10 Datos Curiosos de Child’s Play en los 30 años de Chucky, El Muñeco Diabólico

Sin duda los 80’s fueron una plataforma que permitía al cine una mayor libertad creativa gracias al posicionamiento de varios subgéneros que detonaron en una fábrica de iconos y/o símbolos para la cultura pop. Las propuestas por ende más honestas y sin ninguna bagaje previo que las juzgara, jugaban con premisas ridículas que despertaban los más íntimos psiques, terrores y aventuras de la infancia y/o adolescencia, combinando géneros que encausaban ante todo un vehículo de gran entretenimiento y posterior culto gracias a su ágil y eficaz dirección, dos que tres personajes que sirvieran como lazo empático y específicamente en el terreno del terror, con una figura que despertara además de miedo, un peculiar sentido de curiosidad  gracias a su temible presencia y/o su gran carisma.

Corría el año de 1988 y el slasher de finales de los 70’s daba sus últimos suspiros como corriente fílmica. Nacido como un esbozo del terror dentro del formato serie b, Myers, Freddy, Jason y hasta los zombis de Raimi ya habían establecido las bases de un rubro que si bien nunca requirió de mucha suspicacia narrativa, si conllevó la  impresión de un correcto suspenso casi a la par del incomodo carisma de sus criaturas asesinas, combinación en aquellos tiempos casi perfecta para albergar un nuevo estatus dentro de la historia del celuloide. Pero faltaba el último gran psicópata por llegar, uno que ni siquiera tendría propio cuerpo para cometer sus matanzas, sino el de un tierno muñeco pelirrojo y con pecas que funcionaba no solo como una sátira evolutiva de aquella figura “slasher”, sino también como la impresión de uno de los terrores más primitivos de la psique infantil. Así llegaba el que fue conocido también como “El Muñeco Diabólico”, el original pedazo de plástico poseído Chucky.

Dirigida por Tom Holland y creado por Don Mancini, Chucky rápidamente pasó a ser el último eslabón en la cadena “slasher”, un asesino con un sentido del humor negro y ácido que traspasó su alma a la de un muñeco antes de morir y que junto con Andy, fabricó al menos el último esbozo de este rubro serie b un poco antes y después de los 90’s, haciéndose de un espacio televisivo con esa primera trilogía que al menos trascendió en la mente de la audiencia durante 10 años más, expandiendo su mito y conocimiento.

Una combinación entre terror, comedia, suspenso, thriller detectivesco y hasta con toques de esoterismo, la primera “Child’s Play” logró colarse en el culto muy a pesar de su progresiva y absurda debacle en un efecto de “secuela” que ya es sabido no es funcional para el subgénero (lo absurdo de su naturaleza no lo permite), dándole al cine y al mismo “Chucky” 6 dolores de cabeza postergados hasta el 2016 con “The Seed of Chucky”.

A 30 años de su estreno (exactamente un 9 de noviembre de 1988) y teniendo ya en puerta su remake para el 2019, revisamos 10 curiosidades sobre “Child´s Play”, el padre de todos los muñecos y muñecas del demonio.

 

El origen

Los primeros esbozos del libreto de 1985 eran muy distintos según los descrito por su guionista y creador Don Mancini, siendo más un film de horror psicológico y de crítica al mercado de venta de juguetes que una cinta meramente “slasher”, y en donde se le sugería a la audiencia que Andy era el culpable de los asesinatos en lugar de Chucky. Así mismo el muñeco que en aquellos primeros escritos se llamaba “Buddy”, era un prototipo de juguete que en realidad sangraba, haciendo que los niños compraran “curitas” o “banditas” para curar las heridas; por medio de un intercambio de sangre, “Buddy” era el vehículo de ira y represión de Andy, y cometía los asesinatos solo cuando el niño dormía

La búsqueda por nombres

Steven Sielberg evitó que la cinta se llamara en una primera instancia “Batteries Not Included”, ya que tenía patentado ese título para otra cinta que en Latinoamérica conocimos como “Milagro en la Calle 34”. Así pues Mancini decidió titular a su obra “Blood Buddy”, pero al final por los cambios en la historia quedó impreso “Child’s Play”

Una combinación de ternura con abominación

El muñeco “Good Guy” se basó en el diseño de dos famosas líneas de juguetes: My Buddy de Hasbro y los Cabbage Patch, siendo los primeros descontinuados tras el éxito de la cinta. Así mismo el nombre de “Chucky”, Charles Lee Ray, es una combinación entre Charles Manson, Lee Harvey Oswald y James Earl Ray.

El hombre detrás de Chucky

El actor que interpreta la voz del muñeco endiablado es Brad Dourif, famoso por sus papeles en One Flew Over The Cuckoo’s Nest (por la que ganó el Globo de Oro y fue nominado a un Oscar) y en The Lord of the Rings, interpretando a “Wormtongue”. Para recrear al muñecón, todas las grabaciones de Dourif fueron grabadas con anticipación para que pudieran coincidir con la boca de Chucky. Debido a esto, Dourif rara vez apareció en el set durante las filmaciones, pero dichas grabaciones fueron reproducidas varias veces para Alex Vincent (Andy), para identificarlas y saber cómo actuar en cada parte en las que interactuaba con el muñeco.

Un asesino con escrúpulos

No solo la primera película es la que tiene menos asesinatos (6 para ser exactos), sino que a lo largo de la saga Charles Lee Ray solo asesina adultos.

Un director con preceptos

Aunque Holland no llegó a ser tan reconocido en el rubro a pesar del tremendo éxito de esta primera cinta (quizá por castigo divino al enfrascarse en un problema de derechos de autor con el creador Mancini) , “Child’s Play” mantiene el concepto de sus otras cintas en donde el protagonista es testigo de algo sobrenatural pero no logra que la demás gente de su alrededor le crea (al menos a tiempo). Por ejemplo, su primera película y más conocida después de Chucky es la de Fright Night de 1985.

La prohibición

Desde su estreno, “Child’s Play” fue objeto de polémica y manifestaciones de grupos sociales y/o padres, diciendo que la cinta incitaba a la violencia en los niños. MGM se deshizo de los derechos debido a esta presión, dejando que Universal se hiciera cargo de las desafortunadas secuelas.

La aterrorizante fecha

La película se estrenó en la misma fecha (9 de noviembre, 1988) que la escena de inicio de la película, cuando Charles Lee Ray transfiere su alma al muñeco.

La hermana de Chucky

Una de las escenas de mayor impacto para aquel tiempo fue en la que Chucky echa a correr detrás de Maggie por el pasillo. En dicha corretiza el muñeco fue interpretado por la hermana menor del actor Alex Vincent (Andy).

Si tiene vida…

El muñeco original de Chucky es conservado por su creador, Don Mancini, declarando en varias entrevistas que él mismo ha sido víctima de un par de sustos por parte de movimientos fortuitos de “Chucky” ¿Realidad o mera publicidad para no olvidar al eterno y original muñeco diabólico?

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*