Equals: Donde Kristen Stewart puede ser ella misma ¡pero ni eso le sale!

¿Se acuerdan de esos memes de Kristen Stewart en que su gama de emociones se reduce siempre a la misma expresión? Uno diría que la mujer no tiene emociones, yo casi podría asegurarlo, así que si uno la viera actuando en un personaje que no debe mostrar emoción alguna uno bien podría pensar que su actuación debería ser adecuada y por ende perfecta para ella… PUES NO!

Hace unos días dije ¿mmhh Nicholas Hoult y Kristen Stewart, porqué no?

equals2016-screencap2

La cinta en cuestión se llama Equals, es de 2015, del director Drake Doremus y junto a ellos actúa Guy Pierce en una película que se desarrolla en una sociedad futurista donde se ha llegado a la conclusión de que las emociones están sobrevaloradas y afectan el desarrollo  y productividad de las personas de modo que han sido suprimidas.

Cuando alguien comienza a mostrar síntomas de alguna emoción los demás deben reportarlo para que sea enviado al centro de reeducación donde será tratado o torturado hasta que se corrija, muera o se suicide. Aquello es como un gobierno fascista, comunista o similar donde las personas piensan y actúan como se les dicta.

En este mundo es donde tenemos a Silas (Nicholas Hoult), un joven ilustrador que vive y trabaja en un centro conocido como The Collective. Su vida transcurre rutinaria viendo como algunos de sus compañeros se suicidan, o son sorprendidos durmiendo juntos y son llevados a centros de detención donde serán tratados por la enfermedad que seguramente padecen.

Un día alguien se suicida frente a la ventana de su trabajo y todos sus compañeros se asoman y coinciden en sus fríos comentarios acerca de las personas contagiadas con ‘El Fallo (SOS)’, todas menos una, nuestra ‘no emotions’ Kristen Stewart como Nia, la compañera de oficina de Silas, quien muestra casi imperceptibles señales de compasión por el recién suicidado hombre.

Silas nota por primer vez las micro expresiones de Nia y curioso comienza a seguirla y a pensar en ella y darse cuenta que no puede mantenerse alejado de la misma. Así poco a poco los sentimientos son confrontados y ambos descubrirán que están ‘infectados’ pero felices pues ahora comparten un mundo secreto que no conocían y se enamoran.

Sin embargo son descubiertos y deciden escapar de la elegante cárcel que es El Colectivo, donde viven. Y aquí comienza la odisea.

Lo malo es que en el afán de mostrarnos lo monótona que puede ser la rutinaria vida de Silas, se llevan buena parte de la película. Lo peor, la actuación de la Stewart. Y es que uno pensaría que este es su papel, así como John Wick es el papel perfecto para Keanu Reeves, pero no. Kristen Stewart se encarga de desencajar por completo en un personaje sin expresiones que estaría perfecto para su inexpresivo rostro.

kristen_stwart_emotions-chart

Es imposible que alguien inexpresivo por naturaleza no pueda actuar un personaje inexpresivo. Pero ella lo logra. Su inexpresividad lejos de carecer de expresión más bien denota como hastío, como si en lugar de ser inexpresiva estuviera haciéndole fuchi a algo. Es bastante malita. Y para acabarla, cuando en su primer roce físico debería desbordar por completo sus emociones, se queda bastante contenida y el acto resulta totalmente carente de conexión.

Por otro lado  Nicholas Hoult está bien a secas, tampoco le demos todo el crédito a la Stewart de cagarla de lo lindo. El bello joven Hoult solo se queda un poco mejor en cuanto a la srita Stewart y eso porque él tiene mayor registro que ella pero de nuevo, nos quedamos esperando más.

Sin embargo el desarrollo del climax es bueno, es la parte más ágil de la película que la verdad es bastante lenta para contarnos una historia en la que al final…. Bueno, mejor véala usted mismo y juzgue el final.

Yo diría que para empezar jamás termina por arrancar por lo que el final a mí en lo personal y como mujer enamorada me resultó muy WTF, pero bueno, esa es mi muy personal opinión.

La intención del director creo yo era hasta interesante, el guión al estilo Gattaca se prestaba en realidad para contar algo interesante pero el señor Doremus se lleva demasiado tiempo en plantear la premisa o no se qué otra cosa estaba haciendo, que nunca se da cuenta de la total falta de química de los protagonistas, de la pésima actuación de Kristen Stewart y jamás hace algo para enderezar el asunto así que al final nos entregan un desenlace todo desangelado e ilógico, desde una perspectiva sentimental.

Al menos se agradece que la película no sea de esas de lágrima fácil, pero creo que sí pudo ser más inteligente, y sin embargo se pierde con ese arranque tan largo y lento que uno de pronto esá rezando para que algo ya pase por piedad, lo que sea, que los hallen o que se acabe la película pero ya por piedad que algo pase.

En fin, no es tan mala como para no verla en una tarde lluviosa cuando canal 5 no  tiene nada en que matar el rato del domingo, pero si descubre usted alguna otra forma de pasar el día, por  favor haga esa otra cosa y no pierda el tiempo con dramas futuristas baratos con actores que solo se ven bonitos pero que al final del día no le aportan nada al cine.

 

¡Hasta La Próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*