Las 5 Mejores Películas de Felipe Cazals

El pasado sábado falleció el célebre director mexicano Felipe Cazals, una imprescindible figura del cine nacional que con su crudo estilo visual y punzante crítica social, fue uno de los responsables de mantener la credibilidad de la industria en esa difícil transición del cine mexicano de los 70 y 80, con un poco más de 40 títulos como director y ganando el premio del jurado del Festival de Berlín por Canoa, quizá su cinta más emblemática y controversial.

Nacido en Francia pero registrado solo 4 días después como mexicano en la ciudad de Zapopan en México, su pasión por el cine lo lleva a obtener una beca para estudiar en el Institut d’Hautes Etudes Cinematographiques (IDHEC) en París, escuela que abandonaría más tarde para nuevamente regresar a México e incorporarse al programa televisivo “La hora de Bellas Artes”, donde realizaría sus primeros cortos.

Ya en los 60 y con la época de oro terminada, Cazals forma parte de un grupo de resistencia mexicana conocido como El Grupo de Cine Independiente de México (Ripstein también era parte), asociación dedicada a la realización de cine experimental y con la cual Cazals hace sus primeros largometrajes.

Para los 70, Cazals se convertiría en uno de los manifestantes más crudos y realistas del cine nacional, con historias que retrataban una monstruosa realidad desde varios de los puntos, situaciones y/o estratos sociales más polémicos y tabúes de nuestro México.

Uno de los mayores baluartes de nuestro cine, que descanse en paz el gran Maestro Cazals. Aquí sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – Chicogrande (2010)

Por El Cine Actuario

Al mas puro estilo de Cazals al estilo western y emulando un poco la trilogía de la Revolución Mexicana de Fernando Fuentes; Chicogrande es una cinta que cuenta un pasaje histórico donde el general Pancho Villa huía de las tropas americanas refugiándose en una sierra dentro de las montañas. Si bien la historia es bastante sencilla y podría estar cargado de elementos ya conocidos en la cintas que tocan el tema de la Revolución Mexicana, es la maestría que tiene el maestro Cazals lo que hace que una película de formula pase a ser una épica cinta mexicana que se mueve entre la claustrofobia, el western, el tono bélico y hasta la comedia; solo los grandes directores (como Cazals) pueden moverse entre tantos laberintos sin tropezarse.

 

5 – Bajo la metralla (1983)

Por Edgar del Valle

Una de las pocas películas “comerciales” que fue capaz de tocar el tema del movimiento guerrillero en México en los años 60 y 70. Cazals, sin pretender tomar partido relata un atentando fallido de un grupo rebelde de guerrilla urbana adherido a la Liga 23 de Septiembre contra un alto funcionario público y el momento en el que los guerrilleros son sitiados en una casa de seguridad donde tiene secuestrado un hombre por miedo a que los denuncie. El idealismo y el desencanto juvenil se ven retratados sin estereotipos y maniqueísmos políticos preestablecidos, dado paso al criterio personal de los espectadores de esta. En la entrega de los Ariel fue nominada a siete de las categorías más importantes, obteniendo cuatro, entre ellas mejor película y mejor dirección.

 

4 – El Apando (1976)

Por El Cine Actuario

Difícil de ver y digerir, pero que gracias a una estupenda edición y una fotografía espectacular, Cazals crea una experiencia claustrofóbica y a la vez psicológica que nos obliga a meternos en la mente de estos dos sujetos y su declive derivado de su estado de letargo generado por el consumo de estupefaciente y el encierro en el que están. Este elemento funciona de manera impecable gracias a las actuaciones de Salvador Sánchez y Manuel Ojeda. Cazals no busca el morbo, sino crear consciencia y entablar una crítica de los defectos del sistema penitenciario nacional. Su mayor aporte al cine nacional con esta película es que los como la pobreza o la injusticia dejaron de ser retratados con edulcorante y comenzaron a darle una perspectiva mucho más agria.

 

3 – Los Motivos de Luz (1985)

Por Flaco Cachubi

Tomando como punto de partida el interrogatorio al que es sometida Elvira Luz Cruz (una soberbia Patricia Reyes Spíndola), para aclarar las circunstancias y los motivos que presuntamente la llevaron a estrangular a sus cuatro hijos, el director mexicano Felipe Cazals desarrolla un filme desgarrador basado en el caso real de una mujer doblemente enjuiciada; por un lado por las autoridades y, por el otro, por un sector de la sociedad en franca descomposición regido por la violencia física y psicológica. El lente de Felipe Cazals captura una realidad lacerante, una situación que por desgracia prevalece hasta nuestros días y que es consecuencia de la pobreza extrema que aqueja a nuestro país.

 

2 – Las Poquianchis (1976)

Por Edgar del Valle

En el mismo año que “El apando” y “Canoa”, y basada en un hecho real que conmovió a la sociedad mexicana. La cinta nos relata la historia nefasta de tres hermanas apodadas las poquianchis que mantienen una red de prostitución en el Estado de Guanajuato con la complacencia de las autoridades locales, que se ve descubierta ante la aparición de cadáveres de mujeres mandadas a asesinar por ellas. Un relato crudo y sin concesiones sobre la prostitución en los estratos más desprotegidos de la sociedad, verdaderamente sobrecogedora. Una de esas cintas que ningún espectador se atreve a ver dos veces, por no confrontar una realidad evidente. Sin duda alguna uno de sus mejores trabajos, con una atmósfera muy densa, muy oscura.

 

1 – Canoa (1976)

Por Edgar del Valle

Basada en hechos reales acontecidos el 14 de septiembre de 1968 (unos días antes de la masacre de Tlatelolco) narra la persecución y linchamiento de unos trabajadores de la Universidad de Puebla, por parte de los pobladores de San Miguel Canoa, incitados por el párroco local, quien los acusa de ser comunistas radicales, que pretenden apoderarse de la localidad. En 1976 ganó el Oso de Plata de Berlín del premio especial del jurado y ese mismo año también fue nominado al Ariel de Oro por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas. Este filme ocupa el lugar 14 dentro de la lista de las 100 mejores películas del cine mexicano, según la opinión de 25 críticos y especialistas del cine en México, publicada por la revista somos en julio de 1994.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Edgar Del Valle    


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*