La Resurrección de Cristo (Risen): Solo para fans.

Es un hecho: cuando se trata de cine, es imposible satisfacer a todos. Ya hemos visto como las redes sociales se han llegado de quejas, muchas patéticas, sobre el cine actual. Que si hay demasiados negros, blancos, asiáticos, LGTB o muy pocos de ellos, que si debieron apegarse más a la novela o al cómic o no, etcétera, etcétera, etcétera…

joseph-fiennes-shakespeare-in-love-stars-as-clavius-in-the-2016-film-risen

En cuando al cine religioso, esta insatisfacción alcanza el paroxismo. Si el filme se aparta o cuestiona los textos sagrados, aquello indignará a los creyentes. Si es una adaptación fiel al canon de la religión a tratar, entonces no tiene relevancia y es un producto desechable financiado por la ultraderecha…

En lo que a mí respecta, siempre lo he dicho, lo más importante es que el filme sea de calidad y entretenido. Importa un pepino si es blasfemo o no, digo ¿no es el debate y la controversia parte de la sabrosura del cine? Que la película sea buena es lo único trascendente, y es aquí donde La Resurrección de Cristo cumple decentemente pero sin demasiado que ofrecer.

 Risen-Jesus-on-Cross

¿De qué va? Titulada originalmente Risen (Kevin Reynolds, 2016), nos cuenta los esfuerzos de Clavius (Joseph Fiennes), tribuno romano de Jerusalén, por resolver el misterio de un rumor sobrenatural. Yeshua (nombre original de Jesus, interpretado por Cliff Curtis), predicador auto nombrado el Mesías esperado por el pueblo judío, ha sido crucificado por órdenes del gobernador de Judea Poncio Pilato (Peter Firth) para evitar una rebelión. Sin embargo, Yeshua ha jurado resucitar tras tres días, por lo que Caifas (Stephen Grey) sumo sacerdote judío, temeroso de que los discípulos del auto denominado Rey de los Judíos roben su cuerpo para clamar que se ha levantado entre los muertos, solicita a Pilato custodiar la tumba. No obstante, el cuerpo de Yeshua desaparece inexplicablemente y Clavius, asistido por Lucius (Tom-Malfoy-Felton), emprenderá una investigación para describir la verdad. Su búsqueda lo llevará a toparse con lo inesperado…

 

Una buena idea.

Las hipótesis históricas sobre Jesús y los hechos inexplicables sobre su vida son numerosas, y una de las más populares establece justamente que de entre muchos supuestos mesías surgidos en la desesperación del pueblo judío bajo la opresión romana, Yeshua o Jesús fue el más popular y sería divinizando por sus seguidores tras su muerte. Esta idea es explotada en la película, narrándonos los eventos tras la crucifixión desde el punto de vista de un romano devoto del dios Marte.

On-Set-Behind-The-Scenes-of-RISEN-1945

Sin mayor trascendencia, no necesito develar spoilers pues la conclusión resulta más que obvia desde el principio. Inicialmente, aborda de una forma inteligente lo que pudo circular de boca en boca entre los pobladores de Judea cuando Yeshua pereció en la cruz, para paulatinamente seguir el camino obvio de fe y devoción. No hay nada nuevo bajo el sol.

Actuaciones decentes y un diseño de producción correcto pero modesto, la película avanza lentamente. Sin llegar a aburrir, tampoco ofrece grandes sobresaltos. Los diálogos pueden llegar a ser inapropiadamente cómicos y si bien Fiennes ofrece una viña actuación, el pobre Tom Felton demuestra que salvo Emma Watson ningún ex-potteriano ha superado la pubertad.

file_607174_risen-trailer

El relato resulta conmovedor pero solo para un creyente. Se celebra la presencia de un Jesús con rasgos físicos más realistas y no un rubio ojiazul, pero no hay más contribuciones que den algo más de realismo. Malos momentos no los hay, pero nada especialmente para recordar. Al final, todo redunda a una narración apegada al cristianismo sin mucho más que ofrecer al espectador no devoto.

 

¿Hay que verla?

Es una película correcta, decentemente entretenida pero que no pasa de ser un cine cristiano destinado a los devotos de dicha religión. Candidata directa a las películas obligatorias para la Semana Santa en la televisión abierta. Ateos no creyentes de otra fe, absténganse, se van a dormir. Amen.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Dr. Dark    

Médico de profesión y cinéfilo de corazón. Amante del buen cine y destructor del que no lo es.


2 comentarios

  • El mayor pecado de esta cinta…. la escena final… por los efectos tan malos… ademas el hermanito de Voldemort es mas plano que una tabla en este filme….

    Responder
    • Definitivamente, el excelente actor Ralph Finnes es un ejemplo perfecto del artista talentoso con un “hermano lelo”…

      Y hay otras cosas que aprendí con esta película: María Magdalena y los apóstoles aprendieron Parkour y Yeshua (Jesus, pues), después de todo, si puede convertirse en Super Saiyan… XD.

      Salidos y gracias por su comentario, estimado amigo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*