Cannes 2016: En la 2da jornada, Hollywood se impone con tres estrellas.

Queridos, les saludo con el placer de siempre desde Cannes. Como cada año, esperando llevarles lo mejor del festival, en esta su 69 edición (número por demás interesante) la cosa ha empezado más que movidita. Los ataques perpetrados en París en noviembre pasado y las amenazas de Isis, han mermado un tanto el ambiente de fiesta entre los protagonistas de este conglomerado de estrellas; los paseos nocturnos se han reducido a prácticamente nada y mi querido Woody Allen y esta minina han tenido que ingeniárselas para pasear y beber champán mientras reímos y hablamos como los locos que somos.

Así, entre el glamur, las exquisiteces de las casas de moda, las bien y mal vestidas, hoy el festival le dio la bienvenida a un puñado de consentidos de Hollywood. George Clooney (suspiro) y Julia Roberts (quien por primera vez pisa esta tierra custodiada por leones) han hecho acto de presencia para mostrar la película que protagonizan bajo la dirección de la gran Jodie Foster “Money Monster” un thriller en el que todo se descontrola cuando un tipo común y corriente toma como rehén a un presentador de un “show” informativo sobre el mundo bursátil (algo así como si Donald Trump en sus tiempos de “El aprendiz” pero con más payasadas. El hombre común es Jack O´Connell y le reclama al presentador (Clooney) qué pasó en realidad con las inversiones que se han hundido y que han hecho perder a todos sus clientes un estimado de aprox. 800 millones de dólares, porque aquello de que un error en el software no le convence. Mientras esto sucede en cadena nacional y se emite en todos los televisores de los Estados Unidos, desde la sala de control la productora del programa (Julia Roberts) descubre el tejemaneje que esconde el director de la compañía (Dominic West).

Money-Monster-photocall-Cannes

Por otro lado y ya hablando de las aspirantes al palmares, hoy se presentaron las dos primeras películas que están en la contienda, Sieranevada de Cristi Puiu y Rester Vertical de Alain Guiraudie.

El primero por su lado tuvo buena acogida en términos generales con su historia que se cuenta en tres horas (algo aletargante para las posaderas), un retrato de su sociedad (la rumana) desde la caída del comunismo y cargada de un sentido del humor bastante ácido e irónico. No hay mucho qué pedirle, su trabajo es impecable y su obsesión con los planos secuencia sigue siendo notable.

Sieranevada-photocall-Cannes

El segundo, Guiraudie, debuta en la sección oficial con Rester vertical. Un fim que aborda una historia en donde cabras y ovejas se atacan y en medio de ello, una pastora y un agricultor se conocen y se entrepiernan. Una cosa de fábula paternal y que molesta por la excesiva obsesión de su director por tratar de ser siempre provocador.

Rester-Vertical-photocall-Cannes

En fin, que lo de hoy ha sido el brillo de la radiante Jodie Foster, su despliegue como directora exitosa, la guapura de Clooney y la sonrisa espléndida de la Roberts.

Por cierto, hablando de Foster, recordó también con ternura que hace ya 40 años que Taxi Driver se presentaba en Cannes… tenía ella 12 años y aquello era la locura.

No cabe duda, ya estamos viejos.

¡Ciao mis amores!

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cat Movie Lee    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*