La guerra por el Anillo ha comenzado

La obra del Maestro J.R.R. Tolkien ha dado de que hablar a lo largo de este nuevo milenio, al principio con sus adecuadas adaptaciones a su saga más famosa El Señor de los Anillos, la cual deslumbró y sorprendió a propios y extraños; así como su tropiezo con la inncesarimente larga trilogía del Hobbit que hizo más mal que bien.

Los fans que no leen se dedicaron a seguir otras sagas fílmicas más nuevas, los de siempre seguimos comiendo como  hobbits y discutiendo cosas como el pronunciamento correcto de las palabras en élfico y parecía que todo volvía a la normalidad.

Pero todos fuimos engañados, porque otra adaptación se acercaba: En las tierras de California, en el monte de Hollywood, el señor oscuro de Warner forjaba una nueva artimaña: vender los derechos una vez más, y en esta ocasión no habría forma de frenar semejante ambición. Entonces acudieron a su llamado Netflix vistiendo el rojo de la lujuria, HBO el negro de la muerte pero fue el naranja artero de Amazon quien logró salirse con la suya y adquirir tan preciada joya.

Así es, fuera de toda alegoría a los versos de ESDLA (El Señor de los Anillos) la semana pasada todos saltamos de susto al ver los titulares de varios portales de cine en donde anunciaban que Amazon buscaba hacerse de los derechos para producir una serie de tan popular saga. Las noticias fueron subiendo de tono hasta terminar de forma muy triste, en especial para quienes la palabra Tolkiendili es más que un simple adjetivo, al saber que el hijo de Tolkien, Christopher renunciaba a su puesto como director en el Tolkien Estate, la cual no es por coincidencia que todo esto haya sucedido.

Para quienes quieren saber de a como va a estar este caldo, han llegado al lugar correcto que su detective en las cosas que nadie quiere saber le dirá exactamente como fue que pasó y de donde van a salir las historias para la dichosa serie.

Los Derechos Inconclusos

A manera rápida para aquellos que no estén al tanto de porque cada vez que alguien quiere hacer algo acerca de ESDLA se arma el pleito bien sabroso aquí les va el resumen rápido:

El señor Tolkien vendió los derechos sobre los libros de la trilogía de LOTR y su precuela el Hobbit, incluyendo todo lo que esos libros tienen entre tapas (estos es importante ya verán por que) a United Artists en 1969, quienes a su vez vendieron los derechos a la Saul Zaentz Company, quienes a su vez los vendieron a Mirimax en 1997, que luego se asignó a New Line Cinema en 1998; luego fue adquirida por Turner Broadcasting System en 1994, que se unió con Time Warner en 1996, y por último con Warner Bros Entertainment en el 2008. Pero al parecer los derechos sobre una serie de Tv no quedaron aclarados en papel.

Como dato extra, hace unos meses el Tolkien Estate y Warner acaban de terminar un pleitazo millonario en donde Warner debió pagar regalías por uso de contenido sin consentimiento que era el digital específicamente los videojuegos.

La Batalla de los 5 ejércitos

En un principio se comentó solo sobre el “deal” que buscaban Warner y Amazon, pero luego se aclaró que las negociaciones eran más grandes de lo imaginado ya que no solo era Amazon sino Netflix y HBO. La razón detrás de esto era el hype creado por la serie de fantasía para adultos Game Of Thrones, al demostrar la rentabilidad del tema fantástico con una visión más sombría, los dragones y masmorras volvían a ser el eje central.

Para Amazon y Netflix poder contar con una serie de este tipo y sobretodo de Tolkien, sería una efectiva ofensiva contra el Game Of Thrones de HBO y los spinoff que planean hacerse luego de terminar dicha serie. Para HBO era obvio que tener las dos mayores sagas literarias de fantasía épica lo catapultaría en las preferencias.

Pero conforme continuaron las negociaciones HBO decidió salirse de la puja y al final solo quedaron Amazon y Netflix con Warner y el Tolkien Estate como referis de la millonaria contienda.

Una serie para gobernarlos a Todos

Hace unos días Sharon Tal Yguado, la encargada del departamento de Series de Amazon daba a conocer la noticia donde se dejaba claro que la nueva productora se alzaba con los derechos junto con el respaldo de Warner Bros y el Tolkien Estate donde también explicaban las fuentes de donde se basarían para hacer las varias temporadas que se acordaron (el número exacto se desconoce)

Matt Galsor, un representante para el Tolkien Estate y la editorial HarperCollins terminaba por respaldar lo dicho por el respresentante de Amazon en las clásicas declaraciones en donde se lamen el trasero mutuamente luego haber movido esa obscena cantidad de dinero (se dice que 250 millones de dólares)

El final de una Era, el inicio de otra guerra.

