Infierno en la Tormenta (Crawl): ¡Que cuidado con los cocodrilos! ¡Sabe!

¡A ver! Desde el titulo en español ya empezamos mal. En inglés es Crawl (se arrastra o gatea) pero no, aquí los siempre inteligentes y creativos personajes que traducen los títulos de las películas le ponen “Infierno en la tormenta” y en el poster vemos una chica en una casa inundada asediada por un gigantesco cocodrilo ¿de donde sacaron lo de infierno?

Bueno, pues desde el póster y la mala traducción del título sabes a lo que vas y dejas el cerebro guardado en “Atención a clientes” después de comprar un bote gigante de palomitas.

Una chica en Florida está en su entrenamiento de natación (se dan cuenta que ya no es “el muchacho de la película”, ahora es “la muchacha de la película”) cuando le llama su hermana desde Boston para preguntar por el padre de ambas, que no contesta el teléfono desde hace horas, así que le pide que lo vaya a buscar antes de que empiece el anunciado huracán categoría 5 que se aproxima. Haley, nuestra chica nadadora, va a buscar al padre y solo encuentra al perro, así que deduce que fue a la casa familiar que tienen en venta después del divorcio, y se va para allá con todo y perro. Cuando está cerca, el huracán ya lo tiene encima y aunque la policía le dice que no puede pasar, ella no obedece y toma otro camino para lograr llegar a la casa. En el recorrido vemos que hay letreros por todos lados que dicen “CRIADEROS DE COCODRILO” “Cruce de cocodrilos” “Cuidado con el cocodrilo” “recoja la caca de su cocodrilo” “Cocodrilos en celo” “se venden bolsas de cocodrilo”. O sea ¿QUIÉN, EN SU SANO JUICIO, VIVE DONDE ESTA INFESTADO DE COCODRILOS?

Pero bueno, si a esta gente no se le ocurre vivir ahí, pues no hay película. El caso es que nuestra Haley, encuentra a su papá desmayado en el sótano. Ella se da cuenta de que su tiene una mordida gigante en el hombro, pero no se le ocurre que pudo haberlo mordido (DESPUÉS DE TANTO LETRERO ¿NO SE LE OCURRE?) hasta que por supuesto la ataca el cocodrilo.

En honor a la verdad, es una película palomera que aunque es demasiado predecible, tiene muy buenos momentos de tensión. Los cocodrilos son del tamaño de Florida y están muy bien hechos. La chica es la versión femenina y mejorada de Michael Phelps ¡nada más rápido que él y los mismísimos cocodrilos! Los efectos son muy buenos y termina siendo una película muy entretenida.

Haley es interpretada por Kaya Scodelario, el padre mordido y desmayado por Barry Pepper y otros actores más que ni los cocodrilos conocen. Está dirigida por Alexandre Aja, director francés de películas malas como “Piraña 3D” o “Horns”

Si Ud. lo que busca es entretenerse mientras se come un bote gigante de palomitas un domingo en la tarde, esta es la película.

Pd. No dice “Basada en hecho reales” pero después de la tormenta de finales de julio en Guadalajara, donde se encontraron un cocodrilo en la calle paseando, podemos decir que si.

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*