5 Bodas de Película para celebrar la unión de Cat Movie Lee & Mr. Wolf

Si ustedes se preguntaban por qué andamos tan ausentes últimamente en el blog, la razón es porque todavía no nos recuperamos de tremendo pachangón (cof cof cruda) el pasado sábado que se celebró la boda de dos de nuestros autores: Cat Movie Lee & Mr. Wolf. Y para continuar el festejo, los demás autores de Cinescopia hicimos una exclusiva selección de grandes bodas dentro del cine, desde novias desquiciadas y melodramáticas hasta una declaración gay en plena ceremonia.

Bloody Weeding finales

5 grandes bodas de películas para despertar de nuestro letargo y emprender junto a nuestros amigos autores su aventura y romance ¡Muchas Felicidades a los dos enamorados y recién casados!

 

In & Out (Frank Oz, 1997)

Mrs. Punisher

¡Ah las bodas! ¿Qué cosa habrá más bonita que las bodas? Unos novios enamorados, dispuestos a dar el sí para toda la vida, todo el mundo muy guapo, la familia reunida, los amigos deseando lo mejor. Mucha comida, muchos bailes ridículos, en donde todo el mundo es traicionado por su código postal y placeres culposos musicales, para beneplácito de los que observan desde la seguridad de su asiento. Ingesta de alcohol al por mayor, ¡regalos!, no tantos como el número de invitados, pero que emoción al momento de destapar las sorpresas. Con tantas cosas buenas sucediendo en un mismo día ¿qué puede salir mal?

Bueno, pues si lo pensamos un poquito, resulta que mil cosas pueden salir mal en el día de la boda. A mí no vengan y me cuenten, que mi boda fue catastrófica; pero cuando nuestra queridísima Cat Movie texteaba que estaba nerviosa, rayando en lo histérica, porque su peinador llevaba veinte minutos de retraso, nadie se tardó en decir que todo estaría bien y en tratar de  tranquilizar a la bella, pero aún despeinada novia. Sin embargo, como buenos cine adictos que somos, comenzamos a pensar en bodas de películas en donde no todo ha salido, digamos, perfecto.

In & Out fue una de esas comedias románticas que dejaron un buen sabor de boca a finales de los años noventa, no sólo por la “frescura” con que Paul Rudnick manejó el guion, sino por la divertida actuación de Joan Cusack, quien destronó del protagónico a Kevin Kline robándose la película.

Creo que a estas alturas ya todo el mundo sabe de qué va la película, saben que el guion se inspiró en el discurso de aceptación del Oscar a Mejor Actor de Tom Hanks en el año  1994 (Philadelphia), en donde menciona a un muy querido profesor gay. De esa misma manera el profesor Howard Brackett (Kevin Kline), es mencionado por su alumno Cameron Drake (Matt Dillon) cuando está a unas semanas de su boda con la profesora Emily (Joan Cusack).

Usted. Señor, señora, joven, jovencita, puede salir del closet cualquier día que le venga en gana. Tiene 365 días al año para declararse abiertamente gay y ser feliz por los siglos de los siglos Por favor, por lo que más quiera, ¡por Barbara Streisand! No se le ocurra hacerlo el día de su boda heterosexual, y menos, cuando la novia o el novio han tenido que bajar infinidad de kilos para verse espectaculares ese día. ¡No es de Dios!

Por fortuna el Arqui Cruz, se aguantó las ganas de impedir la boda y todo para Mr. Wolf y Cat Movie salió de maravilla. Comidos, bailados y muy, pero muy enamorados ¡Felicidades chicos!

*Una disculpa por el video que está en italiano, pero no encontré otro.

 

Kill Bill Vol. I y II (Quentin Tarantino, 2003 y 2004)

Chikilla

Nada más bello para una chica que el día de su boda, el inicio de una aventura llena de amor al lado del hombre que ama. Una boda es siempre un momento precioso e inolvidable, a menos claro, que se trate de una boda al puro estilo de Quentin Tarantino.

