9 Embarazos fílmicos de terror

Precisamente por lo demandante y estresante que puede ser -tanto física, emocional, económica y médicamente-, toda mujer debería poder decidir, libremente, si quiere tener un hijo y bajo qué condiciones. Conforme el presente avanza a situaciones cada vez más distópicas -desde los tradicionales embarazos y partos forzados hasta la capitalización de la gestación-, nada como el cine para enfrentarnos a miedos más sobrenaturales.

Con el próximo estreno de Malicious, película estadounidense que presenta a una pareja de recién casados que se mudan a una casa y se enfrentan a fuerzas demoniacas, presentamos 9 embarazos en el cine de terror. Nada como traer un bebé al mundo, ¿verdad?

Still/Born (2017)

Mary tuvo un embarazo complicado: de dos gemelos que esperaba, uno nació muerto. El duelo se combina con miedo cuando se da cuenta que fuerzas demoníacas quieren a su bebé sano.

Inside (2007)

Nada como el gore francés para presentar la historia de una viuda que, a meses de dar a luz, está siendo acosada por una extraña mujer que quiere sacarle su bebé.

Prevenge (2016)

Una madre que elige serlo haría todo por su bebé, aún si no ha nacido. Lo que esta película de Alice Lowe plantea es una pregunta macabra: ¿y si el bebé que cargas demanda que mates gente?

Baby Blood (1990)

Una mujer que trabaja en el circo empieza a tener extraños pensamientos durante su embarazo después de que una criatura diabólica la posee: ahora quiere matar gente.

Antibirth (2016)

Algo característico de un embarazo son las náuseas de los primeros meses, síntomas que pudieran pasar desapercibidos si te la pasas en fiestas interminables. Eso le ocurre a Lou, pero peor: las náuseas de la cruda y el embarazo se combinan con visiones espeluznantes.

Shelley (2016)

Louise y Kaspar quieren tener hijos, a pesar de la infertilidad de Louise. Es ella quien hace un acuerdo con Elena, su ama de casa rumana, para que sea ella quien geste al bebé de Louise y Kaspar, pero las cosas no salen como esperaban.

mother! (2017)

En el surreal filme de Darren Aronofsky, Jennifer Lawrence interpreta a la abnegada esposa joven de un artista, quien sale de su depresión cuando ella queda embarazada. Por supuesto, las cosas no saben como ella hubiera querido durante su embarazo y tras tener al bebé.

Rosemary’s Baby (1968)

La película esencial sobre embarazos de terror es el clásico de Roman Polanski, en el que una joven, ansiosa por ser madre, sospecha que algo terrible ocurre con su bebé.

Knocked Up (2007)

Ok, la película del director Judd Apatow no es, estrictamente, una película de terror. Pero, pensando bien de qué trata, podría serlo: una joven, con grandes aspiraciones laborales, queda embarazada justo cuando su carrera empieza a despegar. Y el papá es un vago irresponsable que sólo se la pasa fumando mota con sus amigos. Y aún así decide mantener una relación con él, por el bebé. Horror. Sólo la maquinaria de Hollywood podría vender bien la fantasía de que, en tan sólo 9 meses, hombres así pueden madurar emocionalmente como para formar una familia y cumplir con el final feliz.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Oraleia    

Snob pretenciosa en recuperación, punk de gustos refinados y valemadrista con corazón. Crítica de cine.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*