Las 10 Mejores Películas de Tom Cruise

Hay cierto misterio alrededor de Tom Cruise que desgraciadamente ha llevado a su mediática figura a un conflicto de índole comercial – espiritual – laboral, uno en el que la audiencia es casi incapaz de separar a aquel símbolo de la cienciología de su labor histriónica o bien, de su personalidad poco afable y polémica. Puede ser que dicha distorsión también se haya extendido a su trabajo actoral, pues aunque ciertamente será recordado por su encasillamiento y mismos registros en decenas del films de acción, resulta constante ver a Tom también haciendo uso de su talento y versatilidad en géneros tan variados como el drama, la comedia, el thriller, la ciencia ficción y el rubro bélico.

Nacido un 3 de julio de 1962, Tom vivió mucho tiempo en la pobreza y en el seno de una familia forjada por la violencia de su padre, al cual refirió como un “matón y cobarde”. Educado bajo una fuerte ideología religiosa en el catolicismo, Tom sintió que su vocación sería la de convertirse en un fraile franciscano, pero algunos casting equilibraron la moneda finalmente hacía el trabajo actoral, donde rápidamente consiguió papeles gracias a su carisma y cualidades físicas.

Debutaría con un pequeño papel en la pobre película de Franco Zeffirelli, Endless Love de 1981, para después agregar algunos “coming of age” a su joven currículo hasta la llegada de Risky Business de 1983, su trampolín a la fama y de donde emergerían sus primeros referentes de la mano de los hermanos Scott, Scorsese, Levinson y Stone a finales de los 80. El resto sería historia, agregando e inicializando con Misión Imposible en 1996, su otra faceta de héroe de acción.

Ganador de más de 50 premios de entre los que resaltan sus 3 Globos de Oro, celebramos los 57 años de Tom Cruise, el hombre que encontró la fórmula de la felicidad y la cura de la dislexia y el envejecimiento a través de sus creencias religiosas. Aquí sus 10 mejores papeles.

 

10 – Tropic Thunder (Stiller, 2008)

Sin duda es  Cruise caracterizado como un cretino, vulgar, gordo y desagradable productor hollywoodense lo mejor de esta divertida sátira bélica que un segundo plano es también una crítica tan punzante como audaz hacía la producción fílmica y “el método” actoral. Un registro cómico ajeno a su carrera (no había interpretado un rol plenamente humorístico desde su juventud ochentera), la auto ridiculización vertida en todo su metraje y coronada con la secuencia de créditos finales, le permitió de manera irónica limpiar un poco su imagen de aquel “cabrón enojón” que en realidad es, incluso representando al personaje fuera de pantalla en variados shows, campañas promocionales y hasta dentro de los MTV, haciéndole honor también a su mote simbólico como uno de los jóvenes salidos de aquella generación.

 

9 – The Color of Money (Scorsese, 1986)

¿Es Cruise un mejor actor de reparto que protagónico? Puede estar usted seguro(a) de ello, dando testimonio de esto desde el principio de su carrera al servir como un pivote o falso “protagónico” de los verdaderos estelares, en este caso un Paul Newman en estado de gracia en una de esas pocas secuelas que quizá superen a su original. Un drama de tintes deportivos, de estafadores y de traición fraternal, Cruise funge como el perfecto socio actoral de Newman, pareciendo que incluso la enseñanza dentro del argumento se traslada hacía su registro o método actoral, haciendo una loable reproducción del carisma y la desfachatez de aquel más joven Newman en la que sería la original The Hustler (1961). Cruise comenzaría a absorber talento y enseñanza de los grandes.

 

8 – Barry Seal: American Made (Liman, 2017)

Relato mafioso de toques “cómicos” y encantadores donde la desgracia de un individuo es narrada de manera satírica y hasta empática por uno delos cineastas que en los últimos años ha sabido encausar el talento de Cruise más allá de la ciencia ficción y la acción. Quizá aquí haya que hacer un espacio a la también excelente colaboración de director – actor en Edge of Tomorrow, pero es con “Barry Seal” donde Cruise no solo construye un antihéroe americano adorable y ajeno a todo sentido moralino, sino también retoma cierto nivel histriónico al dejar por momentos su encasillamiento “imposible” y dotar a este traficante de una compleja y “agradable” personalidad. Uno de los mejores montajes y entretenimientos “gringos” comerciales de los últimos años

 

7 – Interview with the Vampire (Jordan, 1994)

La gestación fílmica más famosa de “Lestat” sigue siendo sin lugar a dudas la de Cruise, y es que a pesar de su cierta sobreactuación, hay pasajes no solo escabrosos, sino muy elegantes entre la química de Pitt – Cruise – Dunst en uno de esos primeros esbozos de familia “homosexual” en el cine, y en donde Tom gracias a ser “el villano”, saca la mejor y más recordable parte del mismo. Por otro lado he aquí otro testimonio de la mejor faceta de Tom, la de un secundario, siendo ahora la parte estelar en una cierta ventaja de currículo y fama hacía con Pitt y obviamente con aquella tenebrosa y cabrona vampiresa de Kirsten. La cinta ha envejecido bien, y hasta se antojaba en su momento una secuela para que Cruise repitiera como el legendario y literario vampiro.

