Black Christmas: Que esta navidad se mueran todos los hombres

Navidad siempre es un pretexto para cualquier cosa: comer, comprar, hacer películas al respecto ¡de todo! incluso de terror navideño. Está bien, cada quién trata de sacarle jugo a estas fechas, pero que nos quieran dar gato por liebre es otra cosa.

Lo que van a leer es un servicio a la comunidad que gusta de ir al cine, las cosas no están para andar gastando a lo tonto y menos en una película tonta. Así que les voy a decir muchos spoilers, pero esto es por su bien, se van a ahorrar un dinero que bien pueden usar en un mejor regalo, en vez de comprar medio pavo, se compra el pavo completo y hasta una botella más de vino. Ahora que si usted a pesar de lo dicho anteriormente de todos modos quiere ver esta película ¡Pare aquí! No lea mas. Yo le deseo ¡FELIZ NAVIDAD! Y ¡FELIZ AÑO NUEVO 2020! Le mando su abrazo y espero nos siga leyendo el próximo año.

Black Christmas pretende ser una película de terror navideño o slasher navideño o en realidad no se que pretendía, pero es la peor película de esta temporada ¿de que va? Es la época de navidad y en la universidad de Hawthorne los alumnos están regresando a sus casas para las vacaciones. Algunos se quedan en las residencias ¿por qué? Pues solo sabemos que una de las chicas se queda porque es huérfana, los demás, pues parece que tampoco tienen a donde ir o no quieren estar en sus casas o no sabemos nada, pero son varios y bueno, si no se queda nadie ¿a quién matan? En fin.

Todo parece indicar que son cuatro protagonistas, aunque siempre hay una que resalta y esta es Riley, y nuestra Riley dos años antes sufrió un ataque sexual que cuando lo denunció nadie le creyó, solo sus otras tres amigas. De repente empiezan a desaparecer chicas. Al inicio vemos como una es perseguida y atacada por un ser encapuchado que aparece y desaparece hasta que, con un trozo puntiagudo de hielo se lo clava en el pecho, la mata y la arrastra no sabemos a donde. Nadie extraña a la chica desaparecida.

En una clase (porque todavía había clases), un maestro habla de literatura y lee un párrafo que hace quedar mal a las mujeres y las chicas se molestan, pero al preguntarles quien creen que es el autor, se sorprenden al saber que fue una mujer. En ese punto nos damos cuenta por donde va la trama, quién es el asesino y quiénes se van a salvar. El problema con esta película tan del manual de “Pasos para hacer una película slasher para adolescentes” es que se quisieron poner ingeniosos y feministas. Hay una escena donde Riley expone a su agresor antes toda la comunidad universitaria y pudiéramos decir que es una buena escena, pero las chicas son tan malas actrices que no logran hacerla bien.

Después empieza la persecución de encapuchados tratando de matar a nuestras protagonistas que es lo más tonto que se puedan imaginar. Hacen todos los clichés de rigor: luces que no prenden, personajes que aparecen de la nada, el asesino camina despacio, ellas corren y aun así las alcanza. La escena donde quieren abrir el carro y no entra la llave; les disparan pero no les dan a las protagonistas, pero a los otros los atraviesan como pollos.

Pero eso no es lo peor, pues como se quieren ver muy diferentes, le dan un giro imprevisto a la trama y resulta que los chicos encapuchados asesinos no están en sus cabales ¡No! Están poseídos por el espíritu maligno del fundador de la universidad que se enojó porque quitaron su busto después de una protesta de las mujeres porque había sido un tipo misógino y racista ¿como los poseía? Por un extraño líquido que emana de la estatua y es algo así como petróleo y solo afecta a los hombres. Si, lo se, es muy tonto, pero así es.

Hay un discurso entre feministas, entre que se burlan y entre que yo ya me quería salir de la sala, que no va a nada. Sale el típico que explica por qué están haciendo eso y pues tiene que matarlas.  Empieza una batalla entre hombres y mujeres. Obvio, ganan las mujeres, se mueren casi todos los hombres, solo se salvan algunos que “si entienden y respetan a las mujeres” y se acaba ese suplicio de película.

No vayan a pensar que al menos es un buen slasher porque ni eso, si acaso se ven dos que tres chorritos de sangre, pero nada más ¿y lo navideño? Se preguntará usted. Bueno pues fueron cuatro series de foquitos, un arbolito, un santa que baila a la menor provocación (creo que eso fue lo que mas me asustó de la película) y algunas casas adornadas que se vieron durante la película.

Las protagonistas son Imogen Poots, Aleyse Shanno, Lily Donoghue y Brittany O´Grady una mas mala actriz que la otra. Esta dirigida y escrita por Sophia Takal que triste favor le hace al movimiento feminista con este tipo de películas. No gaste en esto.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*