El cine te ayuda a conquistar a tu chica (o).

Uno se pregunta si las frases que escuchamos en el cine son en realidad tan melosas en la vida real. Estamos de acuerdo que no vivimos como Shakespeare diciendo a diestra y siniestra sonatas de amor por nuestra amada (o), pero valdría la pena de vez en cuando expresar alguna “inspiración fonética y oral” para ver como caen redonditos aquellos receptores. Por ello, Cinescopia y su caza recompensas favorito les dan algunos pequeños tips para que se fusilen o realicen algún “remake” de estas frases para así, re-enamorar a su chica(o), revivir la llama de la pasión o simplemente verse “fanfarrón(a)” ¡Ojo! No aplican solo para febrero, “El Fett” les recomienda una dosis constante, dependiendo del humor que se cargue su tortolito(a).

Pueden empezar con algo sencillito sentados en el parquecito o en cualquier butaca de la ciudad. Eso sí, debe de ser un lugar cómodo, porque tremendo besote se van a dar después de decirle algo como por el estilo de “Ya no estoy sentada(o) a tu lado, aquí en el pasto. Me tienes dentro de ti como una prisionera(o) voluntaria(o)” (Meryl Streep a Clint Eastwood en “Los Puentes de Madison”).

Ahora que si ya son del tipo comprometido(a), pueden usar algo más directo y al grano, pero “luego luego” cuando te abran la puerta de su casa y mejor si es aniversario, cumpleaños o alguna otra fecha importante (para reconciliación también aplica); algo así como: “He venido aquí esta noche porque me he dado cuenta de que quiero pasar el resto de mi vida con alguien. Y quiero que el resto de mi vida empiece ya” (Billy Crystal a Meg Ryan en “Cuando Harry conoció a Sally”)

Eso, o pueden utilizar algo mas poético y “mamerto” que de seguro causará que les chorreé  miel hasta por los oídos: “Tengo que decirte que me has embrujado en cuerpo y alma y que lo amo… lo amo… te amo. Nunca quiero alejarme de ti a partir de este de este momento” (Matthew Mcfadyen a Keira Knightley en “Orgullo y Prejuicio”).

También hay frases que aplican cuando algún ente no tiene remedio y se quiere justificar por una u otra cosa. Un ejemplo podría ser cuando alguien es irremediablemente coquetón y la pareja se sulfura de celos hasta por que hablas con tu santa madre. Ahí aplica algo así como “Le doy a todos mi sonrisa, pero solo a uno mi corazón” (Milla Jovovich en “El Quinto Elemento”); o tal vez mejor debas de dejar de sonreírle hasta al perro de tu vecina(o).

Ahora que si estas medio “bruto” y quieres excusarte de tus sandeces puedes aplicarte un día y soltar algo como: “Puede que no sea muy listo, pero sé lo que es el amo (Tom Hanks a Robin Wright en “Forrest Gump”)

Y por último y si ya eres todo un “Master” en dominar esto de las excusas con frases románticas y poco a poco ahí vas con tu chava(o), aunque la sigues regando, puedes intentar parecerte a Jack Nicholson diciendo: “Me haces querer ser un hombre (mujer) mejor” (Mejor Imposible); y de seguro que te perdonan.

Las frases románticas no son solo para seres normales. Si vistes como “emo” y por alguna extraña razón te crees vampiro, deja las frases “mafufas” y sin chiste de “Twilight”, y mejor acude al mismísimo Conde Dracula al decir algo como: “He cruzado océanos de tiempo para encontrarte” (Gary Oldman a Winona Ryder en “Dracula de Bram Stoker”). O por otro lado si tienes las orejas puntiagudas y crees en la inmortalidad saca tus dotes histriónicos al decirle algo como: “Prefiero vivir una vida contigo que pasar el resto de las edades sin ti” (Liv Tyler a Viggo Mortensen en “El Señor de los Anillos”).

Los ñoños(a) también puede aplicarse con frases algo largas, pero que dejen bien en claro lo que sientes por el (ella). Puedes revisar “Diario de una pasión”, para después memorizar y adaptar a un momento idóneo frases como: “Amar significa no tener que decir jamás lo siento. Los recuerdos son más fuertes, más dolorosos, ahora te encuentro en mi cama y descubro tu ausencia, ahora que la música suena a silencio, ahora. Te sigo amando. Y mi piel… siempre sabe a ti Algo de “hueva”, pero de seguro quedas bien con sus y tus amigas, amigos, familia ganándote un meritorio: “Ahiiiiiiii, cositaaaa”.

Por otro lado, si estas todo temeroso(a) y/o esquizofrénico(a) por culpa de los Mayas y su 2012, el cine y en especial “Casablanca”, te ofrecen un variado menú de frases “romanticapocalipticas” para que el amor de tu vida no se te vaya sin olvidar lo que sientes por el (ella). Te puedes despedir con beso diciéndole: “Bésame, bésame como si fuese la última vez”; o usando algo más dramático en el mero momento de los terremotos, tsunamis o bombas nucleares como: “El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos…”. O combinar las dos si es de tu preferencia.

Ya eres todo un maestro de las frases amorosas y no necesitas tiempo ni momento para lanzar palabras llenas de sabiduría y romance. Eres un total espontáneo(a) del amor. En esos momentos debes sorprenderla(o) diciéndole cosas como: “No me acuerdo de olvidarte” (Guy Pearce a Carrie Ann Moss en “Amnesia”). Inclusive te puedes ver seguro(a), hostil y cursi al mismo tiempo, emulando a la señorona de señoras Katherine Hepburn en “Nuestros años dorados”: “¡Escúcheme señor(a)! Usted es mi caballero en brillante armadura ¡No lo olvides! (puede ser cambiado por princesa en vestido de lo lindo).

Pero para seguridad en el termino masculino de nuevo acude a Rick (Bogart) y “Casablanca” (nada mas dilo en inglés que suena más padre y te verás más galán): “Here’s looking at you, kid”. También aplica en inglés la de Zellweger en “Jerry Maguire”: “You had me at hello”. No habrá antídoto para ti de después de eso.

En el final, ya eres todo un experimentado(a), la seguridad en ti es extrema y la fuerza te acompaña. No hay más que expresarte con tu pareja infalible e inequívocamente al decir como Leia: “Te amo”, y él o ella responder simple y claramente como Han Solo: “Lo sé” (el orden de los factores no altera el producto). A propósito, yo estuve en esa escena.

Ya estás listo(a). Ve con tu enamorada(o) y reconquístala. El cine te ayuda como siempre.

P.D: Cuídate que la frase que digas corresponda a una película que tu amada o amado no haya visto, porque si la vio, nada más harás el ridículo.

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*