta muy irregular que muchas veces ha preferido lo estético por sobre el contexto, sin embargo creo que a partir de que en muchos factores en el DCEU el contexto está simplemente mal planteado p or sus guionistas, la aportación visual de este director le viene como anillo al dedo ¡Y no en todas las ocasiones! Pues a veces se me pasa de exceso y CGI, un elemento muy criticable
      Ahora, el fanatismo solo viene de parte de una joyita llamada WATCHMEN, esa si para que vea, a mi consideración, la mejor cinta sobre superhéroes y la única capaz para mi gusto de traspasar un 4/5 en este subgénero (Quizá The Dark Knight tambipen lo haga pero hay que analizar bien el factor Heath Ledger aquí)

      Saludos y gracias por comentar

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*