Cannes 2018: 15 minutos de ovación para lo nuevo de Nadine Labaki

Y las publicaciones en las redes sociales no se hicieron esperar, pues aquellos que la ovacionaron durante 15 minutos también ya predicen su victoria no solo de la Palma, sino del próximo Globo de Oro y Oscar a la mejor película extranjera. Lo cierto es que Capernaum es una poderosa experiencia, una historia sobre el abuso infantil que juega a la fábula desde la perspectiva de un niño que demanda a su propia familia. Provista de una carga dramática providencial que a su vez sirven como crítica socio política a su natal Líbano, la talentosa y bella actriz, directora, escritora y productora Nadine Labaki (un éxtasis verla en la alfombra) también ya se hizo de la bendición de Sony, la cual compró los derechos de distribución de la cinta para impulsarla por los premios occidentales, desde Toronto hasta el Oscar. Gran ejercicio de la cineasta, una mezcla de narrativa trágica de medio oriente con tonos comerciales occidentales, equilibrada y cautivadora que de ganar la Palma de Oro, apenas se convertiría en la segunda mujer tras Jane Campion y su Piano en 1993.

Es un hecho que esta es la gran favorita del público, crítica y prensa, ¿el jurado se resistirá ante su encanto? ¿habrá aún alguna sorpresa que la detenga?

Pues al parecer el italiano Matteo Garrone no está de acuerdo, y es que su Dogman también ha recibido ovaciones y elogios unánimes. Basada en hechos reales, la historia va de un cuidador de perros que es orillado a cometer acciones ilícitas al mismo tiempo que es humillado por su amigo criminal, hasta que se le agota la paciencia, lo cual lo lleva a efectuar uno de los asesinatos y torturas mas sonados en Italia. La crítica no le ha dado 15 minutos de ovación, pero sí opiniones muy gratas en lo que unánimemente califican como una “humanización de la violencia” gracias a un trabajo fastuoso del actor Marcello Fonte (que ya le dan el premio al Mejor Actor del certamen), que a través de la visión de sus perros y de la audiencia, proyecta una transformación magistral al llevar a cabo este crimen. A Garrone también se le aplaude su impecable técnica estética, que junto a la selección de los sets y la fotografía, trasladan al público a una Italia tan oscura como pintoresca.

¡Qué gran Festival estamos apreciando! Algunos escándalos y excentricidades por parte del jurado perturbaron su integridad, pero no cabe duda que la calidad en comparación al anterior año es infinitamente suprema, siendo esta jornada quizá la mejor de lo que llevamos ¡Y aún faltan cuatro! ¡Aún falta un turco peligroso! Mañana se presentarán Yann Gonzalez y Nuri Bilge Ceylan.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


7 comentarios

  • Me parece que así como nos llamamos objetivos a la hora de valorar el #me too, deberíamos hacer lo proprio para, por encima de las querencias que nos produzca una cineasta por su belleza, emitir juicios imparciales sobre su trabajo. Aunque nada habría de extrañar si lo que gusta de las féminas es más su «femineidad» que su «habilidad».

    Responder
  • Pregúntale a la crítica en su conjunto cómo fue valorada su cinta en Cannes 2018, la crítica y no el Jurado. Nada tiene que ver el físico de una directora/director con su obra, ¿o acaso el “buen ver” de quien dirige se le “hereda” al celuloide?
    Aquí de lo que se trata , tenía entendido, es de valorar películas y no al estilo de Playboy o Maxim. Nada de malo tiene, pero es según el momento, ¿no crees? Y más contradictorio si hasta hace unos días una simple reinvidicación en el festival (¡ pero qué mal la Argento…!) lo consideraste tan mal y cómo se reflejó en el filme vencedor…Pero esa Blanchett…Es decir, ellas “bien buenas” y sin “proclamas”. Sí, señor, ¿esa es la objetividad de la que habla?

    Responder
    • NO tiene nada que ver es cierto, pero ¿Por que está mal sin ningún sentido de vulgaridad alabar la belleza de alguien a la par de su talento? Si bien es cierto que no somos Maxim o Playboy (donde seguramente el cuerpo de una mujer es expuesto), Cannes desde sus primeros años se ha caracterizado por un glamour peculiar. Vea un poco de historia del Festival, donde sus playas y alfombras eran aprovechadas por las actrices del momento para tomarse fotos y sacar galerías inéditas. Parte del Festival es la belleza estética, y no hablo solo de las películas, sino de a alfombra, los vestidos, el porte, la elegancia, la belleza masculina y femenina por igual ¿Por qué separar cuando se pueden alabar de forma adecuada ambos?

      Por otro lado, sin duda Blanchett dejo de lado las tendencias y el jurado fijo su veredicto en la calidad. Es ciero estimada, teníamos temor de que algo similar al Oscar, pero si me pregunta a mi (ya que otros autores tambien escribieron opiniones al respecto y no solo su servidor), la opinión de su servidor sobre Blanchett (que es una monumental actriz y muy bella también) es que calló bocas junto con su jurado, separando el movimiento de la calidad fílmica. Hay que saber reconocer, a´si como también la belleza de cualquier ámbito sin tapujos y siempre con respeto

      Saludos!

      Responder
  • Me alegro que lo reconozca. Ese «callar bocas» es bastante aplicable para Ud., ¿no cree? Implícitamente lo reconoce, puesto que la Blanchett ha pasado a ser en su opinión de un «cansino feminismo» a «monumental actriz».
    Te hubieses ahorrado mejor toda esa perorata sobre Cannes y su «glamour» para conmigo. Mi estimado, suficientemente estoy curtida sobre el tema, desde las primigenias «starletts» hasta las «influencers» contemporáneas . Sé perfectamente cuál es la dinámica de este festival, que aúna los más frívolo con lo más excelso en celuloide. Y solo vuelvo a recordarte, porque por las ramas sueles irte, que mi observación iba dirigida a tu ausencia de criterio al ponderar en exceso a una cineasta (vía «caraza/cuerpazo») por encima de la real calidad de su cinta, ya que al parecer esto te obnubiló tanto como para recoger solo melifluas notas sobre tan irregular film presentado por la directora libanesa.
    No, no es solo «reconocer la belleza en cualquier ámbito sin tapujo y con respeto», que dicho así es más propio de un esteta que de alguien que se hace llamar crítico de cine. Va más allá de la pormenorización del relumbrón canneano para justificar un torpe e inocuo baboseo. Es simplemente la imparcialidad en el oficio de criticar un filme y dejar lo demás en segundo término, que ya de eso hay quienes se ocupan.
    Saludos, de manera objetiva y con respeto.

    Responder
  • No, el mismo medio para escribir. Cuando esté criminalizado me avisa.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*