Cannes 2019: Francia e Italia no levantan ánimos hacia el final del certamen

Día 10. Ya el penúltimo día de competencia, pues el sábado conoceremos a los ganadores del certamen. Parasite de Bong Joon-ho, que se presentó ayer, se ha convertido en una de las favoritas para llevarse la Palma de Oro; mientras que después de una buena recepción para lo nuevo de Xavier Dolan, la crítica dijo que siempre no estaba tan buena y que es bastante trivial.

Hoy tocó el turno al francés Arnaud Desplechin, quien regresa en su 8va participación, con Oh Mercy! (Roubaix, une lumière), una historia en donde un jefe de policía tratará obsesivamente de resolver un caso sobre una anciana que fue brutalmente asesinada. Una especie de thriller que se vuelve bastante aburrido, entre forzamientos de trama que solo la hacen ver un fallidamente pretenciosa. Incluso resalta más su fotografía no tanto por calidad si no por los paisajes del distrito Roubaix que nos muestra.

Por otra parte, el italiano Marco Bellocchio presentó Il Traditore (El traidor), la historia de Tommaso Buscetta, el primer jefe de la mafia siciliana en convertirse en un informante y pasar a la protección de testigos en los años 80. Una película que gustó más no encantó, pudiéndose tildar de regular, pues no es una que sobresalga del resto. Lo más destacable resultó la actuación de Pierfrancesco Favino que podría llegar a hacerse del palmar de mejor actor.

Mañana, las últimas cintas en contienda.

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*