Las 10 Mejores Películas sobre El Hombre y La Luna

El sábado 20 de julio se cumplieron 50 años de la llegada del hombre a la luna, astro que ha guardado un vínculo histórico con la humanidad desde su nacimiento, aludiendo a las aspiraciones y avances científicos, tecnológicos y hasta artísticos, siendo en este último rubro en particular el séptimo arte no solo su eterno enamorado, sino en mucha parte fruto de aquel eterno sueño en alcanzarla a través del espacio, objetivo que no ajeno a cierta polémica y misticismo finalmente se dio en aquel 1969.

Tanto el acontecimiento como la conjugación de variados elementos para crear ficciones alucinantes, La Luna ha sido una protagonista recurrente en la historia del cine, dejando su huella en distintas corrientes y géneros, siendo incluso un elemento cambiante dentro de la narrativa del propio lenguaje fílmico al pasar de la fantasía a la ciencia ficción y después al drama o a la aventura, cuando Armstrong, Adrin y Collins lograran lo impensable al protagonizar la imaginación de Melies desde 1902.

Teniendo en cuenta su protagonismo e injerencia dentro de la trama, repasemos con 10 películas (y 2 educativos bonus) la historia del hombre y su adorada luna, un romance que nunca terminará.

 

Bonus. A Grand Day Out (Nick Park, 1989)

La primera gran aventura de Wallace y Gromit se dio precisamente en la Luna, haciendo una exquisita y divertida excursión que determinaría el tono y humor tanto de estos entrañables personajes como de los estudios Aardman, con referencias fílmicas e históricas que apelarían a un sentido más icónico y de fábula hacía con el astro “hecho de queso”. De 24 minutos de duración, el corto nominado al Oscar también contaría en su haber con connotaciones meramente visuales a los primeros esbozos lunares fílmicos europeos, que acompañarían a una aventura “en solitario” de este par que brilla por su frescura y agilidad. Por cierto, está disponible en youtube.

 

10. Despicable Me (Pierre Coffin, Chris Renaud, 2010)

Lástima de sus absurdas secuelas, pero su material original no solo resultó ser una fábula hilarante, sino también un homenaje animado y analogía hacía el objeto aspiracional por excelencia de la humanidad: La Luna, siendo aquí el sueño que cualquier malvado se plantearía para dar el más grande ejemplo de villanía de la historia. Redondeando su escenario, Gru y sus minions también hacen alusión a los seriales de James Bond y de cómo el 007 y cierto villano (más la parodia de Austin Powers) toman al satélite ya sea como fuente de poder natural o simbólica. Tanto el motif como su secuencia final la hacen la animación referente sobre el tópico.

 

9. In the Shadow of the Moon (David Sington, 2007)

Ganador de Sundance, anterior al 2019 (ya verán por qué) sin duda este era el documental por excelencia sobre la misión y acontecimientos que rodearon al Apollo 11 y a su tripulación. La particularidad de este emotivo ejercicio es que su director presta especial atención al aspecto humano sin restar importancia a lo técnico de su odisea, creando un equilibrio narrativo elocuente y proyectando un relato de justificado tono heroico, siendo sus principales protagonistas aquellos que se embarcaron y con quiénes se enmarca la histórica frase de Armstrong al pisar la Luna, resaltando el concepto de humanidad a lo largo de todo su metraje. Imperdible-

 

8. The Right Stuff (Philip Kaufman, 1983)

Interesante acervo histórico enmarcado en una entretenida aventura de motes moralistas y de superación personal para el orgullo gringo, protagonizada por el común pero verdadero “underdog” de las misiones espaciales, Chuck Yeager, piloto en romper la barrera del sonido y que con su entrenamiento y pruebas hizo posible que E.U.A. comenzará como segundo en la carrera por la conquista espacial. La historia de quiénes conformaron la Misión Mercury es así una hábil exploración humana que a pesar de rebasar las 3 horas de duración se convirtió en el prefacio fílmico de las aventuras espaciales, con cierta originalidad al contar una historia no tan conocida.

 

7. Frau im Mond (Fritz Lang, 1929)

Incapaz de acceder a datos científicos o tecnológicos que harían posible el viaje a la luna 40 años después, Lang se dispuso a través de pura narrativa tratar de explicar conceptos inexistentes en lo que vendría a ser el primer viaje al espacio ajeno en su totalidad a los tonos cómicos – fantásticos establecidos desde 1902. La Luna así se desprendería de la fantasía en un thriller corporativo y SF que llevaría a un científico a comprobar que no hay mayor riqueza en oro que el que habita en las montañas del satélite natural. Compleja y rica en simbología, el injustamente no ratificado como padre de la SF fílmica esclarece en imágenes y con solvencia la obsesión relatada por Julio Verne.

