80 años y 10 Datos curiosos de Rebecca, una obra maestra de Alfred Hitchcock

Este mes se cumplen 80 años del estreno de una de las mayores joyas de Alfred Hitchcock y del cine americano, Rebecca, cinta que no solo significó la primera incursión del “Maestro del Suspenso” en Estados Unidos, sino que también produjo durante su rodaje un choque de lenguajes, industrias, técnicas y estilos fílmicos que llevaron al afamado producto David O. Selznick al borde de la locura, mientras que Alfred con sus cuestionables y minuciosos métodos, construía un clásico en donde converge lo mejor del thriller, el suspenso y el romance.

Aunque es sabido que el propio O. Selznick  tuvo que meter mano directiva y re grabar un par de secuencias, fue gracias a Alfred que el detallado ritmo de Rebecca, centrado en la psique de su trágica heroína, llevara a la historia a un cierto tono de horror psicológico engendrado por la sombra y recuerdo de su otra protagonista, una “Rebecca” que con el paso de los años no solo se ha convertido en una de las villanas más peculiares y destacadas del cine, pues sin salir ni un segundo en pantalla y solo con ser mencionada entre 5 y 10 veces durante el film, el guion es tan preciso que el(la) espectador(a) es capaz de concebir y desarrollar a esa figura en su mente gracias a la psique de los 4 ejes principales: su viudo, la nueva esposa de este, su sirvienta y su amante (yo en lo particular me imagino a Bette Davis en ese excelso papel imaginario).

Rebecca también permitió a Hitchcock crear uno de los mejores y mejor escondidos giros del celuloide, encausado también por una accidental pero brutal química actoral que llevó tanto a Joan Fontaine a confirmarse, como a Laurence Olivier a consagrarse en sus respectivas etapas de carrera.

Repleta de técnicas fílmicas y directivas tan revolucionarias como trasgresoras, Rebecca sin duda puede ser catalogada como la joya más relegada del maestro del suspenso, y a la que valdría la pena revalorar en esta cuarentena para ponerla al mismo nivel de Pyscho, Rear Window y/o North by Northwest. Recordamos este romance repleto de suspenso con 10 datos curiosos sobre su rodaje e influencia:

Un papel muy deseado

Cabe la coincidencia que la odiada hermana de Fontaine, Olivia de Havilland (es sabido que no se soportaban), fue la que estuvo más cerca de conseguir el papel por intercesión de O. Selznick, pero todo fue impedido por un contrato con otro film. Otras que quedaron cerca fue Maureen O´Hara, Loretta Young, Anne Baxter y pos supuesto la novia de Olivier, Vivien Leigh (de esto ahondaremos en el siguiente punto), pero fue en mucha parte gracias a Hitchcock que Fontaine haya sido seleccionada, pues lo convenció desde un principio y gracias su previa cinta, The Women (1939). Cabe mencionar que Joan era aún una novata, habiendo comenzado apenas su carrera fílmica en 1937.

El “método” Hitchcock

Es sabida la presión y tortura psicológica a las que Hitchcock sometía a sus actrices, y Fontaine no fue la excepción. Aquí entra el caso de Olivier, que al molestarse con la producción y con el mismo Alfred debido a la negativa de seleccionar a su novia para el papel principal, el consagrado actor trataba con mucho despecho a Joan, lo que impactó mucho a la joven actriz haciéndola sentir muy mal. El director decidió capitalizar esta situación a su conveniencia diciéndole a Joan que todo el set la odiaba, lo que hizo que la actriz se comportara de manera tímida y muy retraída, emociones que precisamente Hitchcock requería para el personaje. Los métodos son sencillamente crueles, pero al final encausaron una tremenda y realista actuación de Fontaine, forjando ese mismo halo de misterio en su “química” con Olivier.

¿Remakes y secuelas?

Aunque usted no lo crea, el coronavirus detuvo (momentáneamente) uno de los crímenes más grandes por venir en este año, que es el remake oficial de Rebecca a cargo del director de vena indie Ben Wheatly, con Armie Hammer (Maxim), Lily James (Mrs. De Winter), Kristin Scott Thomas (Mrs. Danvers) y Sam Riley (Favell) como los personajes principales. Así mismo hubo dos mini series, la primera de 1979 con 4 episodios, y la segunda una especie de remake – secuela de dos episodios en 1997, donde Charles Dance (Game of Thrones) interpretaba a Maxim.

