10 Películas para la Catedral de Notre Dame, Nuestra Señora de París

Palacio espiritual de la amnistía religiosa, monumental estructura de lo gótico,  capital del turismo parisino e icono de la cultura europea, escenario literario donde Víctor Hugo plasmó “Nuestra Señora de París”, albergue de reliquias cristinas, aposento de la tiara católica del Rey de Reyes, recinto donde Napoleón Bonaparte se coronó un 2 de diciembre de 1804, tardaron 200 años en construirla y 850 años tuvieron que pasar para que solo dos horas de fuego la arrasaran casi en su totalidad, lo que ayer se suscitó en la capital francesa sin duda alguna fue, es y será una de las mayores tragedias culturales, sociales y artísticas de todos los tiempos.

A pesar de que los últimos informes confirman que la estructura “está a salvo y preservada en su conjunto”, no cabe duda que la restauración de la Catedral de Notre Dame será prioridad para el gobierno y comunidad europea, por lo que de manera general debería al menos convertirse en una excusa para la lectura, investigación y ¿por qué no? La remembranza fílmica, al ser dicha maravilla arquitectónica un personaje dentro de la historia cinematográfica, teniendo un constante protagónica resultado de las innumerables adaptaciones a la obra de Víctor Hugo, pero también siendo un referente secundario en variados momentos que el (la) cinéfilo(a) guarda con cariño en su mente y/o corazón.

Recordamos 10 de sus participaciones en el cine, en la espera de que este tesoro de la historia se conserve pese al trágico suceso por centenas de años más.

 

The Hunchback of Notre Dame (1923, 1939, 1956, 1996)

Ciertamente el título que inmediatamente todos recuerdan al referirse a Notre Dame es la no tan clásica adaptación que Disney hizo de la novela de Víctor Hugo, dirigida por el mismo responsable de The Beauty and the Beast, Gary Trousdale, y que se distinguió por ser una aproximación animada más oscura y adulta a lo que el estudio nos tenía acostumbrados, poniendo de relieve los deseos carnales del villano y cierta promiscuidad de la anti heroína protagonista del relato. Aunque padeció en cuanto a calidad narrativa, emotividad y números musicales en una época donde el formato 2D del estudio se encontraba en declive, sin duda el jorobado logró colarse en la memoria gracias a dichos riesgos que en aquella época aún lograron calificarse como “polémicos” (¿Qué tiempos aquellos no?)

Por otro lado esta fue la novena adaptación de la novela entre cine y la televisión (hablando de largometrajes, ya que si nos remitimos en el tiempo, la primera adaptación de la novela data de 1911 con un corto de 36 minutos), y ciertamente la cuarta más famosa en cuanto a cronología. La primera de ellas data de 1923 con Lon Chaney como el jorobado; la segunda y sin duda más legendaria vio la luz en 1939 dirigida por el expresionista alemán William Dieterle y protagonizada por Charles Laughton y Maureen O’Hara, joyita técnica y narrativa que despliega un romance teatral y exquisito para la época; finalmente la tercera y más apestada fue la versión de 1956, una adaptación más libertina con Anthony Quinn como el jorobado.

 

Before Sunset (2004)

El segundo capítulo del que para su servidor es el testimonio fílmico más verosímil y entrañable de la historia fílmica, aquí Notre Dame juega un papel fundamental dentro del diálogo entre Jesse y Celine, siendo el primero el que le cuente una historia “ficticia” sobre el monumento y un papel romántico durante la segunda guerra mundial; si bien dicho relato pareciera uno de tantos dentro de la espontaneidad que mantienen estos dos seres dentro de sus tres eventos, sin duda el capítulo intermedio es el que conserva mayores símbolos hacía lo que fue y vendrá dentro de este presente sacrificio por parte de ambos en la deconstrucción de su pasado y construcción de su amoroso porvenir ¿todo se termina algún día no es así?

 

Amelie (2001)

Jugando un rol más irónico y negro (presiento que quitaron todos los clips de youtube debido a la ignorante corrección política), Notre Dame fue el escenario para uno de los sucesos trágicos que marcó la vida de la tierna Amelie, cuando un suicida se aventara de una de las torres principales para caer sobre su histérica madre, matándola en ese instante. Inolvidable y gran cinta, quizá Amelie sea el título por excelencia de la capital francesa en su imagen internacional, luciendo estéticamente asombrosa y narrativamente entrañable, sirviéndose del monumento de entre muchos otros elementos, para conjurar esa peculiar chispa de humor negro dentro de un relato que conceptualiza el amor y la inocencia.

 

Bitter Moon (1992) / Midnight in Paris (2011)

Usada como simple escenario, Polanski uso a la catedral como marco momentáneo para una escena entre Peter Coyote y su musa Emmanuelle Seigner en su thriller erótico Bitter Moon. Para el 2011 Woody Allen pondría a su alter ego Owen Wilson a caminar de manera melancólica durante todo el film por las calles del presente y pasado parisino, siendo una de esas últimas paradas la explanada de la catedral, donde se le es traducido un pasaje del diario de la amante de Pablo Picasso por la debutante Carla Bruni, momento clave para la resolución amorosa, surrealista y existencial del personaje.

 

The Aristocats (1970) / Ratatouille (2007)

Aunque figurando solo como un elemento del diseño de producción, un dato curioso es que la primera aparición de la catedral en una película de Disney fue en 1970 con el clásico Los Aristogatos, exactamente cuando el villano Edgar pasa por enfrente de la catedral cuando lleva a cabo su macabro plan de quedarse con la herencia, llevándose a los gatitos lejos de la propiedad. Así mismo en Ratatouille, el monumento luce también fugazmente esplendoroso cuando Linguini pasee románticamente por las calles parisinas con su nada Colette en esta joya de Pixar de Brad Bird.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*