FIC Monterrey: Huachicolero

A inicios del 2019, el huachicol (término para referirse al robo de combustible) fue primicia después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador declarara que combatiría esta práctica a capa y espada, provocando un grave desabasto de gasolina y coincidiendo con la explosión de un oleoducto en Hidalgo que dejó a, por lo menos, 80 muertos. La cotidianidad de este suceso en Guanajuato inspiró al joven realizador Edgar Nito a hacer su ópera prima, años antes de que explotara a nivel nacional. Con fuertes tintes de western, lo más impresionante de Huachicolero es su gran lenguaje visual, aún si su historia es más frágil que una pipa expuesta.

Estrenada originalmente en el Festival de Cine de Tribeca de este año, Huachicolero nos presenta a Lalo, un adolescente que se adentra en el mundo del robo de combustible con tal de conseguir dinero para comprarle algo a la muchacha de quien está enamorado. El guion de Nito y Alfredo Mendoza tiene poco interés en desarrollar y profundizar a su protagonista, enfocándose más en presentar (y explotar) el contexto en el que vive y crear momentos impresionantes que en elaborar una historia intrigante y personajes memorables. Los logros técnicos de la cinta, realizada con un presupuesto de 5 millones de pesos, son impresionantes, y las actuaciones del joven reparto -en particular de Eduardo Banda y Regina Reynoso- son destacables a pesar de tener personajes planos.

De acuerdo a la sesión de preguntas y respuestas después de que terminó la función, Nito se enteró de la problemática del huachicol en su estado en una cena familiar en 2016, y fue que decidió a realizar el largometraje, sin realizar una investigación a profundidad sobre el tema. Para él, fue una sorpresa que el tema estallara a inicios de año y le parece lamentable que el país se encuentre sumido en esta violencia; por su lenguaje corporal, reveló mucha incomodidad (incluso hasta cierta molestia) cuando le preguntaron sobre el robo de combustible y los problemas de fondo que implica. También pareció molestarse cuando le cuestionaron, en dos ocasiones, cuáles serían sus próximos proyectos y si estaba interesado en abordar una historia en otra temática socio-política (respondió, cortante, que sería un thriller sobre un civil buscando a un desaparecido); su semblante cambió por completo cuando le preguntaron por la selección musical escogida para el filme (canciones de Los Ángeles Negros, Los Saicos y Santa Fe Klan) y la forma en la que construyeron la pipa en llamas (recibieron asesoría por parte de ingenieros en hidrocarburos).

Aunque Huachicolero es una buena propuesta visual para adaptar el western a la realidad mexicana, es una película que aborda, de forma casi turística, una problemática sumamente compleja sin ahondar en ella.

—————————————————————————

Huachicolero tendrá nueva función el miércoles 21 a las 3:15 pm en la Cineteca Nuevo León. Consulta la programación y el catálogo de todas las películas que estarán en exhibición en la 15° edición del FIC Monterrey aquí

Etiquetas:  

Acerca del autor

Oraleia    

Snob pretenciosa en recuperación, punk de gustos refinados y valemadrista con corazón. Crítica de cine.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*