Cruella: El ícono punk del futuro

Antes que nada, debo resaltar que he asistido a ver Cruella sin ninguna expectativa alguna y me he llevado una grata sorpresa, al encontrarme con una cara de Disney nunca antes vista y que sin duda es la reversión fresca que la casa del ratón necesitaba para estas nuevas generaciones.

La reinvención del pasado de uno de los personajes clásicos de Disney, donde nos abre a cientos de posibilidades de manera vanguardista y políticamente incorrecta, donde las barreras del bien y el mal, venganza y justicia logran borrarse de manera efectiva, y aunque espiritualmente marcada por The Devil Wears Prada (El diablo Viste a la Moda), logran despachar a un personaje de gran empoderamiento y actitud frente a la vida que conquistarán a más de uno.

En primera instancia tenemos a una Emma Thompson, como un verdadero dolor de cabeza, brutal, y con gran carisma narcisista, que tiene un gran peso dentro de la historia y nos deja en claro que a sus más de 60 años esta gran actriz tiene mucho que ofrecer a pesar de sus tropiezos cinematográficos de los últimos años y a una Emma Stone que muestra su lado más radical y multifacética interpretando a una joven Cruella bondadosa y preocupada, que nos muestra el valor de la familia por elección y al mismo tiempo a su alter ego más radical e impulsivo dispuesta a aplastar a cualquiera que se encuentre frente a su paso.

Lo mejor de la película es su diseño de vestuario y producción, como sabemos la película gira entorno al diseño de modas, donde tendremos un deleite visual sin precedentes, desde lo más clásico hasta lo más divergente, de lo conservador a los más extravagante y claro la parte de maquillaje y peinado no se queda atrás y hacen lo propio al mantenerse a la par con el vestuario. La producción basada en un ambiente londinense de los 70’s representa el contraste entre la vanguardia de ciertos estratos de la alta sociedad y la baja calidad de vida de muchos otros.

Otro punto a favor y otra de sus grandes cartas de este filme es la selección de canciones para su soundtrack, propias de la época, que van desde The Zombies, The Doors, Nancy Sinatra, The Clash, Bowie, Queen y hasta revisiones de The Stooges, que forman parte de un gran refuerzo dentro de cada acto que emplean.

Pero no me malinterpreten, estamos hablando de Disney y como siempre tiene grandes estragos. El guión como era de esperarse es flojísimo y bastante predecible, una historia poco convincente al estilo Coming of age, bajada a Mujer casos de la vida real, por tanto en un tercio visto de película, podrán encajar conclusiones bastante obvias. Otro punto que a pesar de tener una gran producción es su horrible CGI, es gracioso pensar que disney no utilizara a caninos entrenados para el rodaje, sin embargo son sustituidos por espantosos renders que se ven más falsos que la Cuarta T, y a pesar que algunos de estos tienen presencia entrañable, no nos queda claro el por qué no manejar auténticos animales, en una precuela donde el eje principal son 101 perrunos en acción; no queremos imaginar cómo sería una ya asegurada segunda parte de Cruella vs 101 renders mal animados.

Contamos con escena post créditos que a mi punto de vista está sobrada y que solo nos abren la puerta a la posibilidad de conectar todo de manera innecesaria, repito el guión es muy flojo para emplear este recurso.

En conclusión tenemos en puerta la oportunidad de disfrutar de esté espontáneo experimento ya en salas y en stream (por el momento de paga) y que más que una precuela de un clásico, es una oda a la moda, a lo políticamente incorrecto, a la libertad de expresión, de romper estereotipos y sobre todo sobre la empoderación femenina que nos recuerda que no hay límites. Esperemos que Cruella sea la primera de muchas de las gratas sorpresas por venir

El futuro es hoy.

NOTA: Solo esperen a que IG y Tik Tok se llene de Cosplay sobre Cruella y la opción a nuevos y mayormente vistosos outfits, y despertar al genio creativo que todos llevamos dentro. ¡Guarden este post!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Jorge Bello    


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*