Cannes 2018: El insoportable feminazismo llega al festival

Es extraño como un festival tan liberal como es Cannes, este año ha mostrado su intransigencia con respecto a Netflix y a que la prensa “dañe” algunas películas por sus comentarios. Irónico además pues se celebra el Mayo del 68 donde las protestas estudiantiles llegaron al evento cinematográfico, a la que se unieron Francois Truffaut, Jean Luc Goddard y Louis Malle en las que solicitaban la liberación de estudiantes y obreros detenidos injustamente (Cuando se luchaba por causas realmente importantes)

 

Llegamos prácticamente a la mitad del festival y solamente ha destacado Cold War de Pawel Pawloski, que sin embargo deja dudas pues Ida fue realmente una película mediocre.

 

 

El día de hoy se ha presentado el chino Jia Zhangke con Ash is purest White, el director ya es conocido en el festival, hace unos pocos años presentó Mountains may depart y A touch of sin con la que ganó mejor guion. Una mujer enamorada de un gangster es enviada a prisión por posesión de armas, tan pronto obtiene su libertad su obsesión es encontrar a su amante. Se desarrolla en la China contemporánea y retrata no sólo la vida de la pareja sino las circunstancias de un país, algo común en el cine del director. No ha gustado mucho, al parecer se volvió repetitivo y cansado el tema pero sobresale la actriz principal que puede estar en el palmarés.

 

 

La francesa Eva Husson presentó Girls of the sun, cinta bélica desarrollada en Kurdistan de un batallón exclusivo de mujeres y el seguimiento que le hace una periodista francesa.  Ha recibido aplausos en su proyección pero ya sabemos cómo es el feminazismo aplaudir cualquier cosa que hagan las mujeres y en esto están de acuerdo los críticos quienes  consideran que la cinta es sólo una mediocridad más.

 

Por último la ridiculez feminazi llevada a límites extremos, en donde 82 mujeres hacen un plantón en la alfombra roja para reivindicar sus derechos en la industria. A ver cuando pelean por los derechos de sus empleadas de servicio, enfermeras, dobles, etc… Se pone cansón el tema y esperar a que algún día se acabe, porque el festival es de cine, es de arte, no es de tratar de encontrar justificación a un montón de pendejadas.

 

Mañana el gran Jafar Panahi y Alice Rohrwacher presentan sus films.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Bedub    


7 comentarios

  • El «feminazismo» lo hubiese tenido difícil sin tanto machismo primario y reaccionario a lo largo de la historia. Pero como son otros tiempos los que transcurren, es de esperar que la mitad de la población sea hoy algo más que la portada de Maxim.
    Eso que tú llamas «pendejadas» son los derechos de los que todos merecemos gozar con independencia de nuestras gónadas. Y ya puestos a reivindicar, ¿dónde está la solidaridad masculina en tu ramo para con los colegas de distinta estirpe racial o social?. Propuesta descabellada (¿o no?), pero sin duda cubierta en cantidad de iniciativas de «mujeres y hombres» en pos de la igualdad general. Incluso desde ese «feminismo» a secas, aunque te chifle más el que va con aditamento facha.
    Saludos de otro hombre y orgullosamente feminista.

    Responder
    • Las mujeres deben ser respetadas y consideradas iguales no por parte de una moda como está pasando en este momento sino por su talento y habilidades. En todos los trabajos en los que he estado ninguna mujer ganó menos que un hombre por el mismo trabajo, entonces es carreta. No más feminazismo y no más bobos útiles.

      Responder
  • No se que piensen las colaboradoras de Cinescopia, es cierto que algunos detalles del #MeToo han causado fastidio, pero yendonos a la triste realidad de los numeros, no hay una igualdad en cuanto a la forma en que tratan y pagan a las mujeres en cualquier industria, llamarle feminazismo a un grupo de mujeres que exigen dicha igualdad, como lo pedirian las obreras en una fabrica o las secretarias en una empresa godinez, ya es una exageracion… y si, yo estoy de acuerdo en que algunas condiciones entre hombres y mujeres se igualen y eso es feminista y no feminazista… insisto.. ojala leyeran tus compañeras este post…

    Responder
    • Ellas fueron las primeras que lo leyeron y están totalmente de acuerdo. Están hastiadas con el tema, cuándo lo importante del festival es el cine.

      Responder
  • Mi estimado «bobo útil cum laude», jamás deben ser modas los derechos básicos de las féminas y si en el pasado y hasta la actualidad eso no termina de cumplirse, por desgracia seguirá sonando tan a perogrullada como el fútil recordatorio con el que empezaste tu réplica.
    ¿Te parece que el feminismo debería claudicar en vista de que pululan tantas mujeres en cargos administrativos altos a nivel mundial? ¿Que copan los ministerios de más alto perfil planetario? ¿Que tienen las puertas abiertas en el cine y por tanto las directoras, guionistas y actrices no enfrentan barreras que las entorpecen, objetivicen, restringen, desautorizen o acosen? Vamos, que hasta las «bendecidas» por el oscar cobrarán más que el superhéroe o galancete de turno taquillero? ¿Te parece que el exiguo número de cintas de mujeres directoras en Cannes obedeció a falta de talento solamente? Cierto, no deberían estar allí solo por ser mujeres; cierto, debe primar el buen cine con independencia de quién dirige; cierto, fatal la cuota de genero «a mansalva»…Pero ¿cuándo se invitó en su momento a Ida Lupino, Forough Farokhzad, Maya Deren y a otras pocas a competir por la Palma? ¿Tan poco significativo fue lo que hicieron para no ser tomadas en cuenta? ¿Si había contadas cineastas era solo por mal repartido talento? ¿Estaba la sociedad vacunada de sexismo ayer y mucho más ahora? Pregúntaselo a tu superiora o a las jefas de un entorno laboral; entonces podremos hablar de carreta , porque,mientras, la existente todavía será la del arcano machismo que acémilas útiles ayudan a pasear.

    Responder
  • P.D. :Si, como dices, tus compañeras leyeron el post y están de acuerdo y hasta «hastidiadas con el tema» no estaría mal la plasmación de esa disconformidad por escrito en este medio, así como objetiva y mesuradamente lo hizo su compañero. Y, para variar, con los mismos datos, cifras, ejemplos concisos e irrefutables de él.
    Sería un buen punto para mitigar ese potencial feminazismo. Aunque si se emerge o bebe del falócrata ambiente patriarcal secular nacional, con independencia de género, esto se seguirá viendo como «pendejadas de viejas». Pero como en en el Festival de Cannes se debe y solo se habla de cine siin alfombra roja, flashes, tacones…y mujeres.

    Responder
  • Hastiadas, no hastidiadas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*