Bad Boys For Life: Los Bad Hombres regresan tarde.

Quien  hubiera pensado que al terminar de  ver “Bad Boys For Life” mi primer pensamiento fue el de extrañar la dirección de Michael Bay; no me malinterpreten, pero en estos tiempos las películas de acción han subido el nivel, a tal grado de tener persecuciones con motos reales y caballos (cof cof… Jonh Wick).

Entonces al ver este tipo de películas donde el nivel de acción te pide que sea trepidante y emocionante, al final no resulta serlo, y lo único que obtienes es una persecución por Miami en cuatrimotos. Esto se debe a que la dirección cayó en manos de Abil El Arbi y Bilall Fallah, dos amigos provenientes de Bélgica que después de realizar un par de cortometrajes llamaron la atención con “Gangsta” (2018), su primer largometraje que va de cuatro jóvenes traficantes que buscan a como dé lugar figurar como importantes leyendas en mundo del crimen organizado.

Teniendo eso en mente y conociendo qué Bad Boys for life estaba en proceso desde el 2008, fue que Bay salió del proyecto por problemas de agenda (recordemos que la saga de Transformers empezó en 2007 hasta  2017) y luego Netflix le aventó millones de dólares para realizar “6 Underground”.

Entonces pasaron 17 años para tener una tercera entrega ¿y con qué nos topamos? con un Will Smith sin una pizca de gracia y cargando tres (últimas) películas que no agradaron tanto a la audiencia como a la crítica (Proyecto Géminis, la animación Espías a escondidas y Aladdín) y a su gemelo gordo Martin Lawrence, que después de las tres películas de “Mi abuela es un peligro” no ha logrado despuntar en algo más relevante, fuera de especiales de comedia y apariciones en diferentes series de televisión.

De la historia no hay nada que decir, porque es lo mismo que las entregas anteriores, Lawrence es por completo el cómic relief de la película y ahora nos introducen a un “equipo” de agentes especiales (sacados literal de High School musical) para acompañar y ser el gancho centennial de nuestros protagonistas.

Lo que debo rescatar de todo esto es la presencia mexa dentro del reparto, lejos de todo lo que se nos venga a la mente al escuchar el nombre de Kate del Castillo y su relación con el Chapo, es que su personaje dentro de la historia es el mismo que interpreta en “La reina del sur”, así que tenerla como antagonista da de que hablar. Pero la mejor sorpresa fue ver a Paola Núñez (sí, la misma de Amor en custodia, esa telenovela de azteca sobre guardaespaldas) como la jefa de un equipo especial de la policía de Miami, y poniéndose al tú por tú con Will Smith.

Al final, Bad Boys for life llega tarde con una tercera entrega, que es mejor verla en la trilogía de sábado de canal 5, que pagar para verla en el cine.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Ivan0     boxd.it/qEKB.

Cinefilo y seriefilo (si es que esa palabra existe) de corazón, realizador frustrado pero la opinión escrita es lo que se me da mejor. Amante de los musicales por muy malos que estos sean cof cof “Cats”, Soy millennial y no tengo problema alguno con eso; y llorar en el cine es la mejor terapia que uno pueda pagar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*