Las 5 Mejores Películas de Jean-Paul Belmondo

Jean-Paul Belmondo, no solo uno de los estandartes del cine francés, sino también del ámbito internacional al ser la representación actoral masculina sin duda más famosa de la nouvelle vague, trabajando bajo las órdenes de Chabrol, Truffaut y sobre todo Godard, en lo que significó su clímax artístico entre las décadas de los 60 y 70.

De cuna aristócrata y artística francesa, Belmondo comenzaría su carrera a finales de los 50, no tardando mucho para hacerse de un lugar dentro de la nueva corriente cuando Godard le diera el protagónico en la ahora de culto “Sin aliento”, junto a la musa Jean Seberg.

A través de su naturalidad y talento no solo se iría convirtiendo en uno de los mejores actores franceses, sino que también se iría ganando el mote de “el rostro más feo y seductor de Francia”, debido a esa chispa y pose de “Don Juan” que mantendría dentro y fuera de la pantalla.

Para la década de los 70 Belmondo dejaría la “nouvelle” para instalarse dentro de producciones de acción y de comedia, ampliando su leyenda ahora en el ramo comercial dentro de su país.

Retirado desde 2008 y fallecido el pasado 6 de septiembre, recordemos al gran Jean-Paul con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – La ciociara (Vittorio de Sica, 1960)

Por El Fett

Una de las mejores películas de la post guerra y el neorrealismo, tan conmovedora como brutal y muy adelantada a su tiempo con respecto a la proyección de la fortaleza femenina.  Aunque Loren despliega lo que es una de las mejores actuaciones femeninas en la historia, un naciente Belmondo personifica un disminuido pero aun así simbólico elemento masculino para no solo equilibrar la fortaleza de Loren, sino también servir como contrapunto de la maldad “masculina” que funge como la principal amenaza de esta tensa odisea – escape de la guerra (y que consumará hacía el final de la película con la crudísima secuencia de la doble violación a madre e hija). Una pequeña pero sustancial actuación de un aún debutante Jean-Paul

 

5 – Una mujer es una mujer (Jean-Luc Godard, 1961)

Por El Fett

Triple acta: el debut de Karenina bajo la dirección de Godard, el afianzamiento del director tras su supremo debut dentro de la nueva corriente, y el inicio de la química de Jean-Paul con Anna, los cuáles crearían una de las parejas mpas entrañables dentro de la nouvelle, el cine francés y la historia. Tal vez la película más divertida de Godard en lo que se podría definir como la expresión más básica de la nouvelle: el romanticismo, la comedia, y esos momentos de extrema espontaneidad en los que el director exhibía la pasión por su musa ¿y muso? Obviamente el valor principal radica en la encantadora Karina como la stripper que quiere tener un bebé, pero el triángulo amoroso en la que Belmondo se ve incluido, marcaría también un hito hacía el mundo sobre la libertad y el poder femenino en Europa.

 

4 – El Profesional (Georges Lautner, 1981)

Por Edgar del Valle

Película que narra la historia de un agente del servicio secreto francés que es comisionado para asesinar al dictador y enemigo de su país a un pequeño país de África. La situación política cambia y su labor se trunca, es detenido y es desconocido por sus superiores. Logrando escapar de su prisión, regresa a Francia para cobrar venganza. Aventura que le permitió a Belmondo un cambio total de registro (ahora como héroe de acción y distinguido también por ejecutar sus escenas de riesgo) y ser conocido por una nueva generación de espectadores al convertirse en un gran éxito comercial y mundial. La cinta fue nominada a mejor banda sonora (Ennio Morricone) en los Premios César.

 

3 – Borsalino (Jacques Deray, 1970) 

Por Edgar del Valle

Ambientada en la Francia de los años 30, dos ladrones que se dedican a las apuestas en peleas callejeras y en carreras de caballos, son pretendidos por la mafia por sus habilidades y destreza para las estafas, pero la pretendida colaboración termina en enfrentamiento. La historia de la pareja de delincuentes marselleses conformada por Delon (el actor más guapo de Francia) y Belmondo (el más simpático), fue un gran éxito de crítica y público en todo el orbe, siendo nominada a los Globos de oro como mejor película extranjera y seleccionada para participar en la sección oficial de largometrajes del Festival de Berlín. Cabe destacar que Delon y Belmondo en la vida real eran grandes amigos, algo que se puede notar de manera obvia en la gran química de esta cinta

 

2 – Sin Aliento (Jean-Luc Godard, 1960)

Por El Fett

Primera película de Godard, pocos son los momentos tan evidentes dentro de la historia del cine que marcan un antes y un después, y este definitivamente es uno de ellos. Quizá no sea la primera de la nouvelle vague, pero fue la que estableció y simbolizó su porvenir con un estilo autoral sin precedentes y que de manera irónica, tomaba ciertos elementos (y hasta símbolos y figuras) del occidente para de construir al propio cine negro y convertirlo en esta nueva ola de libertad, auto descubrimiento y naturalidad. Belmondo y Seberg protagonizan esta historia de criminalidad y romance que mostraría un nuevo camino a los cineastas europeos, criticando incluso el modus vivendi de los americanos en una rica tangente simbolizada por ambos

 

Pierrot El Loco (Jean-Luc Godard, 1965)

Por Edgar del Valle

Cinta francesa del género road movie. Con un guion del propio Godard, la película nos plantea el viaje del protagonista en compañía de una niñera contratada por su esposa quien es perseguida por una banda de delincuentes con las que está implicada. Gracias al talento del director y de Belmondo nos encontramos con una película cautivadora y seductora que toca las emociones de los espectadores, y que a la par logró el clímax de la asociación entre Jean-Paul y Anna Karina, inmortalizados a partir de este film gracias a su naturalidad y un par de poderosas secuencias. Por su papel como Pierrot, el actor fue nominado como mejor actor extranjero en los premios BAFTA de 1966 y la cinta Nominada al León de Oro en el festival de Venecia.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


5 Comments

  • Se ve que Belmondo era buena gente, aunque en las películas de Godard siempre le hacía de imbecil jaja

    Reply
  • “Belmondo (el más simpático)” jajaja ese Don Del Valle rifándose como siempre

    Reply
  • Juan Antonio Torres Márquez September 8, 2021 @ 1:48 pm

    Belmondo fue el mejor de su generación. Fue el héroe de mi lejana niñez. La primera película que vi de el fue “El Hombre de Rio” (1964). Yo era muy chico.. tendría unos 7 u 8 años…. por partes recuerdo la trama. La imagen que siempre me viene a la memoria es la de un joven atlético, arrastrándose por las cornisas de los edificios de Copacabana. Hace años lo vi en una versión francesa del clásico de Víctor Hugo, “Los Miserables”, ambientada en la Segunda Guerra Mundial, donde el, como miembro de la Resistencia Francesa, da su vida durante el asalto a un bunker alemán, en Normandía, para ayudar a que las tropas norteamericanas consuman el asalto. Su carisma, su sonrisa, su personalidad le granjeo la admiración de millones de niños y adolescentes de mi generación. ¡Descansa en paz, Bebel!

    Reply
  • The best: Ho!

    Reply
  • D.E.P el hombre más cool de Francia, es una lastima la perdida de una estrella de su calibre, nunca olvidaré su característico gesto al fumar y sus grandes actuaciones, À Bout de Souffle, Pierrot le Fou, La Sirene du Mississipi, Le Professionnel, Le Doulos, L’ Homme de Rio, sin duda quedaran en la memoria de todo buen cinefilo, ¡Descansa en paz genio, siempre te recordaremos Bebel!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*