Dos visiones del Antiguo Testamento.

Saludos, apreciables amigos y amantes del cine.  Tras una pausa a consecuencia de múltiples obligaciones volvemos a las andadas para estudiar la forma en la que el cine ha abordado temas que forman parte de la vida misma, ya sea en su diario acontecer o en los temores y emociones primarios del ser humano  (aunque también, y lo admito, quejarnos del cine gilipollas ¡ vive Dios !).

Se acerca la Semana Santa  y con ella la obligada transmisión televisiva de películas sobre temas bíblicos, además de estrenos en cartelera de obras afines.  Es una época de oportunidad para abordar algunas de las películas que han hecho de los textos sagrados su fuente de inspiración.

La Biblia, complejísimo compendio de libros sagrados de rico contenido simbólico, es el texto sagrado de las religiones abrahámicas, con sus respectivas variaciones, y es por lo tanto el libro más leido en la historia de la humanidad, además de ser el primer libro impreso del que se tenga registro.   El conjunto de obras artísticas de toda índole que versan al respecto en inmenso y el cine, maravilloso arte en sí, no podría escapar a la influencia de estos conocidísimos pero al mismo tiempo misteriosos textos.

La gran mayoría de las películas de contenido bíblico no pasan de ser meras dramatizaciones de los textos  y tienen un fin evangelizador y meramente didáctico, más propio para mostrarse en lecciones de catecismo que en una sala de cine.  No obstante, existen obras que destacan por añadir licencias artísticas, modificaciones deliveradas del material original con la finalidad de enriquecer el relato en el aspecto estético, lúdico o científico/filosófico, que han destacado justamente por invitar a la reflexión o bien por lograr obras de calidad  verdaderamente entretenidas.

Ya hemos abordado en este espacio la vida de Jesucristo, es decir, el Nuevo Testamiento.  Hoy revisaremos el Antiguo Testamento en el cine fuera del contexto evangelizador.  Elegir dos obras ha sido difícil, tomando en cuanta la gran riqueza del cine bíblico, sin embargo hemos seleccionado una obra muy conocida que se ha tomado licencias artísticas con fines dramáticos y una obra aun en cartelera que pretendió matizar el relato bíblico que abordó con fines al parecer filosóficos.  Veamos qué tan bien consiguieron sus objetivos.

 

 El Principe de Egipto (1998)

 

A diferencia del Nuevo Testamento, tomado de forma literal por los creyentes cristianos, El Antiguo Testamento es catalogado como un libro eminentemente simbólico, lo cual lo hace susceptible de muy variadas interpretaciones.  Eventos como la vida de Adán y Eva, el Diluvio Universal o las Plagas de Egipto son considerados relatos que tal vez tuvieron origen en un sucesos reales que más adelante serían magnificados y mitificados.  Otro punto es la concepción de un Dios colérico y vengativo en el Antiguo Testamiento, sustituido por un Dios pacifista y amoroso según las enseñanzas de Cristo.

El Príncipe de Egipto, animación tradicional que en su momento fue la más exitosa de la historia fuera de la casa Disney, nos narra el éxodo hebreo desde Egipto, pais en que eran esclavos.  Fueron liberados por Moisés, judio criado por la nobleza egipcia cuando éste es elegido por Dios para tal efecto, desatando a través de él las famosas Plagas de Egipto y más adelante permiténdoles el paso por un Mar Rojo partido en dos.

benhur4

“Se escuchará un gran estruendo”…

Para lograr un relato más rico en drama, esta gran obra animada se tomó diversas licencias con respecto al relato bíblico: Moisés es criado como hermano del faraón, identificado como Ramsés II en concordancia con la opinión de diversos historiadores;  la Biblia no menciona el nombre del monarca, a quien sólo denomina “faraón”, y con quien Moisés no cruzó palabra hasta el momento de exigir la liberación del pueblo judio.  Se sugiere que la madre de Moisés pereció tiempo después de colocarlo en una canasta y lanzarle al rio Nilo, y Moisés conoce su origen hebreo siendo ya adulto; el texto bíblico nos enseña que Moisés fue criado por su madre, quien consiguió un trabajo como nodriza en la corte egipcia, y que siempre supo su origen hebreo. Aaron, hermano de Moisés, aparece como un esclavo escéptico, mientras que el Libro del Éxodo lo representa como el ayudante y principal apoyo de Moisés en la liberación de su pueblo.   En la película, el faraón se niega inicialmente a liberar a los hebreos temeroso de ser recordado como un gobernante débil  (“el eslabón débil de la cadena”), mientras que el relato bíblico sugiere que fue el mismo Dios quien “endureció el corazón del faraón” para así liberar las plagas y dar cuenta de Su infinito poder; inclusive, la plaga de la Oscuridad fue un ataque directo al faraón, reverenciado por los egipcios como la encarnación de Ra, el dios del sol, para demostrar que el Dios hebreo es más poderoso que cualquier otra deidad.

