A Walk Among the Tombstones. Un thriller engañoso.

Si de algo podemos estar seguros tras el visionado de este Thriller dirigido por Scott Frank, es que en el banquillo se encuentra alguien que podría dar mucho más a la cinematografía si tan solo pudiese exponer sus ideas de una forma más elaborada y sustancial. No hablo de un prodigio ni mucho menos, más bien de un ahora escritor y director que se pasea entre lo mediocre y lo malo. Su primera incursión en la dirección (The Lookout) tuvo una recepción bastante aceptable dentro de la crítica y el público. Hoy, con A Walk Among the Tombstones en cartelera, Frank queda posicionado en la mediocridad (pero no en la absurdez), con un film que en papel sonaba interesante y disfrutable, pero resultó ser insípido e intrascendente. No es precisamente malo, simplemente pudo ser mejor.

awalk5

La falta de ingenio para contar una historia.

El problema de la cinta no son los clichés del ex-policía atormentado por su pasado o la naciente amistad entre el adolescente y el adulto, tampoco la carencia de personalidad en los personajes secundarios que fungen como meros extras para hacer brillar a la estrella en cuestión. Esos son detalles menores que fácilmente pueden ser ignorados cuando un film se maquilla con buen ritmo y/o arco dramático. El fallo de Frank -que de nuevo la hace de guionista y director- es no proponer un desarrollo narrativo más ingenioso y optar por la linealidad que no da pie a sorpresas ni giros de tuerca atrevidos.

Así pues, nos encontramos ante una historia de venganza en donde el protagonista, un policía en retiro y ahora agente privado, es contratado por un traficante de drogas para encontrar a aquellos que secuestraron a su esposa, aceptaron la recompensa, y aun así la mutilaron. ¿Quién lo hizo y por qué? Normalmente las cuestiones anteriores son factores con los que directores y escritores se permiten explorar posibilidades para ofrecer una trama ágil e interesante. Quienes tienen la pericia e ingenio para trabajar las cuestiones y adherirlas a la construcción de sus tramas y personajes, logran, en ocasiones, proyectar historias verdaderamente excelsas (ejemplos relativamente actuales: Oldboy, Memento). Frank, lastimosamente, no solventa este problema y toma el camino fácil. Cada cuestión y respuesta a la misma se presentan de forma intrascendente dentro del relato, dejando espacio a situaciones que impactan visualmente pero no van más allá de lo testimonial.

awalk3

Tras una breve introducción a su protagónico, el director nos pone en situación de forma directa y a partir de ahí la trama avanza dedicándose a relatar la investigación de Matt Scuder al mismo tiempo que le da una construcción por lo mucho bidimensional. El primer acto del film es bastante acertado, los primeros 40 minutos mantienen al espectador pendiente del desarrollo de la historia.  Sin embargo, un metraje de casi 2 horas se siente un poco sobrado cuando todo el medio acto se desperdicia entre cuestiones irrelevantes para el desarrollo y las ya mencionadas intrigas mal planteadas. Esto da como resultado una cinta intermitente con varias ideas bien ejecutadas y otras no tanto.

El espectador estará esperando el encuentro final entre Neeson y sus enemigos desde la mitad el metraje puesto que no hay más revelacionas más allá del motivo por el cual Scudder se retiró de sus labores policiacas. Hacia la resolución del conflicto, el climax también resulta en un cóctel agridulce. Tras una secuencia bien fotografiada y ejecutada en el dichoso cementerio a oscuras, el filme deja caer mucho peso en cierto personaje secundario que resulta una especie de compañero detectivesco de Neeson, y el encuentro final se siente débil en acción, drama y suspenso.

awalk6

Una Nueva York oscura vista a través de una fotografía onírica

Si hay algo que debemos aplaudir plenamente en A Walk Among the Tombstones, eso es su poderío visual. Scott Frank trabaja junto al cinematografo Mihai Malaimare (The Master, Youth Without Youth) para retratar la icónica ciudad con un estilo visual de colores de poca saturación, sucios, oscuros. Nueva York se convierte en un personaje más, adherido a la psicología de un protagonista frustrado en medio de una situación retorcida. Desde el comienzo hasta el último minuto de metraje, el espectador se sumergirá en un festín de planos que trabajan con la simetría de encuadres para retratar una atmósfera que encierra la soledad, el terror y la paranoia. Y unos claroscuros que ofrecen esa sensación de intriga para con los personajes y lugares. 

Liam Neeson de vuelta a las andadas

La tercera variable de esta fórmula recae en el “Badass” de los tiempos modernos Liam Neeson. Respecto al histrión no hallaremos nada que en otros de sus filmes no haya hecho ya. Neeson se muestra constante en su papel de hardman misterioso, perspicaz e intimidante. Lo cual ciertamente no es malo. Matt Scudder, como mencionaba, es la analogía de la ambientación. Neeson ofrece una actuación decente, acorde a lo que nos tiene acostumbrados en este tipo de papeles, y por supuesto, no falta la inclusión de diálogos dignos de un hombre que no teme a ningún asesino por más retorcido que este sea. Desgraciadamente, Neeson es el único que se siente fiel a la naturaleza del relato y quien en verdad entrega una actuación decente, ya que el resto del reparto hace poco por adherirse a la interpretación del histrión principal.
A Walk Among The Tombstones - David Harbour Wallpaper

¿Hay que verla?

Nos encontramos ante una cinta que si bien no es un desastre, no sobrepasa la mediocridad. En realidad, A Walk Among the Tombstones es una de esas cintas en donde el tráiler impacta más que el resultado final e incluso evoca ideas erróneas. Vale la pena ir con las expectativas muy bajas para poder disfrutar un poco de la propuesta. Una que seduce por su estilo visual y la crudeza de su puesta en escena, pero que decepciona en su propuesta argumental y  narrativa. Ojo, no es mala, simplemente es una cinta insípida, intrascendental y olvidable. Un thriller sin mucho misterio. 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


3 comentarios

  • Excelente reseña, como bien mencionas, la cinta no inicia mal, pero el misterio se acaba y comienza el declive del film. Yo la disfrute, pero fue porque era mejor estar en una sala de cine que en una clase aburrida :p
    Además la cartelera no ayudaba mucho la semana pasada.
    Saludos

    Responder
    • Con suerte a partir de Octubre la carteltera nos tratará mejor estimado!! Es lamentable porque ciertamente viniendo de una novela que fue aclamada en su tiempo, Frank tenia buen material.

      Yo ya estoy a la espera del proximo Thriller adaptado de una novela; Gone Girl por Fincher.

      Un saludo!!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*