Entrevista con Arturo Castelán, Co-fundador del Festival Macabro

Queridos fanáticos y fanáticas del horror, como se los informamos previamente, el próximo 25 de agosto a las 21 horas en una trasmisión por el sitio oficial de macabro.mx dará inicio la edición XIX de Macabro: Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de México, motivo por el cual, tuvimos una amena charla con Arturo Castelán, cofundador de Macabro y actual director de Festival Mix: Cine y Diversidad Sexual en México.

FC: ¿Cómo nació el festival Macabro? ¿Qué trabajo desempeñaste en el desarrollo del proyecto?

AC: Fue muy chistoso, porque Edna Campos, la actual directora de Macabro, es amiga mía de la preparatoria y, justo cuando yo estaba empezando el Festival Mix, la invité a formar parte del mismo y estuvo echándome la mano unos buenos añitos checando cosas de curaduría y patrocinios, y dentro del Festival hicimos una serie de iniciativas, intentamos cristalizar más eventos, por ejemplo, tuvimos un festival de cine de mujeres, uno de cine experimental y luego hicimos Macabro. Macabro nace de una manera muy curiosa, en el Festival Mix de Nueva York que es hermano del Festival Mix México, hicieron extrañamente una curaduría sobre terror LGBT, si mal no recuerdo eran seis u ocho cortometrajes que hablaban sobre la experiencia del terror; Edna y yo quedamos muy impactados con la creatividad de los materiales y nos pareció que en México hacía falta justamente un festival de terror, porque aparte eramos super fans.

Nos echamos un primer Festival bastante difícil, sin apoyos, situación a la que anteriormente nos habíamos enfrentado en otros festivales pero, dígamos que en realidad, Edna Campos ha sido quien todos estos años lo ha estado manejando. El primer año hicimos un trabajo de retrospectiva.

Recuerdo mucho una función de El exorcista, una versión con escenas inéditas que se exhibió en el Cine Francia. No sabíamos de qué estabamos más asustados, si de la película o del festival padrísimo y monstruoso que habíamos creado. Pero sí, fue una experiencia muy padre.

FC: ¿Cómo se organiza un festival de características tan sui generis como el Macabro? ¿Qué es lo más difícil?

Bueno, yo sólo te puedo hablar de aquel primer año. Creo que lo más difícil es la cuestión que existe con respecto a la percepción del terror, ya que está ligado a la violencia, entonces creen que el cine de terror la glorifica, cuando a mi parecer tiene que ver más con la imaginación y entender como seres humanos nuestra propia mortalidad y obviamente los miedos que esto nos acarrea. Macabro es un festival sobre la complejidad del miedo y cómo se maneja, no una apología de la violencia.

El terror también está más cerca del campo de la fantasía, a diferencia de películas como Rambo. Creo que a veces existe esa confusión y eso evita, por ejemplo, que algunas marcas se acerquen a apoyar. Tengo un amigo, Ernesto Martínez, que en este momento está produciendo justamente dos películas de terror de Mauricio Chernovetzky, y él me comentaba eso, que también para producirlas ocurre algo muy paradójico. Las películas de terror ocupan el primero o segundo lugar de taquilla siempre, en México arrasan la comedia y el terror. Sin embargo, uno pensaría que generando tanto boletaje debería haber mucha gente queriendo asociarse con ellas y no es así. Justamente las empresas han evitado o evitan recibir guiones de esa naturaleza. Creo que eso también se refleja en los festivales.

FC: En la próxima edición participarás como jurado en la categoría de Cortometraje Mexicano ¿Qué aspectos tomas en cuenta para otorgar un reconocimiento?

AC: Involucra muchas cosas, el gusto personal, el momento en que ves la película, lo que significa ésta para el festival y al revés, lo que el festival podría significar para la película. Son algunos de los aspectos que se deben considerar para premiarla. Creo que ese último es el más importante, o sea, hay que pensar de qué manera una mención o un premio le puede cambiar la carrera al cineasta que está poniendo su trabajo en un concurso. Creemos que es una carta de recomendación. Por eso es una responsabilidad enorme. De lo que me tocó ver había por lo menos unos cinco trabajos irreprochables, todos han tenido algún elemento que puede no gustar tanto, un actor, la música, etc., pero eso ya es una cuestión de gusto personal. Son cinco de calidad impresionante, muy bien hechos, muy bien urdidos, fotografiados, realizados y producidos. Va a ser difícil elegir a uno de ellos, el nivel de profesionalismo que están mostrando es enorme y solo comparable con su gran creatividad.

