Don’t Worry Darling: Tan desagradable como un escupitajo

¡Híjole! Cuando ya oyes más chismes de producción de una película que de la película en sí, sabes que eso no pinta para nada bueno y pocas veces nos equivocamos.

Pero antes de que empiece a renegar, les doy la sinopsis de esta cosa rara llamada “Don´t Worry, Darlirng” y ¡vaya que hay que preocuparse!

Esta es la historia de Victoria, un suburbio en el medio de la nada en los años 50, donde viven un selecto grupo de familias. Todos ahí son perfectos. Las casas son divinas, grandes, con jardines muy bien cuidados, calles sin tráfico y todo lo necesario para ser tan feliz como parece ser todo el mundo ahí. Alice Chambers (Florence Pugh) es la esposa perfecta, joven, bella, siempre bien vestida (hasta para hacer el “quiacer”, no como yo, que ando ahí con una camiseta rota de algún partido político, short y chanclas), que está casada con Jack Chambers (Harry “que mejor se dedique a cantar” Styles); ellos son la pareja perfecta, con excelente comunicación, muy buen sexo y han decidido no tener hijos por el momento ya que quieren seguirse disfrutando como pareja( cosa rara en los 50). Todo parece funcionar de maravilla. Sin embargo, tanta perfección no puede ser posible y Alice se va dando cuenta que hay detalles que no le parecen normales y empieza a cuestionarse cosas, además de que ha empezado a tener algunos sueños extraños y, de repente, sufre de tétricas alucinaciones. Un día que va en el transporte público hacia una tienda, decide seguir paseando solo porque si, en un momento dado, ve un avión en el cielo y al parecer, este cae y ella supone que se estrelló en las montañas. El supuesto accidente se ve bastante lejos y, aun así, Alice quiere ir a ayudar pero el chofer no le hace caso y de la nada ella empieza a caminar hacia el accidente y esto la hace llegar a un lugar donde encuentra cosas extrañas.

Hasta suena interesante ¿verdad? Pues créanme que se las estoy contando mejor yo que a como nos las cuenta la directora Olivia Wilde. Desde el principio empiezas a notar cosas que te hacen preguntarte “¿dónde he visto esto que me suena tan conocido?” y si,  antes de que termine la presentación de personajes sabes de que estas ante el remake del remake de The Stepford Wives, una película de 1975 basada en la novela del mismo nombre de Ira Levin, y que después tuvo un remake en el 2004. O sea, la misma trama, pero adecuada a esta época y sin darle crédito al libro.

Si bien, la película tiene un diseño de imagen muy bello, el vestuario es maravilloso, los peinados, la ambientación, todo esto está muy bien, el problema es el guion, que está lleno de cabos sueltos y de ideas sin desarrollar. Empieza contando algo y pareciera que a medio camino se le olvidó a que iba y se pasó a otra cosa. Wilde quiere hacer una historia con imágenes surreales, pero algo le falla que no logran la intriga y solo quedan ahí como si se le hubieran ido esas escenas en la edición.

Los personajes no tienen una personalidad bien definida y se sienten más falsos de que lo deberían ser. Las actuaciones son muy malas, exageradas, solo Florence Pugh se ve que dio todo su esfuerzo por sacar un personaje tan plano y vacío como el de Alice. Harry Styles solo tiene dos expresiones, se ve tieso y no tiene química con Florence. Chris Pine pareciera que solo fue a recitar sus diálogos y a cobrar el cheque. Actúan también Olivia Wilde, Gemma Chan, Sydney Chandler,  Kate Berlant, Nick Kroll, Timothy Simons, entre otros.

Tiene un ritmo extraño porque a veces se siente suspenso, luego cómica, y hay un buen diálogo que después es opacado por un dato absurdo. Muy predecible, con decisiones tontas, escenas que no encajan en lo que se quiere plantear o ¿que se está planteando? ¿Qué obsesión tienen con que en los años 50 todo era bello y perfecto? ¿Porque siempre usan esa época para representar a las esposas perfectas?

Y al final nos quieren dejar algo muy abierto cuando uno solo espera que, la puerta de la sala sea la que este ya abierta para salir de esa película tan desagradable como el escupitajo de Harry Styles a Chris Pine en Venecia.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*