Cuando las aguas parecían esclarecerse para tomar algo de forma y nosotros los fans empezábamos a ver el vaso medio lleno en todo esto; nos cayó una noticia inesperada al mismo estilo que la flecha negra que dio en el corazón del infame Smaug: Christopher Tolkien, el más férreo guardian de la obra de su padre, había renunciado a su asiento como director en el Tolkien Estate.

Esto cambia por completo la dinámica entera de estas transacciones ya que el único ser capaz de plantar cara a la avaricia de Hollywood y otras casa productoras era el heredero de Tolkien; su partida anuncia lo que muchos habían estado esperando desde hace mucho, mucho tiempo: Los derecho sobre el Silmarillion, libro que en palabras llanas es el Génesis de la Tierra Media, donde nacen los mitos que se hablan durante ESDLA y forma a todo este fantástico universo que ha maravillado a millones con el paso del tiempo.

En un apéndice vivía una serie…

Entre sus declaraciones, Amazon a través de voceros, revelaron que las series serían basadas en la obra de Tolkien, pero ojo, no serían ni el Hobbit ni mucho menos la trilogía adaptada por Peter Jackson (a quien no han contactado para nada), que es el momento cuando uno dice ¿Entonces de donde lo van a sacar?

¿Recuerdan cuando les comenté que Tolkien vendió los derechos de los libros no de la historia en si? Bueno hay una diferencia, si el hubiese vendido la historia entonces sería desde la primera línea de la Comunidad del Anillo hasta el Retorno del Rey donde Sam regresa de los Puertos Grises y dice: He vuelto. Pero como les digo el vendió los libros, es decir el contenido que se encuentra dentro de las tapas y el maestro Tolkien quien era minucioso con su universo como pocos tenía mucho material de apoyo (que es un deleite para nosotros) que no se podía publicar como una historia en si. Así que publicó parte de esos datos dentro del libro final de la trilogía como los conocidos Apéndices.

Dichos apéndices vienen divididos en cinco encisos, del A al E, donde lo más sustancial y carnoso se encuentra en la primera letra ya que incluye las siguientes historias:

1.1 Los Reyes Numenoreanos: Habla sobre los antepasados de Aragorn, aquellos descienden de los semi elfos, así como sus años más gloriosos y su inevitable caída.

1.2 La Casa de Eorl: Este nos habla de los jinetes de los Rohirrim y como fue que se fundó su país en lo que ahora se llama Rohan.

1.3 El Pueblo de Durin: Así es, al fin sabremos más sobre los enanos y sus correrías buscando siempre los minerales más preciosos.

¿Creían que los potterheads y los warsies eran ñoños? Están viendo a la élite de la ñoñería damas y caballeros. La crema y nata de los nerdos.

Pero a pesar de lo obvio que pueda sonar esto, es especulación hasta que Amazon diga exactamente que se trae entre manos y aparte falta resolver la posibilidad de que se extiendan las regalías hasta llegar al Silmarillion.

En los puertos grises

Como diría Théoden, “Que yo deba vivir los últimos días de mi casa”, es un shock grande ver como una obra cuya principal denuncia sea hacia la avaricia del hombre y su poder para corromper, se haya vuelto el eje principal de esta. Christopher Tolkien siempre lucho por que la gente recordara a su padre como el autor de esta magníficas obras y que fueran los personajes bien estructurados de sus libros los que la gente conociera. No hago menos a las obras existentes tanto las bellas y únicas animaciones de Jules Bass, como lo hecho por Jackson pero como todos sabemos, se quedan cortas o se pasan de tueste con lo visto en sus escritos.

Bueno, solo queda ver partir a los últimos guardianes de la obra y enfrentar con valor la nueva era del hombre con la sola esperanza de tener una adaptación que haga justicia a todo el amor que se le tiene a esta obra.

Namarië

 

Fuentes:

Sobre los derechos

Declaraciones de Amazon

Amazon obtiene varias temporadas

Contenido de apéndices

Christopher Tolkien

Amazon busca los derechos

Etiquetas:  

Acerca del autor

Samuel Spade    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*