 

6. Moon (Duncan Jones, 2009)

Cuidando su distancia con Tarkovsky, me atrevería a decir que lo hecho por Jones completa el yang de este par de estudios provocativos que imponen el cuestionamiento de la realidad frente al cosmos; en la “Solar” del ruso como parte de su entorno, mientras que en la “Lunar” del hijo de Bowie, como consecuencia de la deshumanización provocada por la conquista del astro y el avance tecnológico que eso conlleve. De un ritmo contemplativo y hasta en romance con la  ambientación oscura y pacífica del astro en cuestión, el discurso de Jones es un juguetón relato filosófico sobre la humanización de la misma ciencia frente a la artificialidad del humano.

 

Bonus. 2001: A Space Odyssey (Stanley Kubrick, 1968)

Por este momento dejemos de lado la excelsa maestría de su metraje (del que ya hicimos reverencia en el TOP SF), para centrarnos en el curioso mito que dicta que la victoria espacial de Estados Unidos fue un montado de excepcionalidad visual dirigido por el mismo Kubrick, el cual ya había jugueteado con el astro un año antes de que Armstrong hiciera lo propio, cuando en su Odisea dimensional  el monolito hiciera una parada inusual, llamando a la humanidad de nuevo hacía la luna para presenciar la inexplicable expansión del ser ante el cosmos. Aquí la Luna no es una protagonista, pero si una evidencia de que todo lo que pudo ser no lo fue  ¿Usted que piensa?

 

5. Apollo 13 (Ron Howard, 1995)

Quizá Ron Howard sea el director más blandengue de la historia, sin riesgos y siempre pegado al manual, pero eso no indica que no sepa seguir las instrucciones al pie de la letra, siendo su repetición siempre certera para crear atmosferas tan entretenidas como intensas y en este caso en particular, servidas para el triste relato de la misión 13, la cual más en la ficción que la realidad vio su tragedia convertirse en leyenda gracias a la siempre funcional exposición narrativa del director más inútil útil que ha parido Hollywood. Con Hanks, Sinise, Harris, Paxton, Bacon y Howard en su clímax como alumno de escuelita, Apollo 13 es un clásico ñoño por excelencia.

 

4. The Dish (Rob Sitch, 2000)

Rareza brillante que parece tan inhóspita como la propia Luna, esta comedia australiana narra la historia real del encargo a un pequeña comunidad para la retransmisión de la llegada del hombre a la Luna, lo cual es una mera excusa fílmica para encausar el contrapunto exacto de aquel acontecimiento espacial, llevando a cabo un rico análisis del impacto tecnológico y socio cultural traducido a la limitación y convencionalidad humana de aquella década; sus sueños, ambiciones y cuestionamientos frente aquel suceso de grandes escalas y de cómo en sucesión cambiaría no solo la comprensión mundial, sino también el diálogo en todos los aspectos. De verdad véanla ya.

 

3. First Man (Damien Chazelle, 2018)

Una cinta muy selectiva, causa de una infravaloración originada en el mero desentendimiento de su trama y desarrollo, donde también influye de manera notable su propositivo elemento “mcguffin”: La propia Luna. En efecto, la película de Chazelle  es sobre el primer hombre ¡no sobre la luna! Si bien la misión es tomada como vehículo, el interés recae en la humanidad de Armstrong y sobre su duelo, un silencio implícito y que mediante ciertas acciones simbólicas encausan un fastuoso y emotivo clímax durante su estadía en la superficie lunar. El suceso toma mayor profundidad cuando existen ciertos informes que confirman el comportamiento del astronauta.

 

2. Apollo 11 (Todd Miller, 2019)

A partir de archivo nunca antes de visto, este documental recrea de manera perfecta la misión 11 a partir de dos virtudes narrativas excepcionales: la primera, que no hay ningún narrador, siendo las mismas voces de la misión las que llevan al espectador a través de la odisea, en lo que es un emotivo y trepidante montaje ajeno a todo relleno argumental – testimonial; segunda, que tras la fugaz estructura de sus tres participes, el director  transporta su registro documental a uno cuasi de ficción, haciéndonos participes de la emociones, el suspenso y la final gloria desde la NASA hasta el astro. Que le den cuanto premio documental haya de aquí y hasta fin de año ¡Fastuoso!

 

1. Le Voyage dans la lune (Georges Mélies, 1902)

Una decisión romántica es cierto, pero justa y acorde a la relación del hombre, el cine y la luna. Basada en los relatos de Julio Verne y H.G. Wells, el mago Melies en su proyecto número 400, con 10 mil francos y 14 minutos, institucionalizaría no solo el nacimiento de la ciencia ficción fílmica, sino también el primer testimonio visual de la humanidad por alcanzar a su amado satélite. Acervo social, cultural, histórico y restaurado a colores desde su reestreno en Cannes del 2011, el invaluable metraje de aquel primer “Viaje” enmarca también el objetivo primordial de todo cineasta: soñar con lo imposible hasta que dicho suceso influya para lo posible. Una paradoja hermosa.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*