Guilty Pleasure: Televisión – Penny Dreadful

Existen Cuentos de Hadas y Cuentos Oscuros. Los cuentos de hadas en la TV  son románticos y los héroes están siempre buscando la felicidad para todos. Ejemplo de esto sin fallar es Once Upon a Time que nos trae lo que pasa luego del ‘vivieron felices para siempre’. No me malentiendan, me gusta el giro de los personajes, que muchas veces no es que sean malos sino que las circunstancias los orillaron a tomar decisiones y las suyas fueron decisiones equivocadas. Los efectos son malísimos pues la pantalla verde es asquerosa, digo, si iban a desmenuzar cada personaje de cuento de hadas hubieran al menos tenido la decencia de usar mejores efectos especiales. En fin, no hablaré de los cuentos de hadas, hablaré de los Cuentos Oscuros.

Existen varias series en la Tv que tratan sobre personajes que vienen de cuentos no de hadas, sino de terror. La lista es larga pues por ejemplo los zombies y vampiros acaparan las historias, sin embargo es mi placer culposo hablarles de mi gusto por Penny Dreadful.

 

Protagonizada por Eva Green (Vanessa Ives), Timothy Dalton (Sir Malcolm Murray), Josh Hartnett (Ethan Chandler), Reeve Carney (Dorian Grey), Billie Pipper (Brona Croft), Rory Kinnear (La Criatura) y Harry Treadaway (Victor Frankenstein), la serie nos cuenta historias que relacionan a los personajes de cuentos de terror como Drácula, vampiros, hombres lobo, criaturas inmortales y depravados asesinos.

Probablemente digan, es lo mismo que Once Upon a Time pero con personajes de terror; y si y no. Ciertamente puede ser considerado igual pero opuesto a los cuentos de hadas pero tiene la variante que para empezar esto es para adultos y los desnudos, el sexo y el gore están siempre presentes, sin llegar a ser excesivos o desagradables.

El creador de la serie tomó el nombre de Penny Dreadful de los relatos fantásticos y de terror que  abundaban en la antigua época victoriana como Dorian Grey o El Señor Jeckyll and Mr Hyde, por citar algunos.

Para mí,  probablemente lo mejor que esta serie tiene y por lo que se ha convertido en mi  placer culposo son las actuaciones de algunos personajes. Por ejemplo, me gustaría ver a Eva Green actuando en cualquiera de sus películas de la forma en que actúa en esta serie. Su actuación es muy buena, no cabe duda que sabe su oficio y aunque hay escenas de ella con poca ropa, no es eso lo que hace a su personaje. Las escenas de sus luchas mentales contra demonios y brujas son épicas.

Josh Hartnett no se queda atrás y entrega una que yo considero la mejor actuación de su carrera porque cierto es que nos tiene acostumbrados a cosas mediocres… bueno mucho más malas. Sin embargo en esta ocasión su actuación es bastante aceptable.

Timothy Dalton y el resto de los personajes están bien. Probablemente y el que a mi más me gustó es el de La Criatura, el monstruo Frankenstein al cual Rory Kinnear se encarga darle la dignidad de la que siempre ha carecido pues siempre lo hemos visto solo como un monstruo pero el creador de la serie, John Logan, nos lo muestra como un hombre atormentado por su ‘nacimiento/creación’ y posterior abandono, una alma errante en el Londres victoriano que intenta encontrar su lugar en el mundo de los hombres… todo un poeta victoriano.

Ciertamente no todo es bello y hay arcos que a mi parecer no debieran ni de existir, como es el caso del personaje de Billie Pipper, Brona Croft. Billie interpreta a la prostituta tuberculosa que será mucho más que una mujer de la calle, sin embargo probablemente en el afán de hacer mención de Jack el Destripador es que las prostitutas toman mucha importancia y la verdad todo ese arco es por demás aburrido y estúpido. Por otro lado, Victor Frankenstein (Harry Treadaway) está muy bien como el yunky doctor que hará lo que sea por conseguir dinero que le permita continuar sus investigaciones y mantener sus innumerables vicios y adicciones.

No digo que sea la creme de la creme pero si que tiene actuaciones dignas de mencionarse, con historias que invitan a darle una releída a los clásicos de la literatura de terror.

Dígame usted loca, no importa, este es mi gusto culposo, y si hoy me critica piénselo bien, todos tenemos un gusto culposo… el suyo cuál es.

¡Hasta La Próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*