Hustlers: J.Lo le baila al Oscar en un interesante y fructífero thriller

Cuando usted vea dentro de las nominaciones a los Globos de Oro y a los Oscar a una Jennifer Lopez en plena forma como mejor actriz de reparto ¡no se sorprenda!  Y es que dentro de la muy disfrutable Hustlers, la JLo hace todo para ganarse el respeto actoral sin dejar de lado sus otras cualidades estéticas, las cuales como un sustancioso extra se encuentran también no solo en su máximo esplendor, sino al servicio de una historia por momentos excelentemente ejecutada.

Presentada en el Festival de Toronto en donde de inmediato se hizo del apartado histriónico para Lopez (que recordemos ya fue hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana nominada a mejor actriz en los Globos de Oro por Selena), la tercera cinta de la también actriz y en este caso además guionista y productora Lorene Scafaria, trata sobre una historia real suscitada durante la caída de la bolsa de valores y de cómo un grupo de estafadoras ex strippers y escorts se dedicaban a extorsionar a viejos y nuevos clientes, mañitas que se salieron de control y que fueron a parar a una nota periodística relatada por el New York Times.

Cabe mencionar que no hay que sentir culpa en su acto introductorio cuando sienta que está presenciando una soberbia narrativa por parte de Scafaria, la cual es capaz de sumergir al espectador en el mundo de las strippers no de una manera superficial o sexual, sino de una forma intimista, recorriendo a través de su protagonista toda esa pequeña mafia abusiva hacía el sexo femenino y de cómo este tiene que navegar por peligrosos terrenos hasta hacerse de un nombre, marca y/o reputación y salir poco a poco adelante en este bizarro y peculiar submundo de las relaciones públicas.

Para este punto parece suficiente el papel de la “anti heroína” de este relato, una Constance Wu apenas aceptable gracias al preciso timing impreso por su directora, que hace que Hustlers funcione incluso desde un tono semi documental; sin embargo con la llegada de la matriarca (la mamá de las pollitas y diosa en presencia, escenarios y ahora sorpresivamente hasta en actuación), Jennifer Lopez, la película logra adquirir de inmediato un toque accidentado de thriller sujeto a la inestabilidad emocional y  personal de sus propias protagonistas… y el resto es historia.

La explosión del conflicto y el primer desprendimiento de sus consecuencias es tan adorable como interesante. Ser testigos del pequeño y sencillo sistema en la que estas mujeres lideradas por JLO estafan a unos totalmente idiotas machos puede tomarse incluso hasta una crítica (o auto crítica si ese fuera el caso del espectador) social maquillada con toques de comicidad. Si bien Scafaria y sus dos principales actrices forman un triángulo de química brillante (aún con la obvia debilidad histriónica de Wu), los problemas narrativos empiezan cuando la estafa comienza a crecer y los elementos a agregarse.

La realidad es que cuando Lopez pierde presencia la cinta comienza a caer, un factor muy visible cuando la directora y guionista decida que todas las agregadas no contarán con una estructuración acorde a la relevancia que se les presta en la historia, contradiciendo de cierta manera el giro emocional final y el motif de la trama: la relación entre los personajes de Lopez y Wu.

Cabe destacar que la muy joven Constance lo intenta incluso en su doble tipo de papel, su pasado y presente (pues los hechos se narran a partir de un total y constante flashback), pero la realidad es que no cuenta con la solvencia para mantener la complejidad del papel; en cambio Lopez en su retorno protagónico hacia su clímax y conclusión es la que surte de esa emotividad y naturaleza humana que Scafaria al final logra rescatar en lo que desde un inicio parecía su objetivo principal.

Hustlers es un disfrutable e interesante thriller que también logra exhibir la problemática social de estas trabajadoras y su constante lucha ante el clasismo y machismo. Quizá el mayor valor de Scafaria es que logra transportar la espontaneidad de la historia real a su narrativa, no tomando partido para ningún bando, sexo, o clase y mostrando la estafa en toda su desnudez, tal y como quizá en la realidad se dio.

Y repito, una Jennifer Lopez brillante y en todo su esplendor bien podría hacerse de la estatuilla a mejor actriz de reparto de manera sorpresiva pero justificada.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*