3 películas para crucificar y 3 para revivir en Netflix

Viernes santo, de crucifixión, reflexión y recogimiento… bueno, así se usaba hace unos ayeres. Pero para usted que negó a pasar por el viacrucis de carreteras atiborradas para llegar al mar, como Pedro negó al buen Yisus, para usted que no tarda en caer de borracho y resucitar hasta el domingo. Aquí le va su anti-recomendación y recomendación para estos días de cama, de sofá y unas heladas.

Por esta vez y comprendiendo la magnitud de que son estos muchos días para no hacer absolutamente nada, con un poquito más de opciones.

¡Alabado sea!

Las que se tienen que ahorcar como Judas

No sé usted, pero yo muchas veces me he preguntado qué sería de todos esos jóvenes talentos que se suicidaron y pasaron a formar parte del funesto club de los 27. Kurt Cobain entró en él el 5 de abril de 1994. Con él murió el grunge y el líder de la llamada, generación X.

Montage of Heck es el documental autorizado para relatar la historia del líder de Nirvana con relatos de su madre, su padre, su hermana, Courtney Love y Chris Novoselic.

¿Y sabe qué? Que me dio una flojera horrible. Porque después de 132 minutos de mi vida viendo las notas depresivas del diario de Kurt y los videos íntimos de él y su pareja. Me empecé a preguntar qué de nuevo había en todo eso.

Kurt padecía de unos problemas estomacales del carajo y nunca pudo atenderse debidamente, sus papás se divorciaron, probó la mariguana muy chavito y desde ahí empezó el desmadre. Tenía una depresión tremenda y jamás logró lidiar con su fama ¿Y qué más? No sé a usted pero a mí todo me pareció tiempo perdido para ver todo lo que ya se sabía. ¡Evítelo!

 

Imagínese que naufraga, que se queda solo y la desesperación le gana. No tiene salida y está a punto de colgarse y decirle adiós a este mundo desesperanzador, cuando de pronto un cadáver es arrastrado a la orilla del mar, lo ve y piensa que en él existe algo que lo puede salvar…. Hasta ahí todo bien, pero cuando de pronto el cadáver se empieza a pedorrear y el náufrago lo usa como lancha a propulsión para salir de ahí, uno sabe que hubo mucha droga presente en Swiss Army Man.

El niño Harry Potter Daniel Radcliffe y Paul Dano, son los culpables de esta cinta tan estúpida y sin sentido cuyo propósito jamás se llega a entender.

De verdad, ni se le ocurra acercarse a ella.

 

Hace mucho que Tarantino no hace algo que nos llegue al corazón, y lo último que hizo en The Hateful Eigth es de verdad para colgarlo de los huevos.

Más de 3 horas para contar un western es como para volverse loco. Porque si bien estamos ante una de las más bellas fotografías en la filmografía tarantinesca y la música que le dio el Oscar a Ennio Morricone, estamos también ante una de sus historias más pobres.

Cuenta la leyenda que Trantino sólo hará una película más y se retirará de las luces. ¿Será?

 

Las que tocan lo celestial

El 1° de agosto de 1966 ocurrió el primero de los tiroteos en escuelas de la unión americana. Desde la Universidad de Texas, Charles Whitman, estudiante de ingeniería con entrenamiento de francotirador, disparó durante hora y media desde la icónica torre del reloj del edificio. Un ataque que culminó con 17 muertos y más de 30 heridos.

El excelente documental de corte independiente, Tower, relata lo sucedido aquel trágico día de una forma brillante. Ya que, a sabiendas de que sería poco probable que la casa de estudios se prestara para que se pudieran hacer las grabaciones de una recreación de los hechos, Kaeith Maitland, optó por hacer una perfecta y emotiva animación, y el resultado no pudo ser mejor; colores vibrantes, planos espectaculares y una vibra que de inmediato lo traslada a uno a los 60s.

No es un documental del montón, créame. Véalo y convénzase usted mismo.

La delgada línea amarilla es un ejemplo de lo que no me cansaré de defender del buen cine mexicano y por lo que tanto me encabrona ver el daño que le hacen las cintas mediocres que últimamente usted y yo hemos visto desfilar.

Damián Alcazar, Joaquín Cosío, Silverio Palacios, Gustavo Sánchez Parra y Américo Hollander hacen un aglomerado perfecto que da vida a cuatro personajes más que entrañables que se encuentran por azares del destino mientras pintan la línea amarilla de la carretera de un pueblo a otro. Y así, a través de una historia simple como la lluvia, estos cuatro logran una química que traspasa la pantalla y hace que uno se quede a ver su travesía.

Créame, de lo mejorcito que he visto últimamente del cine nacional. Un sobresaliente para el primer largometraje de Celso García. Acompáñela con una buena jarra de agua de limón, porque al igual que la novela Al filo del agua, del maestro Yáñez, esta cinta da sed y mucha.

El cine español de Almodóvar es una clara referencia para Pieles. ¿Se acuerda de la serie Aida? ¿Se acuerda del personaje de Fidel, el niño gay que nos hacía morir de risa? Pues qué cree, que ése niño se transformó en un ambicioso director, Eduardo Casanova, quien nos presenta su ópera prima dejándonos más que incómodos, estupefactos y con ganas de ver hacia dónde será su siguiente paso.

Le aclaro que estamos ante una cinta que no es sencilla y que los primeros 10 minutos son clave para saber si se odia o se ama.

Sí, es una película difícil, porque tratar el tema de las personas con malformaciones no es cosa sencilla y menos si a eso se le quiere añadir un toque de humor que por momentos parece no resultar; sin embargo, cuando las historias de Carmen Machi, Ana María Polvorosa, Candela Peña, Macarena Gómez, Joaquín Climent y Carolina Bang, se cruzan. Nada vuelve a ser igual. La cinta va más allá de descubrir cómo los prejuicios físicos nos guían por la vida y cómo las desgracias de unos, pueden ser las alegrías de otros. Un agasajo para la vista y una historia para reflexionar. ¡Véala!

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cat Movie Lee    


6 comentarios

  • swiss army man esta increible!!! 🙁

    Responder
    • Hola José, gracias por tu comentario. La verdad es que me pareció buena hasta los primeros 10 minutos. Nunca entendí tanta fantasía porque desde mi punto de vista, no se justifica… muchas drogas 😉 ¡Saludos!

      Responder
  • estoy tan de acuerdo con lo de the hateful eight, no sé por que tanta gente le gusta tanto, debe ser la unica de tarantino que he bostezado, saludos desde Chile

    Responder
  • Gracias, Nicolas. Saludos a Chilito. Y sí, tienes toda la razón. Yo tampoco había bostezado con una peli de Tarantino, pero con ésta se le pasó la mano y mucho.
    Gracias por leernos. ¡Saludos! 😉

    Responder
  • La delgada línea amarilla es buena, a excepción del romance forzado del chavo protagonista y la chica de la hacienda, pero vale la pena

    Responder
  • Pecarta minuta, desde mi punto de vista,mi querido Temo. Pero sí, es de lo mejorcito que he visto del cine nacional. Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*