Las 5 Mejores Películas de Alan Parker

Alan Parker no sabía qué se iba a dedicar al cine. Nacido en el seno de una familia obrera de Londres, abandonó sus estudios en los 60 al ser contratado como redactor en una agencia publicitaria; pronto el creativo Alan comenzaría a crecer en su trabajo pasando a hacer guiones y dirigiendo algunos comerciales. Su contacto con el cine se daría de forma fortuita, cuando al conocer al productor David Puttnam, este le pidiera el guion de Melody en 1970. A la larga formaría una gran amistad con Puttnam, el cual lo impulsaría produciendo sus primeros cortos y largometrajes, el primero de ellos “Bugsy Malone” de 1976, el cual también desde un principio marcaría el primero de dos estilos: el musical

El segundo estilo dramático de Parker sería mucho más oscuro, en una tendencia de relatos más adeptos a la crítica sistémica de algunos regiones o países, desde la trasgresión de los derechos humanos hasta el racismo y opresión, sin olvidar también su gusto por el tema político y ciertos tonalidades u homenajes al cine negro.

Acreedor a más de una veintena de premios, Parker dirigiría 17 largometrajes en una carrera que comprendió 4 décadas, hasta su retiro en 2003 con La Vida de David Gale. Otro de sus grandes trabajos fue el de director de algunos de los videoclips más famosos de todos los tiempos, tales como Another Brick in the Wall de Pink Floyd y You Must Love Me de Maddona.

Fallecido el día de hoy, recordemos las mejores 5 películas de uno de los directores mejor ponderados de la historia, una pérdida irreparable para la industria británica y el cine en general. Descanse en paz.

Nota: Agradezco a Bedub y a Edgar del Valle su participación en las menciones de The Commitments y Angel Heart

 

Bonus – Bugsy Malone (1976)

Una de las más curiosas y originales películas de las últimas décadas, más que una sátira, Parker homenajea al cine gansteril y negro de los años dorados de Hollywood (que también es parte de la historia) en forma de un musical cómico –  infantil meramente actuado por niños, y en donde no solo las balas son cambiadas por nata, sino también los menesteres criminales son divertidamente adaptados a un “juego de niños”, cuando dos bandos se quieran repartir los locales de una ciudad. Aparece Jodie Foster el mismo año que grabara Taxi Driver, pero lo realmente destacable del film es la capacidad de Parker por hacer que las escenas de acción con pasteles y natas luzcan tremendamente divertidas, dotando al relato de un ritmo encomiable. Vale la pena rescatarla.

 

5 – The Commitments (1991) Por Bedub

En un pecado recurrente del género musical, Parker no fuerza la historia con incontables números de coreografías falsas y torpes, sino que se centra en lo esencial: la pasión por la música. El dueño de un bar pretende crear un grupo de soul que le permita usar los talentos de los músicos de su barrio, en la medida que los recluta se da cuenta que los gustos musicales de la gente alrededor resultan muy afines: Mustang Sally, Take me to the river, Threat her right, In the midnight hour… al transcurrir el tiempo y de ser relativamente exitosos en los sitios donde se presentan se dan cuenta que el grupo funciona sólo en la tarima, ya que tras bastidores es un caos total de egos, miedos e inseguridades. La gran ganadora de los BAFTA aquel año (película, guion, director)

 

4 – Mississippi Burning (1988)

Un thriller que se ha vuelto más actual que nunca al retratar la miserable tragedia social alrededor del racismo. Se confirma también la habilidad de Parker por exprimir el talento de su cast, lo cual se refleja en las tremendas químicas entre sus protagónicos Gene Hackman, Willem Dafoe y una inmejorable Frances McDormand. He aquí también el esbozo del cineasta de crítica, recreando una región desolada donde el discurso se vuelve fundamental para justificar los horrores de la discriminación racial. Una dureza narrativa adaptada para Hollywood, esta sería la ocasión en que Parker estaría más cerca del Oscar, siendo nominado en película, director y edición, llevándose únicamente fotografía.

 

3 – Angel Heart (1987) Por Edgar del Valle

Conocida también como “Corazón satánico”, esta es una película difícil de catalogar, siendo una cinta de cine negro, suspenso y toques sobrenaturales, cuando un detective privado sea contratado por un misterioso personaje para que encuentre a un hombre desaparecido, investigación que acarrea a la larga extrañas muertes que parecen estar relacionadas con la magia negra. Con giros de tuerca permanentes y un final verdaderamente inesperado, a actuación de Mickey Rourke es quizá la mejor de su carrera, y la participación de De Niro, aun cuando esporádica, trascendental para la trama. Sin duda una de las mejores películas de Parker que en su momento no contaría con la valoración merecida

 

2 – The Wall (1982)

La ópera rock por excelencia, si bien es cierto que Parker solo fungió como un títere directivo, fue su sapiencia la que logró el sublime ritmo y la inmersión actoral – psicológica del relato, trazando un viaje onírico y estético tan hermoso como brutal, tan delicado como violento, tan animado como real, el cual narra bajo los fundamentos del surrealismo una metáfora del músico aquejado por su pasado, presente y futuro y el derrumbamiento de su muro emocional. Genios, Parker, Pink Floyd  y Roger Waters crean un retrato íntimo de la psique humana que a la vez se ha convertido en el himno atemporal de protesta social, política y de poder, desde que casi coincidiera accidentalmente (¿o influyera?) en la caída del muro físico más grande en la historia.

 

1 – Midnight Express (1978)

Una de las cintas más claustrofóbicas y exasperantes (en el buen sentido) que he presenciado, ganadora de 2 Oscar, 6 globos de oro (incluyendo mejor película y mejor actor de reparto para Hurt), 3 BAFTA y nominada a la Palma de Oro, la cinta de Parker escrita por Oliver Stone es un estudio de tortura física y psicológica humana que íntima y hasta cierto grado trasgrede hacía con la audiencia al lograr una dolorosa empatía pocas veces experimentada. La historia sobre un americano encarcelado en una prisión turca por tráfico de drogas representa una serie de brutales actuaciones, pero también uno de los retratos más brutales sobre injusticia. Durísima de ver, Parker construiría uno de los grande dramas y clásicos carcelarios, también repleto de suspenso

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

  • No gano mucho como director, pero Parker me dió buenos momentos, el canal 7 del gobierno jalisciense se lució en su época poniendo varios de sus éxitos y debo decirlo que The Wall es el mejor videoclip de la historia (yo siempre lo veré así pues cubre TODO el álbum y una o dos rolas de regalo), de ahí agrego que me encantó su trabajo en Midnight Express y su adorable y extraña Bugsy Malone y dejo al soundtrack de nuestra vida el tema de Fame

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*