benhur3

“Harás mis maravillas”

Con un excelente reparto de voces, una animación de primera calidad, un guión sólido y un soundtrack memorable (La canción “When you believe” es muy reconocida, pero “The Plagues”, música de fondo para las terribles plagas, es una pieza escalofriante), El Príncipe de Egipto es una bella pieza de animación que es exitosa en el uso de licencias artísticas.  Agregando nombres y omitiendo detalles, la escencia del relato no se pierde y por el contrario logra mayor dramatismo e impacto, al mostrar a un Moisés lleno de remordimientos ante la destrucción de su antiguo hogar y a un faraón motivado por el deseo de ser un goberante fuerte y no por crueldad vil.  Un ejemplo de cómo las licencias artísticas verdaderamente enriquecen un relato bíblico, agregándole interesantes matices pero respetando su escencia. Al mismo tiempo, es un relato de fe y devoción genuinamente entretenido y sin esquemáticos fines didácticos.

 

 Noah  (2014)

 

Ya despotriqué en su momento por  La Útima Tentación de Cristo, más ocupada en fastidiar a la feligresía que en  crear un relato comprensible y entretenido, a pesar de su muy interesante premisa:  Jesús preguntándose por qué tuvo que morir de una forma tan terrible en lugar de formar una familia.   En cuanto a Noah, sin embargo, ni siquiera tenemos el beneficio de un planteamiento teológico que valga la pena discutir.  La Última Tentación… nos plantea aspectos dignos de reflexión sobre la figura de Cristo, pero su pobre puesta en escena no le permitió trascender como pudo en la mente de los creyentes.   Noah, sin embargo, no logra siquiera un momento de reflexión que invite a los creyentes a cuestionar y por lo tanto madurar su fe.

noah-film-poster-636-380-slice-01

¿Qué malditos demonios es esto?

No abundaré en la trama, ya que ésta ha sido  narrada y debidamente destrozada  ya por nuestros apreciados  e implacables Alex Waters y Fett,  sólo mencionaré que se trata de una reinterpretación del relato del Diluvio Universal, cataclismo enviado por Dios para destruir a Su corrupta creación y dar paso a una nueva era.  Noé es el elegido para repoblar la Tierra, construyendo un Arca que albergue tanto a su familia como a una pajera de cada especie animal existente para salvarle de la gran inundación.

Aburrida y confusa, nada aporta a la reflexión.  Se diría que  invita a cuestionar nuestra fe en un Dios colérico pero lo muestra indeciso, que premia y castiga sin sentido.  Castiga a los ángeles caídos llamados Vigilantes por ayudar a los hombres a crear la industria pero luego los premia por ayudar a Noé a construir el Arca.  Creó a los animales para el consumo humano pero los “justos” son vegetarianos, por lo visto, y los hombres malvados son crueles comedores de carne.  Tubal-Cain, el antagonista, es  un villano malvado pero que  actúa buscando el bien de su pueblo; Noé, el abnegado héroe, recibe de Dios la instrucción de dejar morir a toda la humanidad… Se diría que nos invita al ateismo en estos tiempos de “Yusis Craist el lokillo“, al presentarnos un Dios demente,   pero Nóé al final es premiado por Dios al obedecer en no salvar a humanos ajenos a su familia.  Total ¿nos rebelamos contra este Dios tiránico y cruel o aceptamos sus designios sin chistar?   Y es que luego Noé, por lo visto, pasó la “prueba de Dios” al perdonar la vida de sus nietas, a quienes debía dar muerte por órdenes de este Dios bipolar… pero dejó morir en la inundación al resto de la humanidad.  Y entonces ¿Dios es bueno o es malo? ¿Lo seguimos o nos rebelamos contra Él?  ¿Y en verdad comer carne está tan mal?

article-0-19DC827400000578-794_634x688

Juay, Emma, Juay???

A lo incompresible del mensaje, si es que lo hay, hemos de sumar una bizarra adaptación.  Mujeres que portan “leggins” y botas en una época que semeja la prehistoria, una tierra de veganos hippiosos en la que no vemos una maldita fruta o verdura… y aquella escena en la quie Ila, hija adoptiva de Noe y esposa de su hijo mayor Sem, luego de recuperar su fertilidad a manos de Matusalén (dueño de poderes divinos… ¿sería Dios en forma de humano?), lo primero que se le ocurre es tener sexo con su esposo cuando el mundo está por irse,  literalmente, por la alcantarilla.

hi-res-still-from-noah-movie

Con licencias artísticas que nada aportan a la reflexión y poco al entretenimiento, Noah es una de esas películas que semejan al arte abstracto:  Sólo el creador de la obra en cuestión la entiende bien y el público que crea lo que le venga en gana.  Más que trasgresora, es incoherente. Más que propositiva, es incomprensible.  Y lejos de entretenida, hace desear dormir en la comodidad de la sala del cine.

