Home Again: ¿El peor chick flick en la historia? Posiblemente

Tal vez si me esfuerzo seguramente recordaré algo peor que esto en el 2017; veamos ¿The Mummy? No, al menos esa tiene efectos especiales y Tom Cruise actúa mejor que el trio masculino protagonista ¿The Shack? No, al menos el mensaje cristiano se entiende, ¿Cómo ser un Latin Lover? No, al menos Eugenio Derbez tiene un poco de más gracia que Reese Whiterspoon, ¿Death Note? No, al menos Netflix ya se disculpó por eso ¡No! En definitiva no recuerdo algo tan horroroso como Home Again, oficialmente la película más apestosa en lo que va de este año.

Debut ¿Y despedida? En el guion y la dirección de Hallie Meyers-Shyer, este esperpento tragicómico, ni trágico ni cómico, es uno de los puntos más bajos en lo que al formato “chick flick” se refiere. La historia de una cuarentona que adopta a 3 jóvenes cineastas “desamparados” para que vivan en su casa y le provean de amistad, sexo y servicios de niñera y paternidad mientras intenta equilibrar su nuevo estilo de madre soltera a punto del divorcio y su nueva faceta laboral, es tan inverosímil, mal dirigida y actuada que a los 5 minutos la decisión más correcta sería salir corriendo de la sala (Acción que no hice por educación a quiénes nos invitaron a su premier de prensa).

Una infamia en todo sentido, lo que más molesta en este film no es el encausamiento increíble de sus situaciones raras e incomodas, tampoco la nula química entre la fugaz pareja romántica, ni mucho menos lo acartonado y falsas de sus actuaciones, el forzamiento histriónico para que las niñas luzcan personajes de 40 años, los diálogos estúpidos  que se regodean en un pobre y absurdo tratamiento dramático, los chistes y gags ajenos al humor, la falta de lógica en el planteamiento social de sus personajes o la inexistente estructuración de ninguno de estos más que la de una protagonista que pide a gritos 3 minutos de carisma de cualquier estrella del montón de telenovela mexicana ¡No! Lo que irrita de este film es que su base argumental está asentada en el quehacer cinematográfico, cuando de una forma desvergonzada y grotesca, la guionista y directora se atreve a contar un relato teniendo en cuenta el proceso y quehacer fílmico en él: 3 jóvenes cineastas buscando financiamiento para su proyecto van a parar a la casa de la hija de un legendario director de cine.

Meyers-Shyer se ridiculiza así misma mostrando ninguna pizca de talento en la impresión dramática, encausamiento actoral o tan siquiera técnica visual, haciendo de esta tortura un compendio de primeros planos insufrible que se contradicen al ligero tratamiento y a la nula exploración psicológica, emocional o mental de sus nefastos personajes, alejándose de lo que quizá quería pretender en primera instancia: ser un punto de reflexión feminista o alguna sátira hacia las 4 décadas de la mujer luchona y soltera, elementos que no existen.

Y pensar que Reese Whiterspoon estaba dirigida por la industria para ser la sucesora de las comedias románticas a principios del milenio. La actriz luce tan desamparada que causa lástima en todas sus escenas, demostrando así que un mal guion y/o una pésima dirección pueden arruinar de un momento a otro la carrera de cualquier actor y/o actriz, tomando en cuenta que la presente ha demostrado en los últimos años cierto talento en el plano dramático ya habiendo superado de esta especie de podredumbre narrativa. En las mismas circunstancias se encuentra Michael Sheen, mientras que con el trio conformado por Jon Rudnitsky, Nat Wolff y Pico Alexander se confirma que cualquier idiota puede llegar a “actuar” a Hollywood.

Para consagrar a esta bazofia cabe destacar su montaje final, el cual incluso contiene cortes a negros que juraría duran más de un segundo entre algunas de sus escenas, así como también una musicalización que se asemeja al ambiente de un supermercado, pero más efímera y con peores pistas. Definitivamente un trabajo primitivo que debería dejar a su directora sin trabajo por el bien de todos.

No estoy exagerando, y es que no existe un solo valor o elemento salvable en esta sandez; un devastador chick flick que tiene el potencial para ser el peor de la historia, y que por lo pronto tiene mi aprobación como tal en lo que me ha tocado presenciar de este subgénero – formato en largos años de experiencia cinéfila. Evítela a toda costa, o si de plano por alguna catástrofe debe ir al verla, note por favor en todo segundo como NO se debe hacer una película, una serie, un capítulo, una telenovela, un trabajo o lo que sea.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*