Cómo entrenar a tu Dragón 3: Una amistad más fuerte que el tiempo y la distancia

La convivencia pacífica entre humanos y dragones en un paraíso en el que todo parece ir de maravilla es el gran sueño de Hipo y parece que se ha convertido en realidad. Han pasado 9 años desde que DreamWorks nos presentara en 2010 la primera entrega de esta saga que nos enseña sobretodo el valor de la verdadera amistad, que se forja en este caso entre Hipo un joven adolescente vikingo y su dragón Chimuelo.  Y es que Hipo, a quien hemos visto crecer en estas tres cintas, se ha convertido ahora en el líder de Berk y Chimuelo su poderoso Furia Nocturna en el macho Alfa quien ayuda a Hipo a mantener el orden entre todos los dragones de Berk. Pero como siempre y como en todo, la ambición humana no conoce límites y al encontrarse tantos dragones concentrados en el poblado vikingo, entra en escena un nuevo personaje, Grimmel un traficante de dragones quien será el desalmado villano que amenaza con sus planes destruir el delicado equilibrio que existe en Berk.

Reaccionando ante esta amenaza, Hipo junto con sus amigos se darán a la tarea de buscar un lugar que han escuchado en leyendas y relatos antiguos, alejado y escondido, perfecto para continuar con su fantástica utopía. Solo que tendrá dos retos, uno será convencer a todos de que esa es la mejor manera de poder continuar con su armonioso estilo de vida a pesar de los riesgos e incomodidades que supone esa travesía; y el segundo, la aparición de un dragón hembra Furia Luminosa, ante la que Chimuelo no pasa desadvertido y comienza con ella un tierno cortejo.  

Pero ¿quién se iba a imaginar que Chimuelo se iba a enamorar perdidamente? Bueno, al parecer Hipo no y al ver como su dragón enamorado se va separando de él comienza a dudar de su liderazgo y de que vaya a emprender con éxito la misión de salvar a los habitantes de Berk buscando aquella tierra prometida. Aquí es donde su madre Valka y Astrid le harán ver que deberá aprender a tomar su propio camino, a “dejar ir” a Chimuelo y de que él por si mismo es capaz de lograr esa aventura, claro con ayuda de sus leales amigos. Y esta es justo la parte más linda y nostálgica de la película, ver que a pesar de la distancia y el tiempo, el vínculo de amistad entre Hipo y Chimuelo sigue ahí y es más fuerte que cualquier cosa, en una escena final que cierra con broche de oro esta trilogía y que a más de alguien le podrá sacar alguna lágrima.

Si bien, esta tercera entrega ha sido la mejor valorada por la crítica y es la que tiene la mejor animación de las tres (DreamWorks ha perfeccionado mucho esta parte), apela demasiado a la nostalgia y a lo divertido que es ver enamorado a Chimuelo. Está contada con un buen ritmo tanto para chicos como para grandes pero no termina de profundizar en los nuevos personajes (el villano es completamente olvidable) y relega como secundarios a varios de los que anteriormente tenían un buen peso, además de que la trama principal y las secundarias son tocadas muy superficialmente. Sin embargo, como lo mencionaba al principio, es muy entretenida y cierra de una manera linda la que es quizá la franquicia más robusta de este estudio de animación.

     Estrena este 01 de Febrero, y en verdad vale la pena no perdérsela.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Clementine   @@lupistruphis  

Escéptica ante todo, pero con una gran curiosidad. Amante del café y del aroma a libros viejos. Nostálgica e idealista sin remedio. Alguna vez de niña me llevaron al cine, y siempre vuelvo a él porque siempre me salva.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*