Pocas son las bodas inolvidables en el cine y la ceremonia, bueno, el ensayo de la ceremonia, que nos regala Quentin Tarantino en su magistral tributo al cine oriental y animes en Kill Bill es una de las mejores y más épicas bodas con masacre de por medio. Y es que se puede escapar de un hombre, hacerse con una nueva vida e identidad, pero lo que no se puede es escapar de Bill. Este enfermo y obsesionado matón que lidera uno de los más letales grupos de mercenarios ‘The Deadly Vipers’, no acepta un NO como respuesta y cuando su mujer favorita, conocida como La Mamba Negra, escapa de su control, éste se desquicia aún más y mueve todos los hilos necesarios hasta encontrarla.

Kill Bill nos es contada a manera de comic o libro; en capítulos, donde en cada uno de ellos tenemos una historia corta que involucra a cada personaje. Es así como Tarantino nos cuenta la historia de Beatrix Kiddo y cómo inicia su venganza.

En ese bello día en que se prepara para su boda con un chico inocente, una muy embarazada Beatrix Kiddo se reencuentra con Bill, su antiguo y tóxico amor, ese al que había traicionado y del que escapó en busca de la tranquilidad que da el anonimato. Hasta que Bill y su  equipo de mercenarios la encuentran en la capilla y no le perdonan la traición así que masacran a todos en la capilla y ella recibe además múltiples golpes, que la dejan casi desfigurada, un disparo en la cabeza que la lleva a un coma del que no sale en varios años. Un buen día B despierta y descubre que su bebé no está más en su vientre e inicia la cacería más impresionante y sangrienta que habíamos visto.

La cinta nos la presentó Tarantino en 2 volúmenes y contada de forma anacrónica, que fue su sello en la mayoría de sus cintas. Kill Bill fue el homenaje del director al cine oriental de artes marciales,  los westerns y los samuráis y aunque a muchos pudiera no gustarles su estilo y otros consideren que sus tributos son más bien copias, es innegable que Tarantino tiene un estilo único y propio a la hora de contar una historia.

En este día que celebramos el enlace matrimonial de nuestros compañeros Mr. Wolf y Doña Cat Movie Lee queremos hacer hincapié en la aventura que se inicia a partir de una boda y felicitar a ambos por el inicio de un nuevo camino juntos, una nueva aventura con rumbos infinitos a seguir pero siempre con el propósito de caminar juntos en la misma dirección.

¡FELICIDADES AMIGOS!

 

Relatos Salvajes (Damián Szifron, 2014)

Kim Tobías

Sin duda la boda más epica de los últimos años, una fiesta que comienza como toda bonita celebración de este tipo: risa, felicidad y buena bebida. El rumbo de este momento cambiará cuando Romina (Érica Rivas) descubre que su flamante esposo la engaña con una de las invitadas a la boda, entonces la ira de la novia se verá expresada en su nivel máximo patrocinado por gritos, llanto e incluso un acto sexual con uno de los meseros del evento. Y esto no es nada pues la frenética chica sentenciará a su ahora marido a una vida infeliz pues no le dará el divorcio, haciéndolo sufrir hasta el día que la muerte los separe (todo de esto de manera “privada) para posteriormente regresar a la fiesta y armar tremendo escándalo humillando a la amante, incomodando a todos los asistentes y al grado de hacer llorar al novio de tan espantosa escena. Lo mejor de esto es que al final logra triunfar la pasión y los novios se reconcilian de manera legendaria teniendo relaciones sexuales prácticamente frente a los invitados que aún estaban en el lugar.

Drama y muchísimas risas aseguradas es lo que representa esta escena  que es un sube y baja de emociones, una secuencia tan divertida como magnífica pues representa la histeria y la frustración de una circunstancia tan crucial como esa de una manera hilarante y desarollada perfectamente en menos de 20 minutos de duración. ¡IM-PER-DI-BLE! Así como los otros 5 cortos que conforman este espléndido filme argentino lleno de tragedias titulado Relatos Salvajes.

