El Confesionario de Cinescopia: El cazarrecompensas hace las pases con Bataffleck

Cuando uno peca contra su prójimo la mierda se traspasa y el remordimiento de la conciencia queda como la penitencia del individuo, sin embargo no hay nada peor que pecar contra uno mismo, pues en ese caso la mierda y la conciencia se quedan dentro del ser, una carga espiritual difícil de soportar y que en ocasiones incluso puede llegar a proyectarse en trastornos físicos, emocionales o peor aún, estar estos combinados con una adicción que con el tiempo puede progresar hasta niveles inhumanos y con consecuencias desgarradoras.

hqdefault

El pecado no está exento para el crítico de cine , el cual como simple humano se encuentra constantemente expuesto a las tentaciones cinematográficas que en muchas o pocas ocasiones (Dependiendo de la fuerza de voluntad de cada uno) son vehículo para la vileza y la transgresión en contra del arte que profesamos y osamos mejorar a través de nuestros escritos.

Pero gracias a los dioses, ya existe un lugar donde podemos verter nuestras flaquezas, por eso exclamó ¡Bendito sea el Confesionario de Cinescopia! Ese recinto instituido por Santo Arquicruz donde nosotros mundanos analistas de cine podemos expiar dichas adicciones y culpas sin ser juzgados y en espera del perdón divino de los lectores y de los dioses cinematográficos ¡Sacrosanta la penitencia impuesta antes nuestros pecados! Pues es el desahogo de nuestra alma machacada por los bodrios que nosotros mismos intentamos librar ¡Bienaventurados todos aquellos hermanos sacrílegos! Pues de ellos será también el reino de Cinescopia, ese recinto bendecido por el buen gusto que nos da la libertad de intimar y comunicar nuestros más oscuros secretos.

confesionario-catolico

Por lo tanto, me someto a la Santa Inquisición del lector y con la esperanza y fe de ser perdonado me rasgo las vestiduras mientras imploró y rezó:

Acúsome Maestro Kubrick de haber pecado contra usted, contra mis principios y contra los dioses del cine, al no solo regocijarme, sino también al aún a sabiendas de mi ofensa y sacrilegio, buscar incansablemente en la televisión durante cada época navideña el pecado.  Perdona a este tu humilde cazarrecompensas por haber caído en el bodrio y en contra de todas sus enseñanzas y mis ideologías, sentir el placer máximo cada vez que sacrifico mis ojos y alma al ver la película estelarizada por ese demonio histriónico Ben Affleck llamada Surviving Christmas (Mike Mitchell, 2004).

Surviving_Christmas

¡Ya lo dije! Si, El Fett, ese que se la pasa echándole mierda al Bataffleck en su faceta actoral en cuanto oportunidad se le presente, goza y se carcajea como niño con 30 juguetes nuevos cada vez que observa este bodrio navideño de proporciones épicas ¿Y saben qué? No me importa, pues la historia de un seriamente trastornado millonario que renta a una familia para pasar la navidad a expensas de que esta se encuentre en una etapa crítica de autodestrucción sobrepasa cualquier perdón divino y me hace pasar el mejor momento navideño televisivo no importándome que en otro canal se encuentre Die Hard o hasta las veinte mil repeticiones de Home Alone ¡No! Yo me quedo con mi ladrillo viviente y con un James Gandolfini que juntos, pasan 90 minutos queriéndose hacer pasar por cómicos ¡Infames es cierto! Y tal vez eso sea su carisma.

Nominada al Razzie por peor película, actor y guion y protagonizada por Affleck y Gandolfini en compañía de una pareja de féminas más experimentadas en el género como Christina Applegate y Catherine O’Hara, la premisa es tan absurda e infantil pero al mismo tiempo tan grotesca e incómoda que destapa la risa fácil en variados momentos, de entre los que destacan la renta de un abuelo llamado “Doo-Dah”, la faceta pornográfica de la matriarca expuesta a su hijo, varias insinuaciones incestuosas, el suplemente afroamericano del mentado Doo-Dah o bien, los recurrentes sacrificios de la paz y los valores familiares en pro del dinero.

