4 Recomendaciones Noir para escapar de los Avengers

Los superhéroes han llegado para quedarse, nos guste o no, y su proliferación ha llegado a hastiar hasta a los que nos decimos fans del subgénero, razón por la cual les traigo algo de oscuridad para contrastar tantas capas y mallas coloridas, les traigo un poco de Noir.

Este género que vio sus mejores años después de la segunda guerra mundial, es mundialmente conocido por sus altos contrastes entre blanco y negro, sus detectives atrevidos, una policía inepta y hasta corrupta y por supuesto, la icónica Femme Fatale. Pero reducir el género a estas características es pasarse de simplistas, el Noir tuvo su impacto como todas las corrientes fílmicas que han sobrevivido al paso del tiempo: porque reflejaban un aspecto de la sociedad.

El aspecto más representativo del Noir son esos callejones oscuros, esas calles mal iluminadas, esas sombras que acechan a cualquiera, sin importar su religión, su status social ni mucho menos la calidad de su persona; es saberse a la merced del azar, el saber que las cosas malas les pasan por simple y mera casualidad, porque dieron la vuelta en la calle equivocado en el momento menos indicado. Es la desesperación de no poder escapar a esa sensación.

Es por eso que les traigo esta pequeña selección de películas para que se sacudan tanto súperpoder, tantas personalidades heroicas y tramas tan risibles y entonces vuelvan a sentirse presas de la cruda y oscura realidad.

 

The Maltese Falcon (John Huston, 1941)

Nada mejor para calentar motores que la cinta a la que muchos consideran la primera en este género con el mejor ejemplo del detective macho y cabrón que Humprey Bogart como el investigador privado Samuel Spade.

En esta entretenida historia, el detective privado se ve envuelto en una extraña conspiración de varios individuos bastantes pintorescos y sea decirlo de paso, bastante determinados a obtener cierto objeto de gran valor conocido como el Halcón Maltés. Sam deberá cambiar de lealtades, doblar las reglas morales y de paso las de la ley no solo para resolver el caso, sino para salvar su cuello y no terminar incriminado por dichos sujetos.

El valor de esta cinta es que retrata a los clásicos arquetipos necesarios en una cinta noir clásica, pero donde reside su mayor aportación es en la persona del detective privado, una persona de una moral laxa que la mayor parte de la cinta nos da la impresión de que puede cambiar de bando en cualquier momento.

 

Wind River (Taylor Sheridan, 2017)

Una gran cinta del autor de la aclamada y sobrevalorada Sicario que fue totalmente ignorada el pasado 2017. Si bien no es una cinta dentro de los estrictos canones del Noir o mejor dicho Neo Noir, cuenta con más de una característica importante que nos demuestra que este género no ha muerto, sino que aún vive en lo que heredó a las futuras generaciones.

Natalie Hanson ha sido encontrada sin vida, en las montañas de la Reserva Indígena de Wind River. Fue encontrada por Cory Lambert (Jeremy Renner), un cazador y rastreador profesional. En respuesta el FBI manda a la agente Jane Banner (Elizabeth Olsen) quien a pesar de su inexperiencia no duda un solo instante en entregarse al caso para descubrir quién o quienes están detrás de todo.

A pesar de ser considerado un western moderno por todos lados, mantiene elementos muy claros del género a tratar en donde resaltan la ineficiencia de la ley ante la maldad humana, aunque sus agentes estén dispuestos a hacerla cumplirla. También podemos ver como la fatalidad aún se oculta en cada esquina, si bien no es un corredor oscuro, lo es una comunidad pequeña y aislada. El mismo cazador nos demuestra que es esa oscuridad que forma parte de nosotros es parte vital para poder avanzar en la investigación. Pero el guiño más importante es que al final de cuentas, el daño está hecho y no queda forma de revertirlo.

 

Blade Runner (Ridley Scott, 1982)

 

Otro factor de resaltar en el Noir es la cordura del protagonista. Se ha comprobado que nuestras creencias y opiniones no son solo eso, sino parte primordial de nuestro equilibrio mental y es por eso que discutir ciertos temas pueden ser problemáticos ya que no es un ataque a las ideas sino a nuestra propia sanidad.

Tal es el caso de Rick Deckard, una especia de detective privado que se enfoca en cazar androides con apariencia humana llamados replicantes. En un futuro distópico, vemos como se retrata un futuro nada esperanzador, en donde los autos vuelan y la ciencia ha llevado a la humanidad a colonizar otros planetas pero las ciudades son más oscuras que nunca, al punto de ser asfixiantes y privar a sus habitantes de cosas tan básicas como poder ver el cielo.

En lo alto de dicha ciudad se alza la torre de Tyrell, empresa creadora de los enigmáticos y peligrosos replicantes; es ahí donde Deckard se debe presentar para iniciar la cacería de 4 de esos androides que han estado dejando un rastro de muerte a su paso y debido a la ineficacia de la policía, es el mismo detective quien tendrá que lidiar con dicha situación

Blade Runner posee sino todos, al menos la mayoría de los ingredientes que una cinta requiere para llevar el sello de Noir (neo noir en este caso), incluso con escenas que hacen guiños a otros filmes como The Big Sleep por mencionar alguno. Pero su principal característica es el estado en el que el protagonista termina, con verdades que nunca buscó saber.

 

Chinatown (Roman Polanski, 1974)

¿Ya empiezan a sentir que su vida no es tan segura como parece? ¿Ya empiezan a notar que no todo en su vida es lo que aparenta ser? ¿No? ¿Seguros?

Bueno pues Roman Polanski junto con un elenco encabezado por Jack Nicholson, Faye Dunaway y John Huston nos harán sentir esa impotencia en uno de los mejores filmes del género conocido como Chinatown.

El conocido detective privado Jake Gittes, ha sido contratado para seguir de cerca a un respetable hombre llamado Holis Mulwray (Darrel Zwerling) a cargo de su esposa quien sospecha que este le es infiel. Gittes, como es de costumbre, logra su cometido pero las cosas se salen de control cuando el caso llega a la primera plana y de pronto es demandado por nada más y nada menos que la esposa de dicho señor, quien para sorpresa del detective, no es la misma persona que lo contrató.

La investigación lo lleva a desentrañar no solo una conspiración de grandes proporciones sino con las facetas más oscuras y deplorables de la raza humana, mientras el mismo lucha por no ceder ante la su propia avaricia.

Pocas cintas pueden transmitir esa impotencia y sensación de ser nulo ante una sociedad cada vez más grande y hambrienta, donde nada ni nadie nos puede proteger del azar y de otros humanos que están dispuestos a llegar a lo más alto y no dudaran de usarnos como peldaños para lograr dicho fin.

 

Muchas gracias por acompañarme en este pequeño viaje a lo más oscuro de la naturaleza humana, espero que esta selección variopinta haya sido de su agrado y les sirva para sacudirse tanta bondad y esperanza barata de los blockbusters que inundan el cine. Por cierto, mañana estrena en cartelera The Nile Hilton Incident (Crimen en el Cairo o El Cairo Confidencial), un noir sobreviviente de manufaxtura sueca y egipcia que no pueden perderse.

Cheers!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Samuel Spade    


2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*