Por supuesto este no es el caso de nuestros queridos compañeros, pero que es un post de bodas cinematográficas sin una tan desquiciada como esta ¡Feliz boda salvaje Cat y Mr. Wolf!

 

The Godfather (Francis Ford Coppola, 1972)

Arquicruz

Una Gran película que sirve como digna dedicatoria a una gran pareja que son mis cuatachos del alma la elegante minina Cat Movie Lee y el majo de Mr Wolf. Si bien no me fue posible acompañarlos en este evento tan importante al menos tengo la oportunidad de dedicarles unas cuantas líneas en este divertido post.

El Padrino es la mejor cinta del género de gánster, y de paso es una de las mejores adaptaciones del libro a la pantalla grande (sino es que es la mejor) y empieza con uno de los pocos eventos familiares que reúne más gente que un velorio: Una fastuosa Boda. En este caso, se celebraba el compromiso de la pequeña princesa del imperio, la consentida de Don Corleone: Connie (Talia Shire) quien tiene lo que toda niña mimada puede desear: Una gran fiesta, mucho lujo, un novio guapo y hasta una súper estrella cantando en tu festejo.

Esta apertura sirve de gran manera como vehículo para establecer todos los personajes y las situaciones que se irán desarrollando, en este caso la lucha de Michael Corleone por mantenerse alejado de los negocios de la familia y el deseo de su padre porque fuera un hombre de bien.

No queda mucho que decir que no se haya dicho ya de la familia Corleone, por lo que solo me resta desearles una feliz vida como casados y Mr Wolf, no hay mejor música para barrer y trapear que la de Paquita la del Barrio, así sacas todas tus furias mientras tratas de sacar esas manchas de grasa de la estufa 😉

¡Nuestros mejores deseos!

 

The Graduate (Mike Nichols, 1967)

El Fett

No hay comparación entre la boda de mis amigos y estimados Julieta y Fran y la última y mítica secuencia de este joya tragicómica de Nichols; la primera fue emotiva, estupenda, divertida, un festín del que su servidor salió un poco ebrio y de la cual hasta hoy como que me ando recuperando; la segunda fue un caos, un robo, un arrepentimiento, una prueba de amor atípica y ciertamente bizarra dentro de un contexto narrativo hermoso que de hecho ve su clímax en esta situación exasperante donde el joven Ben Braddock (Un genial Dustin Hoffman), sumido en la vergüenza y en la derrota de sus inadecuadas y eróticas decisiones, escoge a la hija por sobre la madre, al amor sobre el sexo, al dudoso porvenir por sobre la aventura, y termina por robarse a la novia en plena ceremonia religiosa para emprender la fuga en lo que significa uno de esos momentos icónicos del séptimo arte

Para The Graduate se necesita advertir que no estamos ante una cinta romántica, pero tampoco ante un drama sometido a la lágrima. Creo que la obra humorística, trágica y erótica orquestada por Nichols trata simplemente sobre la decisión y la seguridad, sobre la ilusión de un mejor futuro, este último aspecto vivencial y/o elemento narrativo compartido en todas las uniones maritales, reales y/o ficticias, con firmeza y esperanza en que dos seres que si bien no conocen el final o el destino de esta misión, si comienzan a labrar un rumbo con esa mirada perdida sentados en la parte atrás de un camión.

Un espléndido libreto hábilmente dirigido, legendariamente actuado (Anne Bancroft pasó a la historia como la Sra. Robinson) y memorablemente musicalizado por los acordes de Simon & Garfunkel, el drama, la comedia y el romance son parte de toda una vida, como en las películas mis queridos Julieta y Fran

¡Muchas felicidades! Ya se graduaron

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

  • La boda de Relatos Salvajes o… cuando te das cuenta que te has casado con Bellatrix Lestrange… digo, nomas falto que le lanzara Avada Kedavra nomas porque queria verlo sufrir el resto de su vida

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*