10 Datos Curiosos sobre Sleeping Beauty en su 60 Aniversario

Con el estreno de Maleficent: Mistress of Evil, Disney pretende celebrar el 60 Aniversario de una de sus piezas más icónicas  y bellas: La Bella Durmiente.

Quizá el cuento de hadas por antonomasia, desde 1950 y en dichos cuarteles animados la idea de su adaptación no solo estuvo rodeada de la esquemática obsesión de Walt por aquella mágica historia, sino también por una serie de extravagancias artísticas que desembocaron en uno de las hechuras más revolucionarias e impresionistas de la animación, sin olvidar también algunos factores irónicos que rodean a su propia narrativa y por supuesto, el inmediato posicionamiento de su villana como uno de los símbolos más reconocibles de toda su jerarquía y familia animada.

Por qué no mejor en vez de tragarnos semejante piltrafa con Angelina Jolie, nos relajamos este fin de semana en casa viendo de nuevo este gran clásico, no sin antes abrir más nuestros ojos ante su genialidad artística cuando leamos estos 10 datos curiosos y muy interesantes sobre Sleeping Beauty

¡Felices 60 Aurora!

El Origen del Cuento

El origen del cuento de hadas data de la Italia de 1634 teniendo a Giambattista Basile como autor, sin embargo no fue hasta 1697 donde la versión francesa escrita por Charles Perrault ya incluía no solo los elementos del bruja “Maléfica”, sino también su primer título oficial como La bella del bosque durmiente. Finalmente tendrían que pasar un poco más de 100 años para que los hermanos alemanes Grimm en 1812 sentenciaran su mitología y elementos que consecuentemente serían la principal influencia para el clásico de Walt Disney.

Aurora

El nombre de Aurora data de las versiones italianas y francesas, ya que los Grimm decidieron llamarla Briar Rose; ambos nombres se utilizan en el film como homenaje y referencia: Aurora como el oficial nombre de la realeza, y Briar Rose mientras se encuentra encubierta por las hadas. Así mismo aunque la actriz Mary Costa fue la que prestó la inigualable voz a la princesa, la figura de Aurora está basada en Audrey Hepburn. Un dato sumamente interesante es que Aurora es el segundo personaje de Disney que al engalanar el mismo título de la película, menos líneas de diálogo tiene, siendo solo superada por Dumbo (el cual por cierto no habla). Así mismo Aurora solo tiene 18 líneas durante los 18 minutos que solo aparece en el film, siendo su primer diálogo al minuto 19.

Maléfica

Eleanor Audrey, veterana actriz de más de 120 títulos en su carrera y una de las voces consentidas de Walt Disney (ella interpretó también a la villana de Cinderella, la malvada madrastra), declinó en primera instancia ser la voz de Maleficent debido a que en ese tiempo estaba enferma de tuberculosis. Afortunadamente la actriz salió avante y pudo retomar la oferta de Disney. El diseño Maleficent está basado en la actriz Maila Nurmi y en su alter ego “La Vampira”, personaje con el que irrumpió en la televisión y el cine serie b desde 1954. Irónicamente la misma Nurmi declaró que su Vampira está basada en dos personajes: Morticia Addams y la Reina Malvada de Blanca Nieves

Phillip

Una de las curiosidades narrativas que engloba este bello y único film es que en realidad Aurora no es la protagonista, sino su príncipe, en quien recae todo el conflicto y enfrentamiento final dadas las condiciones de su amada (por cierto, dejando de lado el nacimiento de Aurora, la historia de Sleeping Beauty transcurre tan solo en un día). Phillip está basado en dos personajes históricos: El Príncipe Philip, duque de Edimburgo y esposo de la Reina Elizabeth II de Inglaterra; y en el Rey Philip de Bélgica.

El pintor

Si algo distingue a Sleeping Beauty de todos los clásicos de Disney, esos son sus fondos, las cuales fueron pinturas especialmente elaboradas para la animación obras del diseñador, director de arte y pintor Eyvind Earle, el cual creó un único contraste gracias a esos impresionantes cuadros que tomaban entre 7 y 10 días en hacerse (en contraste para una animación en aquellos tiempos solo se tomaba un día para armar un fondo). A pesar de que la cinta puede manejar diferentes estilos de animación entre sus personajes, elementos y dichos fondos, es dicha comunión la que hizo de esta cinta uno delos testimonios mas preciosistas de la casa Disney. Como dato adicional ¿recuerdan el libro al inicio y final del film? Pues es real, y fue también diseñado y pintado por Earle

La Secuencia 8

Sleeping Beauty no solo fue la producción más cara de Disney hasta ese momento (seis millones de dólares), sino también la más tardada en concebir, desarrollas y lanzar al mercado ¡casi una década! El guion ya estaba listo en 1951, las voces fueron grabadas tan solo un año después, mientras que la animación fue la se tomó desde 1953 hasta 1958 para ser autorizadas por el mismo Disney (el score fue grabado en 1957), el cual dicen los rumores de pasillo, se involucró como nunca antes desde la preproducción hasta su lanzamiento y comercialización. Un ejemplo de esta obsesión es la llamada “Secuencia 8”, mejor conocida por nosotros como la escena y musical más memorable del film: “Once Upon a Dream”, de la cual existieron 4 versiones terminadas hasta que a Walt le agradó la que nosotros tarareamos hasta en nuestros sueños. Se dice que esa sola secuencia casi lleva a los estudios a la bancarrota, crisis de la que consecuentemente se recuperó, pues fue la segunda cinta más taquillera de ese año junto después de Ben-Hur

El Castillo

El Castillo de nuestra princesa está basado en el diseño del Neuschwanstein Castle en Alemania, el cual también fue la inspiración para el diseño del Castillo de la propia marca (si, ese que aparece antes de cualquier clásico de Disney con su característico jingle)

El Vestido

Uno de los elementos cómicos principales del film es la pelea entre dos de las hadas por decidir el color del vestido de Aurora: rosa o azul. Pues bien, ese conflicto está inspirado en la misma duda que su director, Clyde Geronimi, tenía sobre qué color ponerle a su princesa, por lo que decidió incluir su cuestionamiento en la narrativa del film. Para el lanzamiento de la mercancía, juguetes y demás material promocional, Aurora fue definitivamente vestida de rosa para no confundirla con La Cenicienta

El Cielo

Walt Disney ya había pensado incluir la escena de los enamorados danzando sobre las nubes desde Blanca Nieves y Cenicienta, sin embargo la influencia de sus directores le hicieron cambiar de parecer y declinar su mandato. Finalmente su capricho se cumplió aquí, siendo este sello distintivo de sus cuentos de hadas repetido en Beauty and the Beast y The Princess and the Frog

La Banda Sonora

Revolucionaria para su época, esta fue la primera cinta de Disney en incluir un score original (nominado al Oscar), el cual fue grabado por la Orquesta Filarmónica de Berlín y basado en el ballet homónimo de Tchaikovsky. Un dato por demás curioso es que la legendaria partitura por demás oscura y tenebrosa donde Maleficent hipnotiza a Aurora para que se pinche el dedo, es una adaptación de la pieza Puss-in-Boots and the White Cat, que en el ballet de Piotr se usa para un número cómico entre dos gatos

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*