 

6 –  Minority Report (Spielberg, 2002)

Si englobamos a todos papeles de acción de Cruise e intentamos buscarles un “resumen ejecutivo” o clímax de los mismos, sería tal vez esta infravalorada y gran cinta de ciencia ficción donde encontremos los mejores valores histriónicos de Tom a favor de este tipo de relatos. Y es que a diferencia de la parálisis facial que sufre cada vez que interpreta a Ethan Hunt en Misión Imposible, por extraño que parezca Spielberg logra poner a Cruise en una frenética odisea que combina grandes momentos de acción y retos dramáticos de cierta importancia para el desarrollo de su personaje. Además, si bien es el principal y único protagónico, a la hora de servir como pivote a otro grande como Max Von Sydow, Tom se muestra como un digno rival.

 

5 – Rain Man (Levinson, 1988)

Con solo 26 años podía presumir haber trabajado con Scott y Scorsese, pero sería hasta la ganadora del Oscar que el “chavito”  demostraría tener talento interpretando no solo al hermano menor de un autista al cual rapta y usa para salir de sus problemas económicos, sino también batiéndose en un duelo actoral con el mismísimo ganador de aquel año, un consagrado Dustin Hoffman en su mejor actuación. Un complemento fraternal ideal para este drama con tintes cómicos, ambos brindan varias secuencias de gran contenido y valía histriónica, y que incluso algunas ya forman parte del colectivo memorial y la cultura pop.  Un film de gran carga emocional, la frustración de aquel “joven” hermano incluso sirve en momentos como un gritón y excelente “comedy relief”.

 

4 – Collateral (Mann, 2004)

No era nuevo para el hacerla de malo, pero entrado en una etapa más madura de su carrera, regala a un carismático, calculador y “experto en jazz” asesino a sueldo. Me resulta inexplicable como Foxx fue considerado al Oscar cuando en realidad su insufrible personaje es tragado de manera visceral por un Cruise inmerso en su empático villano, proveyendo del carisma, diálogos y presencia necesaria para que la química entre estos dos funcione, y una vez más, creciendo su posición como “mejor actor de reparto”. Lo destacable de este caso resulta la misma construcción de Mann – Cruise sobre el mercenario, pues director y actor logran alejarse de un estereotipo clásico de villano odiado, para convertirse en solo un ser humano… sicario, pero humano.

 

3 – Eyes Wide Shut (Kubrick, 1999)

Su graduación actoral se daría en 1999 de parte de dos de los más grandes directores en la historia, los cuales encausarían lo mejor de su talento en pos de la obsesión narrativa de sus filmes. En este caso, el gran maestro conoce que el gran secreto de Cruise se encuentra en el activar su talento a través de la “química” ¿y quién mejor para explotar esta que su propia esposa en la vida real? Como un erótico Homero, se embarcará en una odisea que traspasa el límite de su entendimiento mientras Kubrick teje una telaraña entre la realidad y los simples y peligrosos pensamientos, necesidades y deseos sexuales, usando a Cruise como su víctima ideal al mantenerlo en un real suspenso fuera de pantalla, pues bien es sabido que el actor nunca supo qué fue lo que filmó Kubrick y Nicole con aquel extraño… en sus pensamientos.

 

2 – Born on the Fourth of July (Stone, 1989)

Su primer y merecido Globo de Oro vendría con este drama bélico del veterano de guerra y director Oliver Stone, en donde Cruise demostraría que también puede actuar con monólogos y bajo la responsabilidad de interpretar a un personaje de la vida real, un veterano de Vietnam que a través de la pérdida de sus piernas y los traumas de la guerra, desarrolla una catarsis emocional  que lo llevan desde la desesperanza hasta el complejo de culpa y arrepentimiento, encontrando finalmente la expiación de parte del activismo político. A los 27 años Cruise se repuntaba así como uno de los actores dramáticos más complejos de aquella época, capaz de transmitir esta marejada de complejas emociones ¿Qué pasó en el inter del 89 y 99? Algunas decisiones “de acción” que le cortarían la buena racha, pero…

 

1 – Magnolia (Anderson, 1999)

¿Recuerdan aquel conflicto y trauma parental de Cruise descrito en la introducción de este post? Diseñado perfectamente para que actor tenga su catarsis y expiación como aquel presentador misógino – machista (o al menos en lo que aparenta), Tom es el eslabón más brillante y complejo en este potente y catalizador drama de PTA. Cruise logra domar su monólogo que bajo el contexto narrativo del ágil film, sobresale entregando la conclusión más emotiva y compleja de entre todos los factores que rodean a esta joya del séptimo arte ¿Quién no ha llorado ante aquella fastuosa interpretación al borde de la cama y de la muerte? Si alguna vez se tiene alguna duda sobre el talento de Cruise, quizá sea de manera accidental o alentada por sus propios traumas, pero en Magnolia se disemina cualquiera de ellas.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

  • Es un análisis orgasmico fett. Tenía cierta barrera a ver películas del tom y es que entre guapos hay recelo. Vaya a partir de colateral dije, no es más tolete que yo, es bueno, hay que darle oportunidad. Mis favoritas collateral, last samurai, magnolias con un elenco de lujo. Palomiteras pues la saga.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*