El “Deep focus”

Antes de que Citizen Kane lo pusiera de moda, la técnica fotográfica “Deep Focus” (profundidad de foco), fue utilizada por Hitchcock y por el fotógrafo George Barnes en Rebecca. Esta consiste en mostrar una puesta en escena con una gran profundidad de campo,  o en otras palabras, mostrar  enfocados desde lo que se encuentra en primer plano hasta lo que se encuentra al fondo. Hitchcock fue de los pioneros en esta técnica, pues ya la había también mucho tiempo atrás con su cinta de 1927, Declive.

Origen

Rebecca está basada en la novela homónima de la escritora Daphne du Maurier, publicada apenas dos años antes de su versión fílmica, en 1938. Hitchcock quería hacer la adaptación desde su publicación, pero fue incapaz de pagar los derechos de la novela hasta 1940, con ayuda de O. Selznick. Hitchcock ya era seguidor de du Maurier, pues The Birds y Jamaica Inn también son adaptaciones de sus novelas.

La chaqueta “rebeca”

Debido al éxito en España, las chaquetas que Joan Fontaine usa durante la película comenzaron a ser conocidas como “rebecas”. En la actualidad aún se le conocen con ese nombre.

La primera en Hollywood

Rebecca fue la primera película de Hitchcock rodada en Hollywood, y coincidentemente la única con la que ganó un Oscar a la Mejor Película. Estuvo nominada a 11 premios, pero solo se quedó con película y con fotografía para Barnes. Ese año el premio al mejor director fue a parar en manos de John Ford, por The Grapes of Wrath, la otra gran favorita de aquella edición.

Problemas entre Alfred y David

Un duelo de fieras. Aunque Hitchcock estuvo involucrado en el guion, O. Selznick lo baneó en el rodaje con respecto a algunos cambios en el mismo, factor que llegó molestar tanto a Alfred que incluso en una ocasión corrió al productor de su propio set. Así mismo el productor no estaba de acuerdo con la manera de dirigir del director, el cual le costaba dinero por su proceso lento, su negativa a ensayar escenas, y sus cortes súbitos entre estas, lo que llevó al productor a él mismo re grabar algunas escenas antes del corte final; Alfred llamó después a David un productor autoritario. El problema entre ambos se aminoró un poco gracias a la intercesión de la esposa de O. Selznick , Irene, a la cual el productor mismo llevó al set para que ella con objetividad le dijera que pensaba del método de “Hitch”, mostrándole también algunas secuencias ya grabadas, pues en palabras del mismo O. Selznick “el comenzaba a cuestionarse su propio juicio y que quería cancelar el film”. La sorpresa fue que Irene calmó a su marido diciéndole que lo que tenía entre manos era una excelente película.

Miniaturas

Otra cosa que aminoró de cierta manera el rose entre Alfred y David, fue que el director le ahorró centavos a la producción gracias a su experiencia previa como director de arte y al haber trabajado con miniaturas, y es que al no encontrar una locación que se adaptará a la imagen que Manderley, la mansión exterior es en realidad un bosquejo miniatura.

Cambios en el film

Algunos cambios considerables entre la novela y el film. Sin duda el mayor es la muerte de Rebecca, pues mientras que en el film es “accidental”, en la novela original es un asesinato con toda alevosía y ventaja por parte de Maxim. Así  mismo en la novela el personaje de Mrs. Danvers tiene mucho mayor peso, pues ella es la villana principal y la tutora de Rebecca desde joven, por ende también la raíz de la maldad; Hitch decidió invertir de cierta manera esta psicología a pesar de la negativa de O. Selznick, para imprimir un mayor suspenso a la figura de Rebecca ¡que gran acierto!

Dato curioso extra y personal

Debido a mi afición por esta película, quería llamar a mi hija Rebecca, pero mi esposa se negó debido a que ese nombre era para ella de una “perra malévola”, pero sin ninguna razón, recuerdo de alguien o justificación, solo que así le parecía ¿lo curioso? Mi esposa no había visto aún el film. Cuando por fin vimos la película juntos, se sorprendió si esa era la fuente y si alguien accidentalmente le pasó dicho pensar acerca del nombre ¿coincidencia? Quizá la sombra de Rebecca ha llegado demasiado lejos, pero mi hija se terminó llamando de otra manera… desgraciadamente para su servidor.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*