“Chaos Walking” y el caótico inicio de otra trilogía

En un lejano planeta llamado ‘Nuevo Mundo’ nos encontramos a Todd Hewitt (Tom Holland), un adolescente dedicado al cuidado de la granja donde vive junto a sus padres adoptivos: Ben (Demián Bichir) y Cillian (Kurt Sutter), en un pequeño asentamiento llamado Prentisstown. La particularidad de este “nuevo mundo” es que no hay mujeres, ya que debido a una guerra con los colonos originarios del planeta estos las mataron a todas; además de que en el aire habita una especie de virus que solo afectó a los hombres y que hace que queden expuestos sus pensamientos, a lo que llamaron ‘ruido’; este ruido que emiten los hombres se puede ver y escuchar. Todo cambia en la vida de Todd cuando del espacio cae una nave y de ella sale Viola (Daisy Ridley); el hecho de que sea la única mujer y la primera que conoce en su vida lo marca y entabla todo un viaje de descubrimiento y autodescubrimiento acerca de lo que en realidad es ser hombre. También conocemos al alcalde David Prentiss (Mads Mikkelsen) y a su engreído hijo David Prentiss Jr. (Nick Jonás), que al enterarse de la caída de esta nave con la chica, harán todo lo posible para encontrarla y capturarla.

Caos: El Inicio, como fue titulada en español tiene todo para ser la nueva trilogía cinematográfica para adolescentes:

  1. Es la adaptación de una exitosa novela young adult llamada ‘El cuchillo en la mano’ de Patrick Ness, mismo autor de ‘Un monstruo viene a verme’.
  2. Un presupuesto de 125 millones de dólares.
  3. Un elenco de de primera con Mads Mikkelsen, Tom Holland, Daisy Ribley, Demián Bichir, Cynthia Erivo, Nick Jonas, Óscar Jaenada.
  4. Y la mezcla de ciencia ficción con temas que no son muy comunes en este tipo de películas que va dirigido a adolescentes, como el abuso de poder, la masculinidad frágil o la colonización.

Sin embargo, a pesar de tener todos los combos ganadores para ser una buena película, la pésima dirección Doug Liman (Edge of Tomorrow, The Bourne identity) y un  guion lleno de hoyos que entorpecen la narrativa, hacen que el espectador pierda el interés al convertirse de una película de ciencia ficción a un aburrido drama adolescente. Originalmente la película se estrenaría en marzo de 2019, pero gracias a una proyección hecha para los ejecutivos del estudio (Lionsgate), el resultado fue desastroso y se ordenaron reshoots de la mano de Fede Álvarez (Don’t Breathe), y de ahí el problema principal de la película, que dirigida a cuatro manos en ningún momento se siente la dirección de Liman, que acostumbrado a grandes presupuestos y escenas de acción bien ejecutadas, en ‘Caos’ solo hay un par de secuencias que sobresalen. Pareciera que Liman se encargó de dirigir el primer acto de la película y Álvarez de dirigir el final, y en la sala de edición solo pegaron las dos partes, dejando el segundo acto a la deriva.

Como ya lo mencioné antes, el guion es otro de los puntos débiles. En su génesis estuvo a cargo del mismísimo Charlie Kaufman en el lejano 2012, que se encargaría de la adaptación de esta primera parte de la trilogía, pero al parecer los ejecutivos trajeados de Lionsgate no comprendieron lo que Kaufman hizo con la adaptación y mucho menos de lo que iba en realidad la historia, así que llamaron al mismísimo autor (Patrick Ness) para adaptar su propio libro con ayuda de Christopher D. Ford (Spiderman Home Coming); como todo young adult la película maneja muy bien la lucha entre la figura adulta y los protagonistas además de que se respetan varios elementos importantes del libro, sin embargo la construcción del tema romántico entre Todd y Viola deja mucho a desear aunado el hecho de que Tom Holland y Daisy Ridley parecen más hermanos que una posible pareja, un gran error de casting.

Las actuaciones tanto de Holland como de Ridley están bien (a secas), pues mientras el primero logra mostrar a un “adolescente” lleno de dudas e inseguridades y qué se apoyan gracias al elemento del ‘ruido’, Ridley hace contrapeso y ayuda al personaje de Holland a desarrollarse; por desgracia esto solo se muestra al principio ya que conforme avanza la película sus personajes se convierten en clichés del género. Por otro lado los personajes secundarios quedan en un segundo término, sobre todo el villano de Mikkelsen, que dentro de la historia es el único hombre que sabe controlar ‘el ruido’ pero que nunca se nos explica el porqué de esto, Bichir en sus pocas escenas logra expresar el amor de un padre, pero su participación se siente desperdiciada junto a la de Nick Jonas que solo funciona como el bully del pueblo y que está presente nada mas para figurar en el póster, ya que en la película no hace nada; pero es Cinthya Erivo en el papel de Hildy, la que si destaca por ser la que lidera a todo un pueblo y que logra captar el carisma del personaje en el libro.

Lo único bien manejado dentro de la película es el concepto del ‘ruido’, pero siendo la película dirigida a cuatro manos en ocasiones hay personajes masculinos en los que este ‘ruido’ deja de existir. Al final la película puede llegar a disfrutarse si se le confiere ciertas licencias dentro de la narrativa y de la lógica interna de la misma, agregado al carisma de Holland que lleva la mayor parte de la película sobre sus hombros, logrando que no se sienta pesada.

Es muy probable que este inicio sea el final de una trilogía más en Hollywood, así que es mejor tomar los libros si quieres saber en qué termina esta historia.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Ivan0     boxd.it/qEKB.

Cinefilo y seriefilo (si es que esa palabra existe) de corazón, realizador frustrado pero la opinión escrita es lo que se me da mejor. Amante de los musicales por muy malos que estos sean cof cof “Cats”, Soy millennial y no tengo problema alguno con eso; y llorar en el cine es la mejor terapia que uno pueda pagar.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*