Cierto que el Antiguo Testamiento, tan ambiguo y simbólico, es un libro de difícil comprensión pero escencialmente nos presenta a un Dios benevolente siempre que sus designios sean seguidos y colérico con quienes le desobedecen.  Las obras literarias más piadosas y conservadoras nos invitan a creer sin cuestionar en Dios, sin importar si es amoroso o despiadado.  Las obras más trasgresoras, en estos tiempos en que el ateismo es moda, proponen alejarnos de la creencia en un Dios represor.  Noah, sin embargo, nada nos ofrece. No divierte al ateo ni nutre o cuestiona la fe del creyente. Más bien nos presenta a un Dios que premia y castiga según Su humor y no por las obras ni por la fe, y todo en el contexto de una película confusa y soponíferamente aburrida.  Vaya ¿Noé estaba drogado y delirando? ¿Dios sí habló con él? ¡Pues las dos cosas!

Conclusión

Como creyente católico he de decir que, a diferencia de lo que se pudiera pensar, las visiones alternativas de los textos sagrados lejos de ser condenables enriquecen el pensamiento y la devoción.  Sólo hay una condición que, en mi humilide posición de cinéfilo y creyente, me atrevo a solicitar:  Si se va a crear un relato que interprete libremente un texto sagrado, ¡que la película resultante sea coherente y sobre todo entretenida!  Si no, mejor dramaticen los textos para el catecismo de los sábados…

 

benhur5

Luego de Noah, Darren Aronofsky adaptó la pintura Ecce Homo…

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Dr. Dark    

Médico de profesión y cinéfilo de corazón. Amante del buen cine y destructor del que no lo es.


3 comentarios

  • Noe es una película muy decepcionante, Noe es una buena historia biblica que es tratada como cuento sin sentido en esta película. Hay muchos erróres y la película comienza mal en los primeros 5 segundos presentando al tercer hijo de Adan y Eva osea que mierda! el director ingresa un personaje sin proposito en una historia que todos conocemos sin explicación, sin una buena introducción?! osea que tontería estaba pensando, solo con ese detalle me di cuenta que esta película iba a ser una burla. El segundo coincidimos el vestuario. El tercer errór hablan de ciudades? esa palabra no debían haberla utilizado en el guion, grandes poblaciones hubiera sido mas aceptable de escuchar. El cuarto error y ya creo el mas principal de esta película es: los Angeles Caídos transformados en gigantes de piedra y yo me pregunto: Dios (Creador le dicen en la película) hubiera creado esos monstruos? yo creo que solo al idiota que promovio la película. El quinto errór El abuelo sarcástico que vive en una cueva sin alimentos que esta gordito (solo le interesa comer bayas que no habían y murió muy contento) y en donde diablos consiguió la última semilla de jardin del edén y esa semilla por que no hizo crecer un jardin? pero justo hizo crecer un bosque que llama a todos los animales. El sexto error el rey descendiente de Cain pero ahi discrepo contigo amigo Fett ahi analizaste mal, a el nunca le intereso el bienestar de su pueblo el solo queria salvarse y utiliza a su pueblo para su propio bien no el de todos, el pueblo de Cain estaba viviendo un infierno terrenal y esa es la razón por la que el creador los destruyo, la unica logica sensata de toda de la pelicula, el error de rey es que fue prediscible que iba a sobrevivir para corromper alhiko de Noe y solo el se dio cuenta que podía entrar al arca por el lado lateral y no solo por la puerta principal como todos lo intentaban. El otro error es el ya explicado que a la hija adoptiva le da ganas de tener relaciones sexuales en un momento de desesperación.El otro gran errór es que la hija adoptiva y la esposa interpretan mejores las señales de Dios que Noe, y la película termina con un Noe embriagandose con jugo de uvas y desnudo en la playa para terminar en ceremonia.

    Responder
    • Muchas gracias por su muy atinado comentario. Antes que nada le aclaro, apreciable amigo, que el autor de este texto no es el implacable Fett sino su humilde servidor el Dr. Dark, aunque al igual que yo odió este pobre ejercició cinematográfico. Y tiene usted mucha razón, Noah está plagada de errores y carece de un mensaje claro, amén de ser alucinantemente aburrida. Como cristiano católico insisto en apoyar las obras que cuestionan los dogmas pues ayudan a fortalecer la fe… pero como cinéfilo exijo que tales películas sean entretenidas!!!! Saludos y muchas gracias por comentar.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*