A piece of Pi, una protesta de los efectos especiales

“Aunque hoy en día la tecnología ha dado saltos agigantados en estos rubros, es sano recordar que son artistas los que están detras de las computadoras que generan estas espectaculares gráficas que nos dejan con el ojo cuadrado (¡y en 3D vatos!). Se requiere de una costosa formación para poder alcanzar este nivel de perfección, así que no hagan menos a las personas que se esfuerzan en dar lo mejor de ellas y que a veces van más allá de la visión del director. Si el guión, la adaptación, las estrellas o los directores no dan el kilo, saben que estos chicos y chicas se esforzaron al máximo.”

Esas palabras las escribí hace unos días para este blog cuando me pidieron que los apoyara con la terna de Mejores Efectos Visuales, el día de hoy retomo el tema para mostrarles el tan lamentable caso de Rhythm & Hues, empresa de efectos especiales que se encargó de traer a la vida a Richard Parker y compañía, se declaró en bancarrota unos días antes de la premiación. No necesitas ser un genio para preguntarte esto: Si fue una película taquillera, que encima ganó el Oscar; ¿Por qué diablos cayó en bancarrota? Ese va a ser el tema a tratar hoy.

Primero un poco de historia; es la noche de manteles largos para la academia y la industria del cine, Life of Pi gana mejores efectos especiales y cuando el hombre galardonado se desvía un poco del tema la música le hace un cortón y al ver que eso no funciona abruptamente le cortan el audio; al parecer fue un incidente gracioso y sin consecuencias. Luego, la misma película gana Mejor Director, este empieza a felicitar a todos, incluso a los obreros que construyeron la alberca donde se filmaron la mayoría de las escenas… pero omitió a cierto grupo de personas claves para el exito de esta película, si exacto a los de Efectos Especiales.

Quizás fueron casualidades del destino, o quizás la Academia quería ocultar a toda costa a las 400 personas que protestaban fuera del Teatro Dolby por el mal pago y mala repartición de las ganacias de las películas (menos del 5% es para los efectos especiales). Nadie, nadie en absoluto, excepto claro el internet, habló de este tema en particular. Si andaban en twitter y de pronto vieron el hashtag #vfxprotest, se refería a este oscuro detalle.

Y ya que me pongo a indagar un poco en el tema me doy cuenta que empresas como Digital Domain (encargada de Benjamin Button y Tron Legacy) también estaba en el mismo caso. Esto es un abuso tomando en cuenta como abundan en estos días películas que dependen por completo de los efectos especiales tales como Hansel & Gretel: Witchhunters y Snow White & The Hunstman, porque seamos sinceros; no la fuimos a ver por la gran actuación de Jeremy Renner y Kristen Stewart en sus respectivas películas.

¿Porque ando de activista en esta causa? Porque tengo amigos y a mi hermano estudiando duro para poder trabajar en esto que es su sueño, y les digo una cosa, la carrera no es barata en lo más mínimo. Esta imagen que muestran en color verde dejame ciego es para demostrar como se verían estas películas sin los artistas digitales. Si quieren saber más al respecto vayan a VFX Solidarity y enterense de todo lo que no saben.

Realmente no tengo idea de como apoyar a esta gente, yo no creo que salir a tomar las calles y decirle espurio a Ang Lee (que tampoco es culpable de esto… creo) vaya a solucionar algo, pero por lo menos puedo hacer escuchar mi voz por este medio y les agradezco a ustedes que me escuchen. Muchas gracias.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Arquicruz   @DunedainX   dunadanx.deviantart.com/

Arquitecto, diseñador, artista digital, crítico de cine, instructor y lo que sea que ponga alimento en el plato de mis perros y gatos.


5 comentarios

  • Sin comentarios… es decepcionante ver a los principales causantes de un blockbuster exitoso sufriendo tal injusticia, la verdad es que el cine comercial se mantiene gracias a esos talentosos artistas pero aun asi, yo prefiero a las tecnicas de antaño…
    ¡Ambos son dignos de respeto!
    Saludos.

    Responder
    • Así es y por desgracia, siguen estudios quebrando ante la actitud de Hollywood. Pero no te pierdas el próximo artículo que seguro cambiará las cosas de alguna forma.

      Saludos!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*