Downton Abbey: El Protocolo inglés que conquistó al mundo.

Uno de los grandes aciertos durante las 6 temporadas de esta exitosa serie fue que logró conectar con el gran público, ya que sin importar su condición social ni su nacionalidad, siempre te podías identificar con las situaciones que vivían tanto los integrantes de la privilegiada y excéntrica familia Crawley como los interesantes miembros de su personal doméstico. Y esto es gracias en gran medida a los finos e inteligentes guiones así como al excelente y bien orquestado ensamble actoral. Ahora 3 años después llega a la pantalla grande un largometraje con los personajes creados por Julian Fellowes, dirigido por Michael Engler (Sex and the City 1998-2004) y en la cual podemos ver a la mayoría de los conocidos rostros. Sin importar si fuiste fan de la serie, o estuvieras familiarizado con las vivencias de esta aristocrática familia y su servidumbre, puedes disfrutar de la cinta que se percibe más bien como un capítulo especial de 2 horas.

¿Y de que va la película? Bueno, pues los Crawley se enteran de que recibirán en la Abadía al mismísimo Rey George V (Simon Jones) y a la Reina Mary (Geraldine James) por lo que se arma un revuelo con todos los preparativos para atender tan honorable visita, y particularmente con el personal doméstico ya que el protocolo que hay que seguir es un verdadero dolor de cabeza para todos ellos, al grado de tramar una revolución, hecho que se vuelve lo más entretenido de la película.

La historia como sabemos, tanto de la serie como de la película, está situada en el periodo de entreguerras, en donde la sociedad inglesa tan apegada a sus tradiciones chocaba al ver como poco a poco esos estrictos protocolos y estilo de vida a la que estaban habituados durante la época eduardiana, iban cambiando e incluso desapareciendo, adaptándose a los tiempos que corrían. Al final de la serie podíamos ver la incertidumbre que sentían los personajes, ricos y pobres, sobre el futuro de la Abadía y del estilo de vida que conocían. Robert Crawley (Hugh Bonneville) Conde de Grantham, que tanto luchó por preservar el prestigio de su título nobiliario, prestigio que iba perdiendo relevancia, continuará entendiendo junto con los demás miembros de su familia, en esta cinta al igual que durante las 6 temporadas, que el cambio es inminente pero que sus sirvientes necesitan más de Downton Abbey que él y que Downton Abbey de ellos. Se intuye al final de la película el rumbo que tomarán cada uno de los personajes, continuando con lo que nos habían mostrado al término de la última temporada.

El guionista de la película es el mismo responsable de trazar la personalidad de los personajes de la campiña de Yorkshire, Julian Fellowes, quien tiene un muy particular don de crear diferentes subtramas que nos van haciendo interesarnos y adentrarnos más en la historia, y que aquí aunque no se desvían del todo, le restan fuerza a la trama principal, además de no concluir ni profundizar en ninguna de ellas. Menciona vagamente problemas políticos de la época, como era vista la homosexualidad, problemas de los miembros de la familia real; historias que solo se comienzan a desarrollar, pero que no llevan a ningún lado. Como digo, solo le restan fuerza a la historia principal.

En resumen, quizá no era necesaria esta película pero sin duda será un deleite para los fanáticos de la serie, y aún si no lo fuiste también podrás disfrutar de ella por sus grandes aciertos; una producción impecable, se nota que no escatimaron en presupuesto ya que está perfectamente ambientada sumando también banda sonora y fotografía (los planos del exterior de la mansión son hermosos), haciéndote sentir que estás en esa época; un guion inteligente y a la vez entretenido; y ese ensamble actoral donde cada personaje tiene el peso adecuado, mención aparte para la genial Maggie Smith y su Lady Violet, quien con sus lapidantes y sarcásticos comentarios le sacará alguna carcajada a más de alguno.

La película hace honor a una serie de televisión inolvidable, no viene a reinventar nada y eso está bien, no pretende hacerlo; solo nos invita a permanecer una par de horas más en la Abadía. Estrena hoy 01 de Noviembre.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Clementine   @@lupistruphis  

Escéptica ante todo, pero con una gran curiosidad. Amante del café y del aroma a libros viejos. Nostálgica e idealista sin remedio. Alguna vez de niña me llevaron al cine, y siempre vuelvo a él porque siempre me salva.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*