7OI5NoT4xg8J31VREEwdE4VTs7s

Está bien, todo lo pasado pudiese llegar a ser chistoso sin hacer ningún escándalo de por medio, sin embargo lo que en verdad resulta aberrante es ver la desastrosa química entre el millonario y el patriarca; mientras Affleck derrama idiotez en cada movimiento y gesto con una nula capacidad actoral que hasta en algunas secuencia se atreve a experimentar el gag físico (Dios mío ¡Perdóname!), Gandolfini y una caja de cartón con una sonrisa pintada con marcador de aceite son lo mismo; el actor se siente tan fuera de su zona de confort histriónica que incluso cede a Affleck la victoria en esta batalla de ladrillos ¡Horripilante!

La moraleja impuesta con calzador que recae en la unión familiar y en el amor sincero se siente tan sobrada después de tanta sandez que siempre me termino preguntando (Cuando mi conciencia se retuerce, mi musa me cuestiona y mi mierda se comprime) ¿Por qué su cazarrecompensas goza tanto con esta sacrílega bazofia de temporada?  Créanme cuando les digo que no lo sé; quizá sea su humor negro mal desarrollado en una historia con poca o nula estructuración en cada uno de sus personajes que me remite a mi infancia y al recuerdo de mis caricaturas favoritas, los Looney Tunes, personajes ácidos que se deleitaban en escenarios y sucesos irracionales y a los cuales les importaba un carajo cualquier delimitación o lógica en sus aventuras.

surviving christmas james

¡Patrañas! Quizá sencillamente sea un castigo divino que no puedo comprender consecuencia de echarle tanta mierda al Bataffleck ¡No lo sé! ¡Kubrick ayúdame! Y es que la verdad el gusto por esta idiotez no queda en su simple visionario, sino que esta penitencia se repite una y otra, y otra, y otra vez, cada año y desde el 2004 cuando por primera vez (Agárrense por favor todos sus pantalones) ¡La vi en el cine! (Por favor necesito terapia),  por llevar una fémina que en aquellos tiempos tenía babeando a su servidor.

Queridos lectores, cinéfilos, amigos, colegas, os juro que nunca verán a su cazarrecompensas tan desnudo y arrepentido ante ustedes, así que con gran humildad y esperanza espero su penitencia y quedo a su merced implorando su perdón y el de los dioses.

maxresdefault

En este mi debut en el Confesionario quise empezar con mi peor pecado, así que como dice el afamado Jesús: “Que aquel que esté libre de pecado que tire la primera piedra” ¡Hasta dentro un mes! Que tengo mucho que pensar.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


25 comentarios

  • Juan David Arango enero 31, 2014 @ 9:16 am

    yo también disfruto mucho viendo esta cosa, tanto así que la veo aunque no sea navidad.

    Responder
  • Fett, no lo quería decir en público, pero estas fuera de Cinescopia, lo siento ya cambiamos las contraseñas, y ya te quitamos tu usuario; fuiste demasiado lejos esta vez.

    Por lo viejos tiempos te dejaremos un día más en este recinto sagrado.

    Jajajajajajajajajajajajajajaaja se pasó

    Responder
    • Jajajajaja, no sea asi Arqui, tan grande es mi pecado? Que no se supone que en este confesionario podemos expiar nuestras culpas sin se juzgados?!
      Jajajajaja

      Responder
      • Jajajaja apoyo la moción de don Arqui, es que don Fett… esta vez fue demasiado lejos jajaja…

        En serio? Affleck + Comedia? jojojojo…

        Naa… son bromas don Fett.. aun esta en el pedestal… pero que no se repita jaja…

        Bueno desde Chile quiero que le de un recado de felicitaciones a su alter ego, por este nuevo proceso de vida iniciado hace unos días. Para quien solo deseo éxito y felicidades.

        Saludos!

        Maxler

        Responder
        • Muchisimas gracias estimado por esos buenos deseos. Mi alter ego los recibirá lo antes posible se lo aseguro

          Que le puedo decir mi estimado, quize empezar mi asistencia en el confesionario con lo mas bajo de mi ser, espero que para la otra la penitencia sea menor jajaja
          Saludos desde México y gracias por comentar!

          Responder
  • Rigosslo (Aka Rodrigo López) enero 31, 2014 @ 9:54 am

    Jajajajajajaj pues yo gozó de lo lindo con White Chicks esa de los negros que se convierten en blancos, es tan estúpida y horrible que me muero de risa por todas la sandeces asquerosas . Creo que después de esta confesión me excomulgaran de este recinto, pero tenía que desahogarme jajajajajajaja, disculpe estimado xD

    Responder
    • Mi estimado ya me hizo sentir un poco mejor con su declaración jajajaja
      No se apure, este confesionario sirve exactamente para esto, para dejar el peso de nuestras almas y poder decir a los 4 vientos que bodrios nos agradan
      Al parecer primero me excomulgan a mi jajajaj

      Saludos estimado! Gracias por comentar

      Responder
  • Jajajajajaja esto es insólito, inaudito, increíble, una pesadilla. El infierno tiene un lugar bien reservado para ti estimado Fett!! nos dejaste en una posición decente, incluso al pobre doc que se sacó un churro de sabe donde.

    No sé que pensar. De momento merece 10 azotes con el látigo de la justicia espiritual cinéfila.

    Responder
  • Normalmente diría que el buen Fett merece expiar sus pecados en los más oscuros y helados círculos del infierno por disfrutar de este bodrio… El problema es que en mi siguiente confesionario me ganaré un lugar bajo la axila del Diablo… XD

    Responder
  • … Ya se que pasa aquí mi estimado, lo que sucede es que usted esta mintiendo, acaba inventar que disfruta de esta aberración para que todos los demás pecados vertidos en este nuevo recinto se vean pequeños, sin importancia, completamente irrelevantes (yo que me golpeaba el pecho por andar viendo Prometheus) usted acaba de sacrificarse para que nuestra culpa sea menos pesada… o eso espero cazarrecompenzas por que de lo contrario seguro Dios ya lo ha despojado de su inmortalidad y que Lucifer se apiade de su alma jajaja

    Responder
    • Jajajaja, ok, aceptaré esa justificación y la tomaré como la realidad estimado jajajaja
      No de verdad, si me gusta este bodrio que le puedo decir estimado, creo que Lucifer me tiene un departamento alla abajo especial y con cientos de torturas jajaja

      Saludos estimado! Gracias por comentar

      Responder
  • (O_O)

    Ya no compre del Tonaya mi estimado Fett. Hahaha, bueno, confieso que a mi en esa película Gandolfinni y O’Hara me divierten y me enamore de la entonces desconocida para mi Christina Applegate.

    Saludos y ya no beba esas marcas.

    Responder
    • Ya ve! Ya vieron! No soy el unico! Jajajaja
      Vamonos por tonaya mi estimado Shinobi, me cae que es la unica forma de disfrutar cada navidad de este bodrio jajaja
      Saludos estimado y gracias por compartir la culpa

      Responder
  • Pos yo del Affleck acabo de ver y me gusto la de Jersey Girl o algo asi, esa donde la Lopez se muere al principio y el cuida a su repelente hija mientras conquista a una empleada de un videoclub.

    Responder
  • Ahora sí se me cayó la mandíbula al suelo jajajaja!!! ¿Quién iba a imaginarse semejante confesión? Como dijeron previamente ya no me siento tan mal por haber confesado mi gusto por algunas películas de Sandler, de todos modos estamos condenados al infierno a ver N repeticiones de la “saga” Crepúsculo!!! Saludos estimado cazarrecompensas!!

    Responder
  • Debe de haber un círculo específico en el Infierno Dantesco especial para los que nos gusta esa película hahaha, bueno, admito que desde lo de el batidestape de Agffleck, me gusta esa película porque imagino los madrazos con bolas de nieve que le pone el finado Gandolfinni al Sr. caraeculo hehehehe.

    Saludos.

    Responder
    • Y que tal el momento en que aparece la matriarca en la pagina porno o cuandoa parece el du dah negro jajajajajaja, nos vamos a ir todos al infierno por esto estimado jajajajaj

      Responder
  • Estimado, me gustaria ver un confesionario en el que se diga una pelicula de renombre que le guste a la mayoria de las personas y ustedes no la soporten. Usted sabe algunas de las mias: Die hard, The lord of the rings, star wars y the citizen kane, por ejemplo.

    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*