1001 películas que no viste antes de morir III

Después de una breve interrupción de 7 días, volvemos a conectarnos espacialmente y sincronizamos nuestras póstumas señales en un nuevo episodio deeeeeee…

1001 PELÍCULAS QUE NO VISTE ANTES DE MORIR

 

Capítulo III: THE ASPERGER EQUATION

Disclaimer: No vamos a conversar sobre interpretaciones cinematográficas de personas con este “síndrome” que tienen la intención de ser casi documentales o bios con gran apego a la realidad realmente real, las cuales se pueden ver en películas como Mozart and the Whale (2005), Adam (2009) o My name is Khan (2010), etc. Tampoco sobre aquellas en que -a partir de cierto año- algunos confunden sus personajes con asperguientos pero que en realidad son autistas, como en Rain Man (1988).

De lo que si vamos a conversar es respecto a la sobre explotación de las supuestas características, personalidades y manías que tienen los individuos con asperger en la gran industria del cine y también en las series de televisión. Primero veamos lo que pasa en la pantalla chica.

Smart is the new sexy ...dicen por ahí

Demasiado inteligente y misántropo para ser tan cool ¿no?

Entre otros, hoy existen 2 grandes géneros de series de televisión donde sobresalen personajes quizás no con asperger, pero si que cuentan con una o dos algunas de sus características : las sitcom grupales y las series “de actor”. En estas últimas encontramos la primera y gran representación sobre la materia (la “sobre explotación” como les decía): Doctor House. Como la mayoría sabe, House es una suerte de spin off del personaje de Sherlock Holmes, con un toque más moderno, fresco y contemporáneo. Al protagonista le bromean sus compañeros de trabajo con que tiene el síndrome en uno de sus tantos episodios, ya que cumple con la mayoría de los “requisitos” que exige (a pesar de que ni los psicólogos se ponen de acuerdo al respecto …ni siquiera de su existencia como síndrome separado del autismo).  El jefe del departamento de diagnóstico del hospital Plainsboro es el mejor médico y más grande desgraciado que te puedas encontrar, pero tiene la autoridad para hacerlo porque es más inteligente que tú ¿Quién carajo estableció esa regla?

Pero volvamos atrás un segundo ¿qué mierda es síndrome de asperger …en la pantalla?

Es un tipo extremadamente inteligente pero misántropo …y que por lo mismo tiene la autoridad de hacer todo lo que quiera pues todos dependen de él para solucionar sus problemas, o sea Doctor House.

El síndrome de asperger (real) es tan amplio en cuanto a sus características que no hay acuerdo al respecto, pero los guionistas le simplifican la vida a los psicólogos con cada una de sus creaciones.

Smart is the new sexy ...dicen por ahí.

Smart is the new sexy …dicen por ahí.

A partir del Doc encontramos muchas series “de actor” con tales características asperguientas (díganlo o no): Monk, The Mentalist, Bones y la serie del tipo que es bueno buscando weas, entre otras, todas con una que otra variación o detalle sin relevancia.

Ahora, en el segundo género encontramos la variable cómica, hoy en todos los team debe haber un asperguiento, comenzando por The big bang theory, Community, The middle, Silicon Valley, IT Crowd, etc, etc, etc. Todas y cada una más caricaturesca y menos original que la siguiente. Lejos este es el estereotipo más utilizado actualmente en las sitcom y el que ya va generando menos risas, son todos iguales.

En el mundo real a ese tipo ya se lo hubiesen cargado.

En el mundo real a ese tipo ya se lo hubiesen cargado.

Habiendo expuesto el manoseado perfil en la tv, saltemos a las representaciones en el celuloide o lo que yo llamo “The Cumberbatch syndrome”.

Benedict se ha hecho de Spock (individuo perteneciente a una raza de asperguientos), Sherlock (el mítico asperguiento) y de Alan Turing (Da real asperguiento), y por este último está nominado a mejor actor por los oscaritos (juega con buenas cartas: biopic histórica, bélica, homosexual e inglés …cumple con tantos presupuestos para la academia que me sorprende que no sea a propósito (¿). ¿Qué tienen en común todos estos personajes? Cumplen con los “requisitos ficticios” de un buen asperguerito …y se ve cool.

La mejor adaptación de Holmes ...y la más cool según las féminas tras ser hipnotizadas por los gringos.

The Cumberbatch syndrome

Otro caso de un exitoso hijueputa insoportable lo podemos ver en The social network: inteligente y una mierda de persona, todo calza para Hollywood again. Solo que en este caso el jodido tipo es real, actual y tiene el poder para joder nuestra vida social a escala global ¿qué hemos hecho?

¿Otra más? Una más cool aún: Sherlock Holmes de Guy Ritchie en su clásica y más que repetida fórmula de acción y comedia (si, comedia). Todo con un Iron Man inglés y antisocial que es muy inteligente y adivinen …hace lo que quiere, pero todos dependen de él.

El sueño de todo autodenominado nerd

El sueño de todo autodenominado nerd

La clave se repite una y otra vez ¿será que es una moda pasajera el querer ser tan listo e indispensable que podamos hacer lo que queramos? Y vuelvo a repetir la pregunta que había hecho ¿quién carajo estableció esa regla? ¿Por qué lo pregunto? Porque en la mayoría de esas series y películas existe otro factor muy desagradable: el sometimiento de todos los demás actores a los designios del protagonista. Si esos “asperger” fueran reales, lamentablemente estarían aislados y afortunadamente pocos los soportarían, de hecho la excepción a esa regla la compone The imitation game y Alan Turing (ya verán la película), en el caso de Mark Zuckerberg con todo el dinero que tiene no lo podemos saber ciertamente hasta que sea mayor (debe estar rodeado de lamebotas, sino vean Silicon Valley para conocer el ambiente)  y así podamos preguntarnos ¿qué fue de él? ¿finalmente alguien lo hizo callar y lo mató? Etc.

Este si es de verdad

Este si es de verdad

¿Quieren ver versiones más interesantes sin ser cuasi-documentales o bios? Pi (1998) o Drive (2011). Ambas son notables y muy distintas historias que no profundizan en la idea asperger, no intentan sumarse a la moda de la forma que les expuse, no te entregan el material tan fácilmente sino que hay que procesarlo mentalmente un poquito más.

El punto es el siguiente, el asperger del que hemos sido espectadores habitualmente está tan contaminado con el sensacionalismo gringo que ha dejado de ser un síndrome para convertirse en un tipo de perfil aspiracional o cómico sin espacio en la realidad cotidiana. Eso no es asperguer en verdad (ni autismo), es un tipo de personalidad que solo se da en el imaginario mundo donde todo gira alrededor del protagonista en perfecta armonía, donde el guionista no tiene más que adaptar las reacciones del reparto que se verá limitado siempre en pos del más inteligente desgraciado cool que hayan idolatrado.

 

Nota: House, Sherlock y Silicon Valley son tres de mis series favoritas D:

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*