FC: ¿Cómo calificarías la respuesta del público desde la primera edición de Macabro hasta la fecha? ¿Llegaste a pensar en algún momento que tendría tanta trascendencia?

AC: Creo que tanto Edna como yo pensamos eso, que sería un festival muy exitoso porque a la gente nos gusta esto, nos gustan las emociones fuertes en el cine. Diría que lo inesperado en el transcurso de los años, aún estando ya un poco lejano del festival, es que, cada vez que voy veo “groupies” y me llaman mucho la atención porque no era lo que me imaginaba, es un grupo de gente no solo muy fiel y entregada al genero, sino también, entregada a la rúbrica que ha creado Edna con Macabro. La gente ya sabe que va a ver una película de Macabro y que ésta va a tener ciertas condicionantes a diferencia de otras cintas de terror.

FC: ¿Qué es lo que lo diferencia a Macabro de otros festivales de género?

AC: Edna ha elegido el camino del terror independiente, películas de directores noveles iniciando sus carreras. Creo que esa es la gran particularidad del festival. Otra es que ha decidido dirigirse hacia niveles muy exquisitos, más que dejarse llevar por lo que está de moda o por cuestiones de taquilla, ha apuntado más a cuestiones históricas, hacia movimientos “groupies”, no me refiero a clandestinos, pero que difícilmente habían tenido acceso al tipo de cine que selecciona Macabro. Ha habido selecciones de películas de Troma por ejemplo, filmes de Haskell Wexler que uno dice ¿Esto qué hace aquí?, o cintas que tú veías en un autocinema, en canal 4 en la tarde o ya de plano muy noche y que no eran necesariamente las estelares pero que definitivamente tenían su haber, eran las semillas de las estéticas actuales. Estas retrospectivas de Macabro te conectan directamente a aquello que está nutriendo a realizadores como Guillermo del Toro, gente que actualmente está en el candelero del terror, por decirlo de algún modo.

FC: El Festival Macabro ha pasado de ser solo un evento cinematográfico para convertirse en un fenómeno cultural ¿Cuál crees que ha sido su aportación más importante?

AC: Creo que Macabro ha incidido en la profesionalización del terror, no estoy hablando en términos de moda, digamos que le ha dado una gran respetabilidad el hecho de que esté muy integrado a proyectos editoriales. Cada año publican o presentan un libro, en ésta ocasión le hacen un homenaje a Amparo Dávila, una escritora mexicana que no han podido adaptar al cine, sin embargo, sus ambientes, su onirísmo, su manera de escribir, ha impactado en muchos de los realizadores actuales quienes la tienen como un ícono; el homenaje consistirá en una lectura de sus cuentos en Radio UNAM. Es muy interesante como el cine de terror se puede mover a través de esas venas y nutrir otros ámbitos de la cultura y del arte.

FC: En cada nueva edición del festival se han ido agregando actividades y espacios como las master class, los laboratorios, recientemente el Macabro Coven, por citar solo algunos ejemplos ¿Qué te gustaría ver en un  Macabro que hasta la fecha no se haya hecho?

AC: No sé (ríe), la verdad es muy interesante porque tienen un equipo muy imaginativo y cada año nos sorprenden. Más bien creo que te contestaría…, qué me parecería muy curioso ver. El equipo con el que trabaja Edna está tan loco, que son capaces de llevar a cabo una función diseñada a través de la Ouija y con películas de un director famoso ya fallecido, a la mejor pueden contactarse con Alfred Hitchcock o Tod Browning y preguntarle cuál película le gustaría ver desde el más allá o qué película debería ganar algo, no sé. Creo que ese es el siguiente paso que le falta dar al Macabro (ríe). Bueno, son ideas.

FC: También estaría bueno invocar a esos difuntos para que hagan acto de presencia e impidan a los directores maletas seguir filmando bodrios.

AC: Eso me parecería genial y muy necesario. Tienes razón, mejor en vez de tenerlos de curadores deberíamos tenerlos de propulsores de la calidad. Que vayan y les jalen las patas  a esos directores para que no echen a perder tan bonito género.

FC: Por último ¿Cómo definirías al Macabro en una palabra?

AC: “Macabrón”

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*