A la caza de: Michael Bay.

Dedicado al señor Xavier Delvecchio, ferviente lector de esta sección, el cual me pagó con una suma cuantiosa de comentarios para cazar a esta criatura inservible.

Miguel Bahía no es un director (de hecho dista mucho de alcanzar la mediocridad como tal). Bay es un productor de inmundicias, un eslabón más en la cadena de una serie de films que se han catalogado como algunos de los peores en el rubro de la acción y el drama (¿O melodrama? No sé que son, sinceramente). Sin embargo, Bay tiene un don sobrenatural ¡Como flautista de Hamelín! Su flauta atrae a miles de inocentes a presenciar sus fastuosas porquerías provistas de los efectos más “chonchos” de la época pero con el reparto más sobreactuado y/o mediocre que hay, factores que a Mike le hacen su incapacidad de dirigir actores demasiado fácil.

Bahía es un soberbio publicista y un excelente director de secuencias de acción. Pero no todo es estético, así que Bay se las ha visto últimamente negras con los mismos fans del género, los cuales lo acusan de presentar en sus últimas películas historias tan insustanciales y sin lógica, que acaban por mermar todas las faramañas y el circo de efectos especiales que muestra en pantalla (Si inclusive Megan Fox te menciona que Transformers es una imbecilidad, entonces algo anda muy, pero muy mal).

Bahía es inteligente. Es como un Robin Hood alrevesado:  le roba el morlaco al respetable para enriquecer las arcas de Hollywood. (Inclusive ha hecho temblar un poco a Microsoft con declaraciones fuertes y objetivas sobre la falta de apoyo al formato de DVD y Blu-Ray y la supuesta confusión de la empresa hacia con el mercado a través del mundo de las descargas).

Entonces ¿Por qué cazar a Bahía? Parece que él solo hace sus cochinadas para el entretenimiento burdo de algún sector del público y para las posteriores proyecciones de sus filmes en horario estelar familiar del domingo por la noche en TV. Si nos basamos en hechos y en la crítica del PÚBLICO, sus números en IMDB no andan muy bien que digamos (la calificación más alta es de 7.3), pero mas allá de eso, Bay debe ser cesado de sus actividades por salud mental y por delito grave hacia el género de acción. La flauta mágica debe ser destruida, para que así el respetable incauto ya no caiga en este tipo de mamarrachas sin pies ni cabeza y pueda disfrutar este tipo de ejercicios audio visuales donde merecen estar: en video o directo a TV.

Un documental pornográfico y algunos videoclips precedían el trabajo cinematográfico del ganador ya de un Razzie (y nominado a otros 3), cuando en 1995 comienza su primera saga y labor publicitaria con Bad Boys, una película correcta para el género respaldada por el verdadero Rey Midas de Hollywood -Jerry Bruckheimer- y de los actores afroamericanos de moda (Smith y Lawrence), que definiría el poder de Bay como director de secuencias de accion.

Jerry y Mike nunca más se separarían, y para 1996 realizarían quizá su film más sólido. The Rock  (con todo y Nicolas Cage), se convirtió en un “hitazo” y establecería una cosa: Miguel Bahía sabe como filmar secuencias de acción y como trabajar su montaje posterior, pero también edificaría una serie de clichés patentados por su filmografía: el drástico e irritante “slow motion” en todos sus protagónicos; el típico discurso del presidente de los Estados Unidos antes de que una suprema masacre esté a punto de suceder; el clásico afroamericano terciario que da el toque de humor  a la cinta; los pilotos siempre corriendo hacia la pista de despegue; las tomas nuevamente en “slow motion” de algún soldado o personaje principal llorando. Excesivo y sumamente repetitivo, Bay había creado un ¿cine? a su medida, un estilo propio donde el guion, la lógica interna y la estructura de los personajes salen sobrando y, para muestra de esto… sus siguientes 2 films.

Si existe algo que había ayudado a sus anteriores obras era la química entre los personajes. No estoy hablando de un trabajo de dirección actoral (el cual se muestra nulo en toda su filmografía), sino de la misma relación entre los histriones y de cómo estos la trasladan al mismo film (Smith y Lawrence; Connery y Cage). Pero en la acartonada y ridícula Armageddon (1998), este sería uno de los principales factores para que esta historia de propaganda patriotera se convirtiera en una de los films más odiados por la crítica (pero más entretenidos para el público).

Armageddon es el perfecto ejemplo de un guion forzado, sin estructuración o lógica dentro del género. Ver a Buscemi y Willis en un circo de 3 pistas con sus caras largas y actuaciones melodramáticas causa pena ajena (Y a Affleck nauseas y vomito). Un panfleto publicitario de cómo el americano en cuestión de segundos puede pasar de ser un simple obrero a un súper cabrón astronauta. Aún con las cualidades cinematográficas por los suelos, el objetivo de Armageddon y el de Bay se cumplieron con creces, brindando entretenimiento puro y dos nominaciones (película y director) a lo peor del cine aquel año.

2001. Bay nos regalaría una de las atrocidades mas funestas del cine: Pearl Harbor a estas alturas ya solo sería soportable para aquellos fanáticos del director, de los efectos especiales (ganadores del Oscar) y/o de quien guste ver a un Affleck en el clímax de su mediocridad como actor. Nuevamente estamos ante otro espectacular de cómo los gringos son muy, pero muy superiores a cualquier raza sobre el planeta. Sin ninguna intención de cómo contar una historia, definir personajes o dotar de credibilidad al relato, y de la cual se han hecho infinidad de parodias con el simple objetivo de burlarse de una de las producciones más absurdas y asquerosas en la historia (Mi favorita, la de Team America), esta nominada al Razzie por peor director y película, se quedó condenada a subsistir en la televisión local de noche.

Bay sabía de su fracaso, y por eso decidió hacer un reboot de sí mismo: Bad Boys II (2003) de nuevo gustaría medianamente gracias a la química de sus dos protagonistas y sus impresionantes secuencias de persecuciones. Pero en el 2005 Bay no solo comprobaría llevar al cine guiones mundanos (Cabe destacar que cada guion llevado al cine por Bay ha sido escrito por mínimo 2 personas), sino también  de su capacidad por destrozar ideas que rayan en una cuestionable calidad. The Island se convertiría en un intento de thriller – accion que gracias a Bahía, solo basó sus atributos en lo gráfico de los efectos especiales y en la dirección de sus escenas de acción, siendo que en manos de otro director, seguramente esta historia pudo haber tenido trasfondo en su argumento y un dominio de la dirección actoral para su respectiva credibilidad. Johansson y McGregor totalmente perdidos, actores que parecían inútiles monigotes desperdiciados por una dirección publicitaria.

Bay no necesita tráilers, así que poco importaban los portentosos  avances de la saga que le otorgaría el Razzie como uno de los peores directores de la historia: Tranformers 1 y 2 (2007 y 2009) es la clara encarnación de guionistas con cagada en la cabeza (Orci, Kurtzman, Kruger). Una verdadera sarta de huecos narrativos, diálogos ineludibles y monumentales resoluciones estúpidamente falsas, se combinan con una dirección ya de por si decadente y con un reparto con mas pechos que cerebro.

Pero a Bay no le importa un carajo. Su flauta hace que el consumidor aguante cámara en mano, explosiones y persecuciones durante 300 minutos mientras que él enriquece sus arcas con el Product Placement ¿Qué es esto? Les invito a ver de nuevo Transformers como ejercicio de mercadotecnia y contar todas las marcas que aparecen como verdaderas protagonistas de un film que inclusive Megan Fox declaró como “estúpido y sin razón de ser”.

Bay es astuto y sabe lo que hace. Corrompe el género entregando acción sin fundamento, mientras que su mensaje propagandístico y/o publicitario llega a las salas de cine. No me malinterpreten, Bay es excelso y una persona muy inteligente en su profesión (Se graduó de publicista), pero eso nunca será cine… se llama “hacer comerciales con mucho estilo”.

 

Sr. Delvecchio aquí esta su cacería. Es usted quien decide como terminará Mike Bay.

Hay más cine allá fuera. El que sepa y disfrute de cine acción, creo que sabrá reconocer verdaderas inclusiones cinematográficas del género.

Si quieres tu cacería, solo tienes que decirle a El Fett ¿Quien quieres que sea?

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


19 comentarios

  • Xavier Delvecchio abril 7, 2011 @ 10:11 pm

    .-Estoy de acuerdo en todo lo que mencionas, este tipo simplemente no deberia de dirigir debo de admitir que yo he visto algunas de sus peliculas y como dices anteriormente pa’ lo unico que sirve es para las secuencias de accion aunque habria que ver el comercial que dirigio pa’ Victoria Secret (A lo mejor si se dedicara a los comerciales seria mucho mejor…), a ver como quedo, de seguro unas panties salen en ‘slow motion’ y unos brassieres en llamas. Tambien me parece acertada la frase “…hacer comerciales con mucho estilo”. Y por mi, a este tipo te lo puedes hacer barbacoa…

    Responder
    • Sr Delvecchio, su barbacoa esta lista. Muchas gracias por su comentario y nueva participación. Le mando un cordial saludo y estamos a sus ordenes en Cinescopia. Ahi cuando quiera otra víctima na mas me avisa

      Responder
  • Pues que decir señor Fett, que me ha decepcionado, jaja no es broma, creo que el artículo tiene ciertas fallas en redacción que por supuesto usted puede mejorar dándole otra leida. Respecto a Bay, decir que es un truño, un director malísimo que sin embargo, cuenta con el beneplácito de alguna parte del público. A mí ni los efectos de sus películas me gustan, en Transformers hay muchas explosiones y poca visión de lo que está pasando en sí. Y como usted bien lo menciona todas sus películas tienen uno de los clichés más horribles que el cine ha dado: una “emotiva” escena donde al ritmo de una música rídicula los personajes se dicen mensajes enternecedores: como “nunca te olvidaré” o “tienes un gran carro”. Y como siempre un patriotismo imbécil o si no una crítica insulsa como la del final de transformers. Señor Fett Michael Bay es el peor director de cine actual, reconozco que no he visto las películas de Uwe Boll. Y yo le aconsejo que se ponga a la caza de dos de los peores actores del cine: Ben Affleck y alias “sin expresión” Steven Seagal.

    Responder
    • Ben Affleck será estimado juan, pero como actor na’ mas (De director me agrada jaja)
      Agradezco su crítica y ¡¿si hay mucha pausa verdad!? Lo dejo establecido aquí por que al momento de darle otra editada, que no quede fuera el error de El Fett. Muchas gracias por notarlo y hacermelo saber.

      P.D: Me gusto el uso de la palabra truño (se escucha bien escrita, no se me awuite si se la robo en siguientes post jaja). Saludos

      Responder
  • Deberian darle caza tambien a Roland Emmerich que es de la misma linea de Bay y Cameron.

    En otro asunto no es posible un top de terror, genero poco estimado pero que personalmente considero muy dificil de hacer y siempre hay joyas que entre nosotros pueden volver a ver la luz.

    Responder
    • Estimado Bedub un saludo. Claro que se tomara en cuenta un TOP de terror porximamente y Roland Emmerich queda como encargo. Y aesta en la lista de El Fett.

      Saludos y gracias por su comentario

      Responder
  • Tortugas Ninja……. Mutantes…. DEL ESPACIO???

    PUAJ!

    Responder
  • i hate Affleck!””””

    tienes toditita la razón, solo es rescatable la roka y eso que sale Nicolas Cage, aunque es algo rescatable Armagedon ya a estas alturas se pierde en el olvido.

    Responder
    • Bueno, recordemos que Affleck resulto ser mejor director que actor, ojala de el paso definitivo y salga de la actuacion permanentemente. En cuestion de Bay, pues no tiene remedio mi estimado, al igual que Emmerich es un asesino de la logica y un ente mas publicitario que cinefilo

      Responder
  • Siento que compararlo con Emmerich es una ofensa incluso a Bay, pero aun asi hay una manera de resumir la filmografia de este ultimo en poco mas de 2 minutos.
    http://www.youtube.com/watch?v=qn_HFEDNZ_Q

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*