5 Temas para recordar a Vera Lynn en el Cine

El pasado 18 de junio falleció a la extraordinaria edad de 103 años la llamada “Novia de las fuerzas armadas”, Vera Lynn, afamada musa británica y musical que comenzó y forjó el clímax de su obra durante los tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Nacida en 1917, la cantautora y también actriz comenzó su carrera a la edad de 7 años cantando en un sindicato de obreros, para después debutar en la radio londinense a sus 18 años a lado de la orquesta Joe Loss, donde conocería a su esposo, el clarinetista y saxofonista Harry Lewis, con el cual se casaría en el mismo año que estallaría la guerra (1939).

Para 1940 comenzaría su propio programa de radio llamado “Sincerely Yours”, donde entre la transmisión de las canciones más solicitadas por los soldados en combate, también se dedicaba a enviar palabras de aliento a las tropas británicas. Esta labor la vinculaba con sus constantes visitas a hospitales y a su activismo en pro de las madres y mujeres de los soldados, sirviendo de vínculo, apoyo y mensajera. Todo esto más sus giras por Egipto, India y Birmania, donde dio conciertos para los soldados, le ganaron el mote y forjaron su leyenda.

Así mismo durante dicho periodo realizó tres película como actriz, de la cual destacó la homónima de su pieza más reconocida, We’ll Meet Again? de 1943, un relato semi biopic donde el argumento giraba en torno a la carrera de una cantante durante la guerra y a la letra de la propia y mítica pista, en la que ya ahondaremos.

Grabó 24 álbumes de estudio y sus letras se han dejado escuchar en más de 70 filmes, de los cuáles solo recordaremos con 5 de sus temas más conocidos y referentes, haciendo memoria cinéfila de dónde los hemos escuchado.

Que descanse en paz Vera Lynn

 

I’m in the Mood for Love

Creada en 1935 para el film Every Night at Eight e interpretada originalmente por Frances Langford, Lynn la incluyó también en su voz en uno de sus primeros álbumes ese mismo año. Con el tiempo incluso Bob Hope la usaría como cortinilla para los shows que hacía durante las giras de entretenimiento a las tropas aliadas. La canción también aparece en varios filmes, siendo las más famosas The Nutty Professor de 1963 con Jerry Lewis y la versión de Lynn apareciendo en el remake que hizo Adrian Lyne de Lolita en 1997. Como dato curioso, esta pieza ha sido reproducida por más de 30 artistas desde su creación, de entre los que destacan Louis Armstrong, Charlie Parker, Barbra Streisand y Rod Stewart

 

White Cliffs of Dover

Una de sus canciones más populares e igualmente uno de los himnos musicales de la Segunda Guerra Mundial , siendo Vera Lynn la primera en interpretarla en 1941, convirtiéndose en una de las piezas más populares entre las tropas. La letra es un homenaje a los pilotos británicos caídos de la llamada “Battle of Britain”, evento bélico de 1940. Su inclusión en el cine más famosa se dio en la película de Peter Weir, The Year of Living Dangerously de 1982.

 

Auf Wiederseh’n Sweeheart

Pasada la Guerra y estando en Suiza, Lynn quedó enamorada de una canción que se escuchaba en las calles, compuesta por el compositor alemán Eberhard Storch en 1950 en honor a su esposa cuando esta estaba muy enferma en el hospital. Rápidamente la cantante buscó al compositor y los permisos pertinentes para llevar a cabo la versión en inglés para 1952, siendo uno de sus primeros hits post- guerra. La canción se pudo escuchar en el soundtrack de Trainspotting 2

 

The Little Boy That Santa Claus Forgot

 

 

Sin duda una de sus aportaciones más sutiles y famosas al cine, que también significó una especie de homenaje por parte de Roger Waters y Pink Floyd en el legendario proyecto audio visual “The Wall”. Para empezar, es ya sabido que el grupo en el álbum incluye el tema “Vera”, en homenaje a la cantautora de las tropas británicas y aludiendo a la narrativa de la obra dentro del trauma de su protagonista por el duelo no resuelto de su padre en la guerra. Pues bien, además de ser incluida como pista, la canción con la que comienza la cinta de Alan Parker es otra de Lynn, The Little Boy That Santa Claus Forgot, en clara metáfora previo a la presentación de nuestro afectado protagonista en aquel Dolly por el pasillo de un hotel y consecuentemente recorriendo la muñeca del mismo desde el reloj de Mickey hasta el cigarro consumido entre sus dedos.

 

We’ll meet again

 

Y pues bueno ¿Qué más se puede decir de esta legendaria pieza? ¿Quién sabe? En una de esas hasta un centennial la ubica de puro oído. Su éxito más sonado creado en 1939 y siendo Lynn la primera e interpretarlo, no solo se convirtió en la canción más afamada durante la Guerra (haciendo claro alusión a aquellos que parten hacia la batalla), sino también con el que muchos países aún conmemoran el final de la misma.

Ha tenido participación en 50 bandas sonoras (contando solo la versión original de Lynn), siendo indiscutible la más famosa la de la cinta de Stanley Kubrick, Dr. Strangelove, como parte del final satírico perfecto en esa serie de explosiones nucleares que marcan así el final de la humanidad, acordes que para terminar la ironía, viene solo después de que Peter Sellers mencione al enemigo principal tanto de la Guerra como de la misma composición.

Sin duda nos volveremos